Servicios

Revisión técnica no es ‘rocket science’ pero podría ser más compleja de lo que estima el MOPT

Ministro insiste en que mecánicos de ese ente están capacitados para operar estaciones entregadas por Riteve

“No es rocket science”, dijo el ministro de Obras Públicas y Transportes, Luis Amador, al defender que cualquiera puede realizar las evaluaciones que se efectuaban hasta el pasado 15 de julio en las estaciones de revisión técnica.

El jerarca aseguró que solo se trata de “pasar” los carros por las líneas y que al final los mismos equipos dan el resultado. Alegó que cuenta con personal dentro del Ministerio que puede llevar a cabo la tarea en caso de ser necesario y que no se requiere mayor capacitación.

El pasado viernes Amador defendió nuevamente la idea y aseguró que seleccionó a los 40 mecánicos mejor preparados del Ministerio para que asuman de manera temporal las revisiones de transporte público, maquinaria y carros importados mientras se instala un nuevo operador.

En caso de que ninguna empresa resulte seleccionada o el proceso resulte inviable a causa de los múltiples cuestionamientos legales que enfrenta, el MOPT deberá asumir el servicio, algo para lo que según Amador también están preparados y disponen de esos mecánicos y personal de otras entidades públicas.

¿Qué dice la ley de tránsito sobre las pruebas a las que deben someterse los vehículos para circular por las vías de nuestro país?

El artículo 24 de esa norma indica que la inspección técnica vehicular (IVE) “comprende la verificación mecánica, eléctrica y electrónica en los sistemas del vehículo, de sus emisiones de contaminantes a los dispositivos de seguridad activa y pasiva”.

Además, el reglamento que se creó para la operación de la empresa Riteve SyC detalla la totalidad de equipos que debía haber en cada una de las estaciones para cumplir con los requerimientos indicados en la ley.

Dichos equipos, así como las 13 estaciones fijas y cuatro móviles, pasaron a manos del Estado el pasado 15 de julio, cuando venció el contrato con la empresa española.

Para el exgerente de Riteve Fernando Mayorga la decisión de trasladar esa responsabilidad a personal del MOPT resulta “descabellada”.

“Me dejaron asombrado las declaraciones del ministro acerca de que esto no era rocket science porque los equipos que se utilizan son equipos con un componente tecnológico importante y como cualquier equipo, por muy sencillo que sea, requiere conocimientos básicos sobre cómo deben operarse y cómo se aplican los procedimientos. No es simplemente apretar un botón”, dijo Mayorga.

De acuerdo con el abogado, quien estuvo al frente de la empresa entre el 2004 y el 2015, la operación de las estaciones se compone de todo un proceso de formación del personal, no solo en la parte operativa, sino también de la normativa.

“Eso, además de ser una desvalorización del personal, puede llevar a errores importantes, como lo que se piensa hacer, de poner mecánicos del MOPT y otras instituciones sin tener conocimientos, empezando por la normativa, ya que los inspectores deben conocer muy bien todo el manual de la revisión técnica vehicular, todos los aspectos, qué se considera falta y bajo qué parámetros”, explicó.

Según su criterio, la intención de disponer de 39 mecánicos del Ministerio resultaría, además, inviable, pues como mínimo son necesarios tres inspectores por cada línea, lo que daría la posibilidad de operar apenas 13 líneas en un solo turno. En cambio, cada una de las estaciones de la revisión técnica estaban conformadas por entre cinco y seis líneas que brindaban servicio de 6 a. m. a 9 p. m.

Otro de los puntos señalados por el abogado es que la ley establece que la revisión técnica debe ser realizada por entidades acreditadas por el Ente Costarricense de Acreditación (ECA), y para esto se debe demostrar no solo el buen estado de los equipos, sino también la competencia técnica del personal.

“No sé cómo se va a demostrar, porque son mecánicos en otras áreas, a la primera que haya un equipo que falle o se desajuste no van a poder hacer una comprobación metrológica, por ejemplo, no van a poder dar mantenimiento preventivo, ni hacer la limpieza mínima que se requiere, de manera que poner personal con formación mecánica de instituciones públicas a operar las estaciones es de las cosas más descabelladas”, apuntó.

A eso se suman los requerimientos del personal administrativo que laboraba en cada una de las estaciones y que el Estado tendría que contratar o trasladar de otras áreas para la atención al público, administración de las estaciones, supervisión, entre otras.

El MOPT amplió el plazo para recibir ofertas de empresas interesadas hasta el 29 de julio, según el jerarca, debido a que varias compañías manifestaron su interés en venir a conocer las instalaciones.

Paralelo a esto, la Contraloría estudia la denuncia en contra del proceso para contratar este servicio mediante la modalidad de uso en precario.

Desde el 15 de julio el servicio de revisión técnica está suspendido y, por ende, rige una prórroga para los vehículos a los que les correspondía acudir a la inspección entre los meses de julio, agosto y septiembre. Asimismo, un nuevo decreto, aún sin publicar, ampliaría esa excepción para los de mayo y junio.

Lo que debe incluir la revisión técnica

Estas eran las pruebas que se realizaban en estaciones de Riteve que ahora son del Estado.

FUENTE: Riteve SyC (Antiguo operador).    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.