Servicios

Minae ordena cierre de La Galera tras derrame de combustible

Medida cautelar se mantendrá por un mes

El Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) ordenó el cierre de la Estación de Servicio La Galera por un mes como una medida cautelar tras el derrame de combustible que se registró el martes.

Según la resolución dada a conocer por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos y firmada por el ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez, la gasolinera ubicada en Curridabat deberá suspender sus labores durante un mes con el fin de evitar riesgos tanto para el ambiente como para las personas.

LEA: Bomberos atienden derrame de 2.270 litros de gasolina en bomba La Galera

En dicho documento también se menciona que la medida cautelar se extenderá hasta que se finalice el proceso administrativo sancionatorio o hasta que se verifique que el sistema de contención de derrames de la estación opera adecuadamente.

El Minae también advirtió que el concesionario debe presentar en el plazo de 24 horas un informe detallado de los hechos ocurridos durante la operación de descarga del combustible, así como un documento que acredite la disposición final del material extraído de las trampas de aguas oleaginosas emitido por un gestor de residuos autorizado por el Ministerio de Salud y preparar un diagnóstico estructural de las trampas de aguas.

De acuerdo con la información de la medida, un primer informe técnico elaborado por funcionarios del Departamento de Ingeniería, refleja que ocurrió un problema operativo en la descarga del producto, lo cual produjo el derrame de combustibles en la zona de tanques que sobrepasó la capacidad de retención de los contenedores de derrames en dichos tanques y eso hizo que una gran cantidad de combustible se desplazara hacia las tampas de aguas cuya capacidad también fue excedida y por esta razón el combustible fue a dar al alcantarillado pluvial.

Según el reporte de bomberos dado a conocer el día del derrame, ocurrió un aseguramiento incorrecto de una manguera por causa de un error humano. Se dio un golpe de ariete en las tuberías.

Al parecer una de las mangueras se desacopló y derramó parte del combustible en el drenaje y alcantarillado público, el cual fue a dar al río María Aguilar.

A partir de la notificación de la medida, la empresa tiene tres días hábiles para presentar una impugnación en caso de que lo consideren pertinente.

Noticia en desarrollo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.