Servicios

Claudia Dobles: Pago electrónico interconectará buses, trenes y bicicletas

Primera dama defiende que el modelo no es solo un datáfono, descarta llegada de tarjetas tipo prepago y más bien apuesta a transacciones mediante celulares

La llegada del pago electrónico, ese que los costarricenses de transporte público llevan años esperando, causó desilusión el lunes anterior cuando se estrenó en los trenes.

Esto por cuanto decenas de usuarios han criticado el hecho de que la modalidad se haya reducido a “dar datáfonos a los cobradores”.

Sin embargo, la primera dama, Claudia Dobles, defendió los avances e insistió que lo implementado va mucho más allá de la posibilidad de pagar con tarjetas de débito o crédito.

En entrevista con La Nación, Dobles quien ha sido impulsora de este proceso en la modalidad de tren, explicó que detrás del ‘tap’ o el acto de pasar las tarjetas por los validadores, existe todo un engranaje de recopilación de información que se traducirá en beneficios para los usuarios, que irán desde la posibilidad de ajustar tarifas hasta incrementar recorridos según demandas.

¿Qué implica el pago electrónico y por qué dicen que es más que un datáfono?

–Lo que se inició con la primera etapa de pago electrónico no es la incorporación de un datáfono, no son datáfonos, se llaman validadores que manejan información distinta y se conectan al sistema del Banco Central. No es poner datafonos, está lejos de eso.

“Esa información que se gestiona en una plataforma única que maneja el Estado mediante el Banco Central y es la que genera información para las diferentes instituciones”.

–¿Cómo se van a incorporar otros dispositivos?

–La idea es que el sistema crezca con otros dispositivos como por ejemplo relojes inteligentes y teléfonos mediante códigos QR ligados a una aplicación enlazada a este sistema del Sinpe TP.

“No se está pensando en la incorporación de una tarjeta prepago, porque las tarjetas prepago son sistemas cerrados, ya muchos costarricenses están familiarizados con el pago con sus teléfonos mediante aplicaciones.

“Los sistemas de transporte público que tenían originalmente un sistema con prepago más bien están migrando a las herramientas que todas las personas tienen a su alcance, que no hay que gestionar un plástico más sino que pueden utilizar su reloj inteligente o su teléfono para pagar con un código QR”.

–¿Esto podría excluir a personas no bancarizadas o adultos mayores?

–Justamente por eso no iniciamos este proceso gradual excluyendo el efectivo, porque queríamos una transición amigable y todavía hay muchas personas que usan el transporte público que no están bancarizadas, a pesar de que tenemos un porcentaje de bancarización alto.

“Esto también busca incentivar la bancarización. El porcentaje de penetración de teléfonos inteligentes es superior al de bancarización, eso nos incluye a una población más grande pero por eso justamente no se está excluyendo el efectivo, lo que queremos es generar incentivos para que la gente migre a los mecanismos de pago electrónico pero no podemos obligar a la gente cuando hay poblaciones que requiere un tiempo para esta adaptación.

–¿Para autobuses también se descartaría el uso de tarjetas prepago?

–Correcto. El sistema va a ser uno solo, porque para poder generar esta información suficiente, para poder dar criterios importantes con base a análisis de datos, para generar política pública, necesitamos un mecanismo que genere información, ahí es donde tenemos un valor agregado en el análisis de datos despersonalizados que genera este tipo de plataforma.

–¿Cuál es el plazo para incluir los mecanismos de pago mediante celulares o relojes inteligentes?

–A partir del próximo año se empezarían a implementar otros mecanismos, conforme también la capacidad de la pasarela de transporte ligada al sistema de recaudo vaya creciendo en capacidad de gestionar esa información.

–¿Qué tipo de información esperan obtener del sistema de pago electrónico?

–Nos va a generar demanda, nos empieza a decir dónde hay movimiento de gente, a qué hora se mueve la gente y ese tipo de información ayuda a generar políticas públicas.

“Ya con esa información que lograremos tener en tiempo real, se pueden tomar decisiones, ya podemos ver que hay rutas que van a necesitar más frecuencias, otras tal vez no las requieren tanto.

¿Cuándo se daría la integración con los autobuses que también están por iniciar el proceso de pago electrónico?

–Lo que tenemos planeado es que el primer trimestre del próximo año podamos incluir rutas de buses, ya se está trabajando en eso. Se ha hecho un análisis de las diferentes rutas de buses para entender cuáles tendrían más facilidad de transicionar.

-¿Qué beneficios representaría para la gente que el Gobierno tenga toda esa información para tomar decisiones?

–Por ejemplo la fijación tarifaria, es una fijación que se hace propiamente por la demanda, y en pago electrónico vamos a tener una demanda mucho más detallada en tiempo real, mucho más cercana a las necesidades de movilidad de las personas, eso nos va a permitir tomar decisiones acerca de rutas, fortalecer servicios y hacer ajustes que beneficien la experiencia de usuario.

“Y aparte este sistema de gestión de la información nos va a permitir transparentar la información a los usuarios, que es una de las grandes quejas, que hay muy poca información de rutas, frecuencias, y esto lo que nos permite es no solo digitalizarlo sino también transparentar a los usuarios información pública”.

–¿El sistema contempla una plataforma que brinde detalle de las rutas, mapas, frecuencias y tarifas en tiempo real?

–Claro, pago electrónico nos va a permitir mucha de esa información y por eso hay un rubro en esa gestión de la información que la plataforma haría una vez que esté completa.

“Pero uno de los rubros del análisis de esa información es la información que pondremos a disposición de los usuarios. Ahí podríamos generar mucha más transparencia, más trazabilidad e información que se pueda usar por cualquier persona incluso para fines académicos.

–¿La incorporación del sistema va a impactar las tarifas?

–No hay una modificación tarifaria en esta incorporación de pago electrónico para Incofer (Instituto Costarricense de Ferrocarriles).

“Nosotros consideramos y esto es algo que doña Elizabeth Briceño ha puesto sobre la mesa, que más bien el pago electrónico siendo un mecanismo mucho más fácil para el pago en los trenes va a reducir el número de personas que en este momento no pagan el servicio, que en el caso de Incofer es un porcentaje importante de gente y va a ayudar a poder reducir este porcentaje, porque los “rojos” que son los cobradores van a poder hacerlo de una manera mucho más rápida porque ya no tendrían que gestionar efectivo”.

–¿Se valorará que la integración de tarifas sea intermodal, por ejemplo que como usuario pague una tarifa por un recorrido que sea mitad tren y mitad bus?

–El pago electrónico es una caja de enchufes, no solo nos permite gestionar información para diferentes instituciones sino que nos permitirá conectar modalidades de transporte, el pago no solo podría gestionar intermodalidad entre trenes, buses y entre tren y bus, sino que podría gestionar otro montón de modalidades.

“Podría gestionar alquiler de bicicletas, pago de taxis, o de otras modalidades de transporte que existirán porque aparte el sistema de transporte público y sus modalidades son dinámicas, van cambiando en el tiempo.

¿Cómo van a hacer que esto que se está dejando sea una política de Estado que se mantenga y no que una nueva Administración llegue con otras ideas y otras plataformas?

–Otra Administración para poder hacer un cambio de rumbo tendría que tener una justificación, la ventaja del trabajo intenso que se ha hecho es que justo lo que queríamos era dejar el sistema andando, porque conforme la gente se apropia del sistema es más difícil que de un día para otro te digan ya no vas a poder volver a pagar mediante pago electrónico.

“Creemos que se ha construido de manera responsable, con ciencia y técnica, tomando en cuenta las mejores prácticas de otros países, se ha hecho con seriedad y justamente por eso es que se ha iniciado con una etapa de tren para iniciar de una manera controlada e irlo haciendo crecer de una manera más progresiva pero el objetivo es dejarlo implementado en tren y en buses”.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.