Servicios

Tijeretazo a pluses de Recope logra leve ahorro en su gasto por remuneraciones

Reducción en convención colectiva equivale a 6% del gasto previsto en ese rubro para 2022. Hay recortes en cesantía, pagos por trabajar en altura y medicamentos

La disminución de pluses en la convención colectiva permitió a la Refinadora Costaricense de Petróleo (Recope) un leve ahorro en el pago por remuneraciones, de acuerdo con información incluida en la última solicitud de ajuste ordinario presentada ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

La exclusión de gastos por sobresueldos de ese acuerdo laboral, que rige a partir de este año, representan un ahorro neto de gastos de operación de ¢1.019 millones, conforme el estudio tarifario ET-082-2022 que presentó Recope en octubre.

La petición de ajuste en los precios de los combustibles para cubrir gastos de operación se encuentra en análisis en la Intendencia de Energía de la Autoridad.

La actual convención colectiva de Recope fue homologada el 28 de mayo anterior por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y asciende a un gasto de ¢46.129 millones en los próximos tres años. Esto equivale a ¢15.376 millones anuales solo en sobresueldos financiados por los usuarios de hidrocarburos hasta el año 2024.

El ahorro de ¢1.019 millones que Recope proyecta para el 2022 representa 6,6% del gasto anual en pluses a distribuirse entre 1.750 empleados.

Sin embargo, al compararse con el costo total por remuneraciones pagado en 2020, que suma los salarios base más pluses, representaría apenas un 2%. En ese año, Recope gastó en ese concepto ¢43.056 millones, de acuerdo con su solicitud tarifaria.

Los ¢46.129 millones que cuesta la convención colectiva de Recope resultaron luego de recortes por ¢23.525 millones obligados por fallos de la Sala Constitucional y restricciones impuestas por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

La anterior convención colectiva devoró ¢69.654 millones entre el 2016 y 2019 en beneficios, sin incluir salarios.

En la solicitud a la Aresep, Recope explica que uno de los mayores ahorros producto de ajustes en la convención colectiva es la disposición de un tope de 8 años por cesantía.

“Conforme a lo anterior, las personas con posibilidad de retiro con ese derecho recibirán cuatro años menos por dicho auxilio. En total se reportan 67 personas con el potencial de retiro. El ahorro se calcula considerando la cantidad de sujetos con la posibilidad de retiro, multiplicado por el salario promedio, y multiplicado por 4 años de rebaja en el tope. Lo anterior totaliza un ahorro de ¢529,0 millones”, indica la Refinadora.

También se eliminó la entrega de dinero para compra de medicamentos, útiles escolares y ayudas financieras en caso de fallecimiento de padres, cónyuges e hijos, así como la Póliza de Protección Crediticia.

Del mismo modo, la compra de lentes para el personal, pluses por trabajar a ciertas alturas, hacer mantenimiento de soldadura, pago de pruebas de antígeno prostático y servicios de ginecología; entre otros.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.