Servicios

Miles de mascotas y animales de producción requieren rescate en la emergencia

Según Senasa, solo en Matina atendieron más de 2.500 perros y gatos el fin de semana; Colegio de Veterinarios hace recomendaciones para cuando dueños deben evacuar

Animales rescatados de inundación en barra de Colorado, Limón. Foto Reyner Montero.

Miles de mascotas y animales destinados a producción también urgen ser rescatados en medio de la emergencia provocada por las fuertes lluvias de los últimos días.

Solo en el cantón de Matina, en Limón, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) atendió más de 2.500 perros y gatos el fin de semana, como indicó a La Nación, este martes.

La cifra, sin embargo, es solo un ejemplo, pues será hasta que bajen las aguas que podría tener un dato más cercano a la realidad.

Según Senasa, más de 1.000 personas que se encuentran en albergues solicitaron ayuda para sus mascotas, como alimento, agua, recipientes, cobijas y correas.

Por eso, la entidad habilitó todas sus oficinas a lo largo del territorio nacional para recibir donativos en horario de 8 a. m. a 3 p. m.

Otra organización que se unió a la casa fue el Colegio de Médico Veterinarios, el cual explicó que los comités municipales de emergencias deben colaborar con las familias que soliciten ayuda para sus animales.

Es decir, si un ciudadano tiene que evacuar su casa y no puede llevarse a su mascota consigo, tiene que avisar a las autoridades locales para que, en coordinación con Senasa, auxilien a ese ser vivo, como expresó Silvia Coto, presidenta de esa organización.

“Si el propietario no avisa que su mascota quedó en un lugar de riesgo, las autoridades no pueden adivinarlo y entonces se van a enfocar en la atención humanitaria, que es fundamental.

“También especificar dónde la dejaron y si estaba identificada con una placa, o si son especies de producción como vacas, si tienen alguna marca, arete o cualquier cosa que sirva para identificarlos”, precisó Coto.

La profesional argumentó que la ciudadanía debe tener claro que en una situación de emergencia como la actual, las brigadas de primera respuesta velarán en primera instancia por la vida humana.

Esto, dijo Coto, provoca que en ocasiones le indiquen a las familias que tienen que huir de sus hogares sin sus animales porque pueden ingresarlos a los albergues y refugios habilitados por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

“Por eso es fundamental que las familias puedan hacer previsiones que permitan a las mascotas sobrevivir al desastre y que luego puedan ser rescatadas”, aseveró la presidenta.

Recomendaciones para dueños de mascotas

Con el fin de que los propietarios de animales puedan prepararse ante desastres naturales, el Colegio de Médicos Veterinarios brindó una serie de recomendaciones.

1. Lo primero es informarse con fuentes confiables, como la CNE, sobre el evento climático que se avecina en la zona de residencia.

2. Contar con un maletín lleno de pertenencias estrictamente necesarias de las mascotas, para poder evacuar rápidamente.

3. Llevar medicamentos por padecimientos crónicos, carné de vacunas o historial médico, platos de comida, agua y alimento para por lo menos una semana, correa, collar y una placa con información para ubicar al dueño.

4. En caso de poder evacuar junto al animal, es determinante asegurar que sea con un transporte seguro, como cajas transportadoras u otros medios que permitan minimizar las posibilidades de que escape durante el traslado.

“En caso de que, desgraciadamente, tengamos que dejar a nuestras mascotas en la propiedad porque la evacuación no permite que las llevemos con nosotros, es fundamental que queden en un lugar resguardado, seco y sueltas, no deben quedar amarradas ni a la intemperie.

“Obvio que en ese lugar tienen que dejarles comida y agua potable que por lo menos les alcance para una semana, y señalar en la parte exterior de la casa que ahí quedaron animales presentes, para que las autoridades puedan ubicar que ahí hay seres que requieren ayuda”, indicó el Colegio.

Los dueños de casas afectadas en Cureña y Cureñita hicieron todo lo posible por rescatar a sus mascotas. Foto Edgar Chinchilla.

Animales pecuarios y silvestres

Otro grupo de animales que se han visto afectados por las inundaciones han sido los destinados a producción pecuaria o avícola, y aquellos catalogados como vida silvestre.

En este caso, los propietarios de ganado o demás especies de granja deben ubicarlas dentro de la propiedad en zonas seguras alejadas de sitios con riesgo de deslizamientos o donde pueda pasar una cabeza de agua, y que sean lugares altos que permitan un escape más sencillo.

También deben quedar alejados al menos cinco metros de postes de tendido eléctrico y árboles grandes, para evitar cualquier tragedia de fuerza mayor.

Asimismo, hay que dejarles alimento para varios días y que queden en un lugar de fácil acceso y salida debidamente señalado para que las autoridades eventualmente puedan ingresar a rescatarlos.

Y en caso de movilizarlos, facilitarle al Senasa un inventario de cuántos animales se tienen de cada especie y cómo están identificados, para que luego se pueda dar aviso a los propietarios.

“En el caso de la vida silvestre, los centros de manejo de rescate cuentan con sus propios protocolos que se activan en situaciones de desastre. Ellos realizarán los procesos y sabrán cómo abordarlos en coordinación con autoridades como el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

“Si nosotros encontramos un animal silvestre en riesgo o lo vemos herido, no debemos bajo ninguna circunstancia tratar de rescatarlo o brindarle apoyo, sino que debemos de comunicarlo a las entidades competentes para que ellos hagan la manipulación”, concluyó el Colegio de Médicos Veterinarios.

En Boca San Carlos muchos animales murieron ahogados por la inundación. Foto Edgar Chinchilla.

¿Y los perros callejeros?

Por último, existen una gran cantidad de animales, principalmente perros, que antes de las lluvias no tenían hogar y que siguen si un techo que los cubra.

Todos ellos tuvieron que afrontar las inundaciones por su cuenta y ahora necesitan más ayuda que nunca.

La Asociación Nacional Protectora de Animales (ANPA) comenzó una campaña para ayudar a estos cuadrúpedos, especialmente en la región del Caribe, una de las más afectadas por las lluvias.

Gisela Vico, presidenta de la organización, explicó a este diario que los ciudadanos tienen que avisar a las autoridades cuando encuentren algún animal de la calle en riesgo.

“Ha habido una evolución en el país porque antes era imposible pensar que alguien iba a volver a ver a un animal callejero y ahora hay movimientos muy fuertes que ayudan en ese sentido, y la CNE, el año pasado, sacó presupuesto para comprar alimento para animales de compañía, cosa que históricamente nunca había pasado.

“Entonces, si uno como ciudadano afectado por la inundación no puede hacer nada en el momento para ayudar a un animal de la calle, tiene al menos acceso a organizaciones para pedir ayuda”, explicó Vico.

La presidenta de ANPA indicó que ya recibieron una gran donación de alimento de parte de la empresa privada y que esperan que mejore el tiempo para llevar la ayuda a las zonas afectadas.

Agregó que seguirán solicitando colaboraciones monetarias por Sinpe Móvil al 8996 3444, ya que luego de desastres como el actual muchos animales quedan heridos o con necesidad de atención veterinaria.

También subrayó que se trata de un trabajo integral y no solo de llevarle comida a los perros en las aceras.

“Muchas de las familias con mascotas incluso le ayudan a animales de la calle, al perro del barrio o al gato que llega todos los días a la casa, entonces no solo estamos cubriendo a la población que tiene dueños directamente, pero siempre canalizamos la ayuda por medio de las fuerzas vivas de la comunidad”, finalizó

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.