Servicios

Recope urge a Aresep a rebajar gasolinas en medio de choque entre entidades

Refinadora pide a Autoridad Reguladora usar metodología de cálculo recién aprobada, por considerar que implicaría baja en precios

En otro episodio de su reciente enemistad, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) urgió este martes a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) a rebajar los combustibles con base en la nueva metodología de cálculo que anunció la semana pasada.

La petición la hizo Juan Manuel Quesada, jerarca de Recope, al plantear a la Aresep que eche mano de esa alternativa que, según él, implicaría a corto plazo una caída de los precios locales.

Esa solicitud llega cuatro días después de que se produjera un choque entre las dos instituciones, luego de que la Refinadora decidiera dejar de proponer un monto específico de rebaja o aumento cuando tramita sus solicitudes de ajuste extraordinario, los segundos viernes de mes. El viernes pasado omitió hacerlo y anunció que así será de ahora en adelante.

De esta forma, Recope entregará los datos propios para que la Autoridad realice los cálculos.

“Si bien la Aresep debe calcular y fijar de oficio el ajuste de los combustibles correspondiente al mes de mayo -como lo establece la ley-; simultáneamente, dicho ente podría activar también otra fijación tarifaria que derivaría en una rebaja”, afirmó Quesada este martes en un comunicado.

Según él, eso sucedería “si la Aresep aplica a la brevedad las modificaciones que recientemente se aprobaron a la metodología tarifaria”, mediante resolución RE-0024-JD-2022, transitorio 9.1, la cua fue publicada en el diario oficial La Gaceta el 5 de mayo anterior.

En el comunicado, Recope aclaró que este planteamiento no es una solicitud tarifaria per se, pues insistió en que es respetuosa de la institucionalidad del país y que la Aresep es la responsable de calcular y aprobar las tarifas de los combustibles.

La metodología a la que hizo referencia el presidente de Recope fue aprobada por la Junta Directiva de Aresep la semana pasada con la idea de estrenarla en los próximos meses.

La principal modificación es que ahora se utilizarán los costos reales de rubros como el transporte marítimo de los hidrocarburos al país, los seguros, el flete local, la ganancia de comercialización de las gasolineras y el margen cobrado por la Refinadora. En la metodología actual se utilizan estimaciones de todas estas variables.

El efecto de este cambio, explicó Aresep, es que los precios en el mercado internacional se trasladarán a las tarifas locales de manera más oportuna y estable lo cual, dijo, contribuiría a disminuir el impacto en los precios del llamado rezago tarifario.

El rezago tarifario es una distorsión que pagan los consumidores locales por la espera de más de un mes, entre el día en que se calcula el precio de cada carburante importado a Costa Rica y el momento en que entra a regir.

Para su cálculo, se valoran las diferencias diarias entre el costo del litro promedio de combustible en tanque, menos el precio de referencia internacional vigente por resolución en cada día de venta del mes en estudio.

Todo este cambio en la metodología, sin embargo, no garantiza rebajas pues en realidad todo dependerá de los costos de los hidrocarburos en el extranjeros desde donde se importan al país.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.