Salud

Síntomas de ómicron no ameritan acudir a servicios de emergencia, pero sí aislamiento estricto

Especialistas recomiendan qué hacer si algún familiar se contagia o cómo cuidar a nuestros parientes si somos nosotros los infectados en el nuevo contexto de la pandemia

Costa Rica acaba de iniciar el tercer año de pandemia en medio de una nueva ola de covid-19 dominada por la contagiosa variante ómicron. El preocupante aumento de contagios no solo implica un posible incremento de incapacidades laborales sino también mayores atrasos en la notificación de órdenes sanitarias, por lo que ante la posibilidad de contraer el virus es determinante identificar la enfermedad antes de que sea tarde.

Dolor de garganta, congestión nasal y malestar general son las señales más claras de la llegada de la nueva variante del coronavirus y, aunque una prueba PCR no lo confirme, es muy probable que sea covid-19 y lo más importante que hay que hacer en ese momento es tener un aislamiento estricto.

No será necesario acudir a los servicios de emergencias si el nivel de afectación no lo amerita, ya que aunque ómicron es muy contagioso, sus efectos pueden atenderse con medicamentos, reposo e hidratación y solo se requiere atención clínica cuando se perciben problemas respiratorios fuertes.

Así lo indicaron a La Nación los médicos de familia María Alejandra Jiménez y Esteban Medina, así como la enfermera Lisseth Mata, al ser consultados sobre cómo se debe reaccionar si el virus cruza la puerta del hogar en este nuevo contexto pandémico que dista mucho de los primeros meses de 2020.

Los profesionales explicaron que aunque los cuidados básicos como el distanciamiento social, el uso de mascarilla y las medidas de higiene siguen siendo las principales armas para combatir la enfermedad, la nueva variante implica que dichos protocolos se deben ejecutar con mayor rigurosidad.

Principalmente, dijeron, porque con el pasar del tiempo la población se ha relajado cada vez más con las acciones que se tienen que llevar a cabo para evitar contagios y la falsa idea de que ómicron es un simple catarro complica que las precauciones se concreten a cabalidad y con compromiso.

“No es solo aquí, es en todo el mundo. La gente se ha cansado de estar aislada y de tener limitaciones. Es más, se ha cansado hasta de lavarse las manos”, lamentó la doctora Jiménez, quien labora en el servicio de atención telefónica domiciliar del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (Cendeisss), de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La médica recordó que cuando se realiza aislamiento en una casa donde viven más personas, es fundamental no compartir absolutamente ningún utensilio y tratar de evitar cualquier tipo de contacto físico. Incluso, de ser posible, mantenerse en cuarto aparte y con baño propio o desinfectar el baño comunal cada vez que se usa.

“Si yo estoy contagiado y el resto de mi familia todavía no ha adquirido la enfermedad pues no me voy a sentar a comer con ellos, porque el hecho de compartir a menos de 1,8 metros de distancia en un ambiente cerrado aumenta la probabilidad de que los demás se infecten y, en este caso, es todavía más alta de lo que era previamente con otras variantes del coronavirus”, mencionó la especialista.

Jiménez también resaltó que si se contrae covid-19 es necesario aislarse por al menos 10 días sin importar la gravedad o no de los síntomas y que esa cuarentena implica no asistir a reuniones, paseos ni tampoco visitar a otros familiares o recibir personas en el lugar donde se guarda reposo. Sin excepciones.

Cuidado con las mascarillas

También Esteban Medina señaló que aunque esos cuidados se pueden llevar en casa, se debe tener mucha prudencia para no poner en riesgo a los demás. “Por ejemplo, no voy a tirar las mascarillas que use en el bote de basura de todos, porque luego cuando los demás saquen la basura se pueden infectar”, dijo.

También mencionó que no es recomendable utilizar cubrebocas de tela o quirúrgicas simples de una capa porque diversos estudios han demostrado que tienen muy poca efectividad contra la nueva variante del virus y es preferible comprar mascarillas tipo KN95 o aquellas que cuentan con varias capas de protección.

Medina, quien además es director del Área de Salud de San Francisco-San Antonio, administrada por Coopesana R. L., advirtió de que no se deben consumir remedios caseros de dudosa efectividad para los síntomas ni tampoco mezclar productos de limpieza como desinfectante con cloro para limpiar las superficies.

La enfermera Lisseth Mata recomendó a los pacientes en aislamiento mantenerse informados con base en datos científicos y noticias confiables sobre el avance de la pandemia, verificar constantemente su temperatura e informarle a sus contactos que se vayan a hisopar para descartar que los haya contagiado.

“Aislamiento, aislamiento y más aislamiento, esa es la principal recomendación en este momento, porque de esa manera en un cuidado mutuo; nos protegemos nosotros y al mismo tiempo a los demás”, concluyó la trabajadora de Coopesaín, quien pide a la población hacer conciencia de que la pandemia no ha terminado.

Medina recordó que siempre el mejor refuerzo para contrarrestar el virus es vacunarse, ya que se ha comprobado científicamente que es la principal herramienta para combatir la enfermedad. “No es para erradicarla porque sabemos que eso no va a pasar pronto, sino para minimizar sus efectos”, añadió el especialista, quien además lamentó que sigan llegando personas a su área de salud para solicitar supuestos exámenes para evitar la dosis.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.