Servicios

Aresep reitera urgencia de rescatar sistema eléctrico del control del ICE

Advierte de poca independencia del centro a cargo del despacho de energía. Otros actores del sector también abogaron por cambio durante foro organizado por ‘La Nación’

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y voceros de sectores productivos reiteraron la necesidad de rescatar al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) del control del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por considerar que funge como juez y parte en la planificación y dinámica de la actividad.

Mario Mora, intendente de Energía de la Aresep, hizo énfasis en la urgencia de brindar independencia financiera al Centro Nacional de Control de Energía (Cence) y liberarlo del ICE, de forma que la rectoría en el despacho de energía nacional la asuma el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

Así lo manifestaron en el segundo foro de la serie “Desafíos del Bicentenario”, organizado por el diario La Nación y que se enfocó en los retos de la generación eléctrica nacional.

Según expresó el intendente, el hecho de que el personal del Cence sea pagado por el ICE le resta independencia al tomar decisiones en el despacho de electricidad al ser parte de esa empresa pública, dedicada al negocio eléctrico.

Su criterio coincide con señalamientos de la Contraloría General de la República para la cual es una desventaja que el ICE tenga el dominio de la operación del SEN y el mercado eléctrico, donde es el actor principal porque dirige y coordina el despacho de electricidad. Así lo consignó en un informe de auditoría en 2019.

Mora también criticó la última versión del Plan de Expansión en Generación del ICE, que es la hoja de ruta para inversiones en el sector, por la ausencia de alguna mención a las diversas tecnologías disruptivas que hoy alteran modelos y mercados de electricidad en el mundo.

“No se habla de generación distribuida o almacenamiento en baterías, o articular operadores públicos y privados u optimizar la capacidad de generación instalada. Por eso hay que impulsar una transformación del SEN centrado todo en planificarlo bien en nombre de todos los actores”, manifestó Mora.

Shirley Saborío, vicepresidenta del Consejo de la Promoción de la Competitividad y moderadora del foro, pidió Salvador López Alfaro, director del Cence, pronunciarse sobre esta solicitud de darle a esa centro más independencia para impulsar un despacho de energía basado en el precio más competitivo, sin importar si el proveedor es público o privado.

López, sin embargo, evitó referirse a este aspecto. En su lugar, inició su exposición refiriéndose al marco legal del país, que en su opinión, ha permanecido muy estático. Tanto, dijo, que la transformación tecnológica llegó tan velozmente que el negocio eléctrico no percibió su llegada.

Para López, lo más importante es preservar la estabilidad financiera de las empresas del sector ante estos cambios.

“Lo peor que le podría pasar a Costa Rica es que el ICE y otras empresas eléctricas no puedan ser sostenibles financieramente”, insistió en incorporar todos los cambios y mejoras al sistema, siempre y cuando se resguarden las finanzas ICE.

Más críticas y llamados

Carlos Montenegro, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) reconoció que por años el ICE haya logrado una matriz de generación 100% con fuentes limpias y accesible para la gran mayoría de usuarios del país, pero criticó abiertamente la escasa planificación.

Citó, por ejemplo, que Costa Rica dispone de 3.566 Megavatios (MW) de capacidad de generación entre todas las plantas instaladas (públicas o privadas), pero la demanda máxima documentada apenas ha llegado a 1.738 MW en un día.

“Esto aumenta los costos debido la escasa planificación y el exceso de gasto en inversiones. Como Costa Rica no moderniza su marco legal, tampoco tiene un mercado eléctrico competitivo y con un ICE en condición de monopolio. Ese es nuestro mercado eléctrico”, comentó.

Montenegro reclamó que el país carezca de plazas comerciales, minorista y mayorista, para transar energía en situación de competencia, lo que dispara los costos de intermediación a favor del Instituto y también las tarifas de todos.

Eso explica, afirmó, que el ICE genere casi 70% de la energía utilizada en el país, cobre peajes por la distribución en sus redes del 100% de la electricidad generada por todos los integrantes del mercado y, además, genere ingresos por el suministro de luz a casi 80% de los consumidores nacionales.

Jorge Manuel Dengo Garrón, vicepresidente de la Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope) también insistió en liberar al Cence del ICE.

“Hay que otorgarle más transparencia e independencia del Cence para generar más competitividad al sector. El plan de inversiones del sistema eléctrico lo elabora el ICE para el ICE porque no incorpora necesidades de otros usuarios. En su última versión, por ejemplo, ni siquiera menciona el transporte eléctrico, al cual le apuesta el propio Gobierno”, señaló el vocero de Acope y nieto de uno de los fundadores del Instituto, Jorge Manuel Dengo Obregón.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.