Servicios

Municipalidad de San José alista nuevas reglas para limitar rótulos en comercios

Normativa estaría concluida a mediados de año. Se pretende reducir la contaminación visual y disminuir la rotulación

Decenas de rótulos publicitarios que en ocasiones ocupan por completo la fachada de edificios dominan el paisaje de San José, lo que provoca contaminación visual, impide apreciar inmuebles con valor arquitectónico, resta valor a la ciudad y ahuyenta a los visitantes.

Con esas consideraciones es que la Municipalidad de San José prepara una actualización del Reglamento de Desarrollo Urbano, con disposiciones para la instalación de publicidad en exteriores, instrumento que no se renueva desde hace siete años.

La nueva regulación impone límites al tamaño de los rótulos, fija la distancia a la que deben colocarse y cómo deben instalarse, de acuerdo a la zona en la que se ubica el comercio. Además, introduce lineamientos para pantallas u otros elementos de publicidad digital.

El texto ya fue aprobado por el Concejo Municipal y fue puesto en revisión por parte de varias instituciones públicas.

“Se establecen algunos parámetros que antes no existían, como que no puede haber pantallas y rótulos al mismo tiempo en un mismo comercio. Además, la publicidad debe distanciarse una de otra en 30 metros lineales a partir del borde y tiene que respetarse esa distancia”, comentó Jairol Araya, arquitecto de la Dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento.

Como parte del proceso, el gobierno local divide la capital en tres “centralidades”, denominadas Centro Histórico, Innovación y González Víquez, para cada una de las cuales se establecieron reglas basadas en criterios como la ubicación, las fachadas de los inmuebles y el tamaño de la publicidad.

En el Centro Histórico, por ejemplo, se pretende reducir la publicidad, por lo que solo permitirán un rótulo por negocio. Esta zona comprende 99 cuadras que van desde el parque Braulio Carrillo (la Merced) hasta el bulevar del paseo de los Estudiantes. Allí autorizarán 0,1 metros de publicidad por cada metro lineal de frente.

La “centralidad” llamada Innovación abarca los distritos Hospital, Merced y Mata Redonda cuyos límites son: al norte con el río Torres, al sur con el río María Aguilar, al oeste con La Sabana y al este con la calle 20. Entretanto, González Víquez limita al norte con la avenida 18, al sur con la avenida 24, al este con la calle 13 y al oeste con la estación de tren al Pacífico.

Mauricio Vega, geógrafo de la Dirección de Desarrollo Urbano de la Municipalidad, afirmó que desde 2018 trabajan en afinar el nuevo reglamento, que estaría listo a mediados del presente año.

“En este momento el proyecto se encuentra en revisión en la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), ya fue aprobado por el Concejo Municipal y después de la revisión de Setena, que es el ente encargado de dar la viabilidad ambiental, tiene que pasar al INVU (Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo) para que sea revisado en un periodo de aproximadamente tres meses.

“Considero que si todo marcha bien, por ahí de junio o julio estaríamos llevando este reglamento nuevamente al Concejo para que dé la aprobación y se publique en La Gaceta”, declaró Vega.

“No estamos en contra de que los negocios tengan publicidad, de lo que sí estamos en contra y, es lo que vamos a intentar corregir con esta reglamentación, son los abusos en publicidad en los edificios”, subrayó el funcionario.

Para Federico Cartín, experto en Planificación Urbana, la falta de regulación y acompañamiento municipal sobre los inmuebles tiene un efecto negativo más allá de la contaminación visual.

“El entorno urbano tiene un valor y un impacto económico, en la medida en que el paisaje urbano va en decadencia eso ahuyenta a la población, al comercio, al turismo; esto no es algo solamente estético, son temas que se deben reglamentar. Lo que terminan haciendo estas cosas es ahuyentar a una ciudad que se ha ido despoblando y que cada vez pierde su incentivo turístico local e internacional”.

Vacíos legales

De acuerdo con la Municipalidad de San José, el Centro Histórico cuenta con 33 edificios con declaratoria de patrimonio histórico y arquitectónico, sobre los cuales no se permite colocar ningún tipo de publicidad en sus fachadas.

No obstante, en edificaciones sin declaratoria, pero que poseen un valor cultural e histórico, como el antiguo Cine Palace, en avenida segunda, se pueden colocar rotulaciones e incluso les pueden variar el color de la fachada.

Royee Álvarez, jefe de Permisos de Construcción de la Municipalidad de San José, admitió que existe ese tipo de vacíos en la normativa y eso les impide fijar reglas más estrictas en inmuebles como el cine Palace.

Álvarez agregó que tampoco hay disposiciones para la utilización de una paleta de colores específica para inmuebles históricos.

“Hoy por hoy seguimos teniendo problemas a la hora que pintan fachadas, porque la Municipalidad no tiene reglamentación para estos casos”.

Paula Córdoba

Paula Córdoba

Estudiante de Comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre Sucesos y Judiciales. Ganadora del premio 2021 Alberto Martén Chavarría de la Cámara Norteamericana de Comercio (AmCham).

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.