Servicios

Recope pide últimas alzas del año: ¢28 más para gasolina súper y diésel

Precio por litro de gasolina súper aumentaría de ¢738 a ¢766; el de gasolina regular, de ¢723 a ¢750; y el diésel, de ¢621 a ¢649 para inicios de diciembre

Los precios de los combustibles en Costa Rica cerrarán este 2021 con un último aumento principalmente por el alza en el costo internacional de los derivados del petróleo que importa el país y la devaluación del colón frente al dólar.

Así lo informó este viernes Alejandro Muñoz Villalobos, presidente de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), al anunciar el nuevo pedido de ajuste extraordinario a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) que implica un incremento de ¢28 en el litro de gasolina súper, de ¢27 por litro de regular y de ¢28 por litro de diésel.

De esta forma, el precio por litro de súper pasará de ¢738 a ¢766; el de gasolina regular, de ¢723 a ¢750; y el de diésel; de ¢621 a ¢649, según el planteamiento del estudio tarifario ET-061-2021.

La Autoridad dispone ahora de 15 días para resolver el pedido y divulgar su decisión en el diario oficial La Gaceta. Los conductores percibirían la baja entre finales de noviembre e inicio de diciembre.

Sin embargo, desde este sábado 13 de noviembre, los precios de ambas gasolinas subirán ¢2 y ¢1 en el caso del diésel luego de publicarse en el diario oficial un ajuste del impuesto único a los hidrocarburos.

Así, el litro de súper quedará en ¢738, el de regular en ¢723 y el diésel en ¢621 antes de entrar a regir próximamente el ajuste anunciado este viernes. Estos, además, fueron los precios que usó de referencia Recope este viernes al anunciar sus alzas.

Según Muñoz, los incrementos que planteó hoy responden al vaivén del mercado exterior del petróleo y los combustibles debido a una mayor demanda de hidrocarburos ante la recuperación de actividades económicas; así como a afectaciones en las operaciones de terminales de refinación de EE.UU. en el estado de Texas con condiciones climáticas que afectaron también los precios.

De paso, el presidente de Recope también sugirió a los consumidores valorar la posibilidad de hacer ajustes a sus vehículos para adaptarlos al consumo de Gas Licuado de Petróleo (GLP) como ruta para disminuir el uso de gasolinas. Según cálculos ofrecidos por el jerarca, esta adaptación tecnológica podría reducir por año el gasto en unos ¢352.000 para un recorrido promedio de 14.685 kilómetros al año.

Ante consultas de la prensa en la conferencia de Recope, voceros de la entidad también informaron de que el gasto de adaptar vehículos para uso de gas GLP ronda los ¢800.000.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.