Juan Fernando Lara Salas. 21 enero
Esta es la primera de dos láminas de la guía visual que divulgó Riteve para ayudar a padres de familia y encargados de menores a verificar el buen estado de los vehículos que lleven a los estudiantes / Cortesía de Riteve
Esta es la primera de dos láminas de la guía visual que divulgó Riteve para ayudar a padres de familia y encargados de menores a verificar el buen estado de los vehículos que lleven a los estudiantes / Cortesía de Riteve

Casi como el mismo celo de quienes realizan la revisión técnica vehicular, los padres de familia deben verificar las condiciones del servicio de transporte contratado para llevar a sus hijos a la escuela o el colegio.

Para facilitar la tarea, la empresa Riteve elaboró una guía de revisión rápida de inspección visual con los puntos claves a considerar.

La intención es este documento permita a los padres o encargados del menor ponerse de acuerdo con el transportista y, al menos una vez al mes, revisar el cumplimiento de aspectos básicos como el estado de llantas, luces y cinturones, entre otros.

La guía, además, podría servir como un parámetro para que los transportistas programen mantenimientos preventivos.

Por ejemplo, la inspección de los microbuses escolares debe incluir aspectos como antigüedad (no más de 20 años), espejos retrovisores, parabrisas, asientos y cinturones de seguridad en buen estado, basurero a bordo, extintor en un lugar bien sujeto y cargado, y un botiquín bien equipado.

Todas las luces y panel frente al conductor deben operar correctamente, llantas en buen estado y rótulos legibles y con las dimensiones correctas.

El parabrisas debe estar libre de adhesivos u otro obstáculo visual.

Además, es fundamental asegurarse de que el servicio cuenta con todos los permisos que otorga el Consejo de Transporte Público (CTP), además de marchamo y por supuesto Riteve.

Riteve extendió sus recomendaciones de seguridad a los padres que llevan a sus hijos en vehículos particulares, en cuyo caso es mandatario por ley y necesario por seguridad poseer los sistemas de retención infantil (SRI), como boosters o sillas especiales.

Para esto, la empresa responsables de la revisión técnica en el país también publicó una serie de videos e imágenes para facilitar el uso e instalación de estos dispositivos. Para niños mayores de cinco años que viajen en moto, se debe garantizar el uso del casco, accesorios de protección y prendas reflectivas.

Riteve recordó la necesidad de que cualquier vehículo esté con la revisión técnica al día, aplicar mantenimiento preventivo al vehículo y atender cualquier ruido extraño u otras señales del motor o carrocería que revelen algún desperfecto.

La guía visual completa puede descargarse en esta dirección: https://www.rtv.co.cr/wp-content/uploads/VisualBuseta.pdf