Servicios

MOPT necesitaría el 70% de sus mecánicos para operar estación de Riteve en Alajuelita

Luis Amador Jiménez, ministro de Obras Públicas y Transportes, prometió abrir esas instalaciones con personal propio este 12 de agosto para casos urgentes

Para que se cumpla la promesa del ministro Luis Amador Jiménez, de operar temporalmente la estación de revisión técnica vehicular en Alajuelita, San José, con funcionarios del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) se requiere el 70% de la planilla de mecánicos automotrices de esa entidad.

Semanas atrás, el ministro afirmó que 40 mecánicos institucionales se encargarían de realizar las inspecciones de los carros importados y de las unidades de transporte público mientras se define cuál empresa asumirá esas tareas. Según datos de Servicios de Gestión de Personal, el MOPT dispone de 57 mecánicos distribuidos en 24 departamentos en todo el país.

Echar mano de esos trabajadores para la revisión técnica implica dejar al descubierto funciones en el MOPT como diagnóstico de fallas mecánicas y reparación de equipo pesado y liviano institucional, atención de los sistemas eléctricos de los automotores, la inspección y arreglo de sistemas hidráulicos, revisión de suspensiones, frenos y el control de herramientas en los talleres.

Incluso, Nelson Brown, director de Dirección de Control de Maquinaria y Equipo advirtió, por medio de un oficio dirigido a Amador Jiménez, que el traslado de ese personal provocaría una “parálisis” en la atención de una serie de labores que van desde licitaciones hasta atención de emergencias y limpieza de cauces, labores importantes en la época lluviosa.

El funcionario indica en el documento que obedecerá la directriz del jerarca, pero que también estaba en su deber advertir sobre los riesgos de esta decisión, la cual según dijo, significaría “desvestir un santo para vestir otro”.

Amador anunció que el servicio provisional de la estación en Alajuelita empezaría el próximo 12 de agosto. No obstante, no detalló cómo pondría el plan en marcha, si los trabajadores disponibles tienen capacitación para usar los equipos dejados por Riteve -empresa que ofreció el servicio por 20 años- o si serían entrenados.

Alfredo Paisano Chaves, jefe de Gestión de Servicios de Personal del MOPT, certificó que la entidad dispone de 57 mecánicos automotrices repartidos en 24 departamentos, algunos de ellos ubicados en lugares fuera de la Gran Área Metropolitana como San Carlos, Liberia, Turrialba, Nicoya, Guácimo y Puntarenas, entre otros.

En San José, el sitio más cercano al cantón de Alajuelita, el MOPT solo tiene 22 mecánicos, eso quiere decir que para completar los 40 necesarios debería mover trabajadores de otras provincias. Por ejemplo, en Cartago tiene 12, en Alajuela 13 y en Heredia 1.

Los salarios brutos mensuales de esos 57 mecánicos oscilan, según cifras certificadas por el MOPT, entre ¢296.000 y ¢669.000, los salarios más altos corresponden a funcionarios con décadas de laborar para la institución. El empleado con más antigüedad ingresó en 1976.

El costo bruto anual de la planilla de mecánicos automotores es de ¢339 millones. Además de esos 57 trabajadores con ese cargo, el MOPT tiene cinco personas en un puesto denominado como “mecánica de engrase” y otras cuatro en “mecánica de precisión”.

La Nación llamó este miércoles a Amador para consultarle sobre este tema, pero indicó que estaba en una reunión y no podía atender.

Algunas de las consultas para el ministro son: ¿Cómo piensa administrar el recurso humano disponible en el MOPT para operar la estación de revisión técnica en Alajuelita? ¿Tienen esos mecánicos los conocimientos o habilidades necesarias para realizar esa labor? ¿Si se van a realizar capacitaciones, quién las impartió y en qué consisten? ¿Cuánto tiempo tomarán las capacitaciones? ¿Cómo se cubrirán las funciones originales de esas personas?

Fernando Mayorga, exgerente de Riteve entre 2004 y 2015, cuestionó la idea de Amador, pues considera que los mecánicos que realicen la revisión técnica no solo deben saber manejar los equipos, sino conocer la normativa relacionada con la inspección.

“Eso, además de ser una desvalorización del personal, puede llevar a errores importantes, como lo que se piensa hacer, de poner mecánicos del MOPT y otras instituciones sin tener conocimientos, empezando por la normativa, ya que los inspectores deben conocer muy bien todo el manual de la revisión técnica vehicular, todos los aspectos, qué se considera falta y bajo qué parámetros”, explicó Mayorga en una entrevista realizada días atrás.

Otro punto que el jerarca del MOPT sigue sin responder es si requerirá mecánicos de otras entidades estatales para atender la revisión técnica vehicular.

Desde el 26 de julio, se enviaron consultas al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) si disponían de mecánicos en su planilla y otros detalles como el costo, la cantidad y los lugares de trabajo, pero hasta la fecha no se han recibido respuestas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.