Servicios

¿Qué hacer si se gana el Gordo navideño?

Asesorarse y tener cabeza fría son los principales consejos de expertos para los futuros millonarios. ‘No hay dinero que alcance con una mala planificación’, afirman

Convertirse en millonario de la noche a la mañana sin duda es motivo de euforia para cualquiera, pero para que esa alegría no se esfume igual de rápido, también es necesaria una dosis de cabeza fría.

Este domingo, uno o posiblemente varios costarricenses podrían ver su suerte cambiar para siempre, una vez que la esfera con la palabra “premio mayor” salga de la tómbola de la Junta de Protección Social. El monto al que podrían hacerse acreedores los ganadores es de ¢40 millones por pedacito, mientras que si alguien pudo comprar un entero del número que resulte favorecido, tendría en sus cuentas al día siguiente ¢1.600 millones.

Aunque suene a una cantidad importante para asegurarse la vida, expertos en finanzas afirman que, sin una adecuada administración, no hay dinero que no se acabe.

Silvia González, socia de Impuestos y Legal de la firma Grant Thornton, recomienda, en primer lugar, documentar todo lo relacionado al premio, con el fin de evitar problemas a futuro, en caso de que Tributación u otro ente pida respaldo sobre el origen de esos recursos.

El siguiente consejo es asesorarse legal y financieramente acudiendo a entes supervisados. Además, es fundamental llevar un control de los movimientos que realice, para lo cual puede optar por apoyarse en un contador que lleve un registro de gastos e ingresos que genere a partir de las inversiones realizadas.

Aunque suene tentador correr a despilfarrar dinero en gustos que tal vez nunca antes se ha podido dar, como viajar o comprar un auto lujoso, lo ideal en primera instancia es cancelar deudas.

Jorge Corrales, gestor de Portafolio del Grupo Financiero Acobo, sugiere, en primer lugar, hacer una lista de objetivos y, con base en esas metas y con asesoría profesional, definir en qué productos invertirá para cada uno de ellos. Así, por ejemplo, si el plan es tener una pensión, debería buscar un plan de inversión en el que asegure, a un plazo determinado, el rendimiento que querrá tener mensualmente en el momento que desee disfrutar de esa pensión.

Es muy común que cuando se habla de qué haría si se gana la lotería, muchas personas piensen que es tan sencillo como guardar el dinero en el banco y “vivir de los intereses”; sin embargo, para esto sería necesario contar con un monto elevado y un plazo mucho más amplio, durante el cual no podrá disponer de esos recursos.

Los expertos recomiendan verificar que las entidades donde se realiza la inversión sean reguladas y oficiales, ya que en esta época existen muchas organizaciones que ofrecen rendimientos altísimos en muy corto plazo, pero sin ninguna garantía. En muchos casos, este tipo de ofertas pueden resultar en estafa.

Silvia González también aconseja evitar hacer pública la noticia de que se convirtió en millonario, por seguridad y también porque esto podría ocasionar que muchas personas se acerquen a pedir préstamos o tratar de estafarlo.

“Es fundamental revisar el plan de gastos, en el sentido de que si, por ejemplo, quiere adquirir una propiedad, lo haga directamente con el dueño, busque asesoría legal para que un abogado investigue si la propiedad está en orden, o, si es con una constructora, verificar que esté inscrita ante el Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC)”, apuntó.

Además, en caso de que se opte por inversiones de ese tipo, las personas deben tener en cuenta que, por ejemplo, adquirir una casa de determinado costo implicará separar una cantidad para mantenimiento e impuestos.

En caso de que el plan sea comprar una propiedad para ponerla en alquiler, también se debe analizar primero el mercado, el tipo de segmento al que ofrecerá ese alquiler, o bien, si busca ofrecerla para comercio, se deben tomar en cuenta factores asociados al entorno donde tendrá la propiedad, periodos en que no estará alquilada y, por ende, no podrá contar con ese ingreso, así como los impuestos correspondientes.

En caso de que decida realizar préstamos con el dinero que se ganó, la experta recomienda “no hacerlo de buena fe”, tener documentación que respalde ese crédito y hacer un estudio previo del deudor.

Además, aunque suene como una opción que muchos tomarían un día después de ganar la lotería, renunciar al trabajo también debe ser una decisión meditada, una vez pasada la emoción del momento.

“Un premio de estos nos permite tomar decisiones para mejorar la calidad de vida, pensar en paseos, mejorar la casa, pero el trabajo no solo es una fuente de ingresos, sino de crecimiento personal; entonces, más bien, hasta pensar en estudios; la idea es planificar las necesidades y la forma en que puedo mejorar mi calidad de vida y no hacerlo de forma precipitada”, agregó González.

Una vez separado el dinero, de acuerdo con los objetivos a mediano y largo plazo, y luego de haber cancelado las deudas, es cuando se podría pensar en darse gustos, como realizar un viaje o comprar un carro.

“Ganarse la lotería puede generar una enorme euforia; las personas pueden sentir que tienen dinero ilimitado y eso no existe, sea cual sea la suma (...). No hay dinero que alcance con una mala planificación financiera”, concluyó Corrales.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.