Juan Fernando Lara Salas. 20 enero
El pasado 31 de diciembre, un motociclista falleció luego de atropellar a un peatón y luego chocar contra una baranda en la autopista Florencio del Castillo. Oficiales de Tránsito aparecen junto a la motocicleta del fallecido.Foto de José Cordero
El pasado 31 de diciembre, un motociclista falleció luego de atropellar a un peatón y luego chocar contra una baranda en la autopista Florencio del Castillo. Oficiales de Tránsito aparecen junto a la motocicleta del fallecido.Foto de José Cordero

Campañas informativas, rifas de rodilleras para motociclistas y un llamado a más conciencia al conducir son algunas acciones que el Instituto Nacional de Seguros (INS) encamina en otro intento de frenar los accidentes de tránsito que cuestan vidas, dejan lesiones y elvan cada vez las facturas.

El gasto en la atención de estos hechos prácticamente se duplicó en seis años, al pasar de ¢27.162 millones en el 2014 a ¢53.391 millones en 2019; una diferencia de ¢26.695 millones (96% adicional), precisó el Instituto en un comunicado.

Esas atenciones se realizaron al amparo del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) e incluyeron gastos médicos, pago de incapacidades, rehabilitación, implementos ortopédicos, indemnizaciones a familiares de fallecidos, gasto administrativo imputable a los siniestros, entre otros factores.

A partir del 2016 el incremento se aceleró porque, explicó la entidad, a partir de ese año se eliminó la cobertura ¢3,5 millones disponible entonces para motociclistas y se implementó la cobertura única de ¢6 millones. Esto equiparó las coberturas de los motociclistas con el resto de vehículos.

Además, la complejidad de las lesiones y la gravedad de los accidentes, también han elevado los costos de la atención médica.

El año anterior al amparo del SOA, el INS atendió más de 30.000 casos de los cuales, 54% (al menos 17.000) eran motociclistas quienes recibieron atención médica en centros de salud del Instituto.

De todas de cirugías realizadas por el Hospital de Trauma del INS (HDT), 39% de los casos correspondieron a casos del SOA y de ese porcentaje, 64% fueron pacientes que circulaban en motocicleta.

Entre los cantones con un índice más elevado de accidentes figuran Pérez Zeledón y Puntarenas.

Frente a esta realidad, el INS prepara en conjunto con otras instituciones, una serie de campañas de concientización en estas zonas.

“Vemos con preocupación este aumento en casos atendidos vinculados directamente con accidentes de tránsito. Pese a los esfuerzos de la aseguradora por brindarle a la población los mejores y más eficientes procesos de indemnización de riesgos, los accidentes en carretera constituyen uno de los problemas más serios que atendemos”, aseguró el gerente general del INS, Luis Fernando Campos.

Para Campos, muchos se pudieron evitar de haberse tenido más precaución, conciencia y cuidado al conducir.

La semana anterior, como parte de los esfuerzos interinstitucionales para disminuir las muertes y lesiones sufridas por motociclistas en accidentes de tránsito el INS anunció el lanzamiento la campaña, “la prevención no es moda, es una forma de vivir”.

Además, en próximos meses la aseguradora rifará 6.000 rodilleras articuladas entre motociclistas.

Para participar, el Instituto solicitó a los motorizados ingresar al sitio web laprevencionnoesmoda.ins-cr.com/ donde podrán encontrar información sobre cómo prevenir accidentes de tránsito y un formulario para participar en la rifa.

El 2019 cerró con 217 motociclistas fallecidos, la cifra superó en 15 a las víctimas mortales del 2018, por accidentes con este vehículo involucrado.

Según un análisis realizado por La Nación sobre los decesos en vías en los últimos ocho años, los motociclistas representan el 40%.

La Policía de Tránsito reconoce que debe zocar tuercas para tratar de reducir la siniestralidad en motocicleta. Fuente: Policía de Tránsito.
La Policía de Tránsito reconoce que debe zocar tuercas para tratar de reducir la siniestralidad en motocicleta. Fuente: Policía de Tránsito.