Juan Diego Córdoba González. 1 abril
Siname advierte que personal de áreas de medio o bajo riesgo de propagación de coronavirus en hospitales de la CCSS carece de equipo para enfrentar emergencia. En la imagen los pasillos del Cenare, centro médico adecuado para recibir a pacientes positivos de covid-19. Fotografía: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto
Siname advierte que personal de áreas de medio o bajo riesgo de propagación de coronavirus en hospitales de la CCSS carece de equipo para enfrentar emergencia. En la imagen los pasillos del Cenare, centro médico adecuado para recibir a pacientes positivos de covid-19. Fotografía: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

Frente a la emergencia sanitaria por la propagación del nuevo coronavirus, los médicos especialistas exigen a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) mayores medidas de protección para el personal de salud ante los riesgos de contagio de la enfermedad.

Con ese reclamo, el Sindicato Nacional de Médicos Especialistas (Siname) presentó un recurso de amparo contra esa institución, pues considera que no se están implementando todas las acciones ni se cuenta con el equipo suficiente para proteger del virus a médicos, enfermeros y demás personal hospitalario.

Muestra del riesgo que tienen frente a la pandemia es que el 17% de los enfermos de covid-19 en este momento corresponde a personal de salud, argumentó el presidente del sindicato, el médico Mario Alberto Quesada.

El porcentaje resulta de la ultima cifra de funcionarios de salud contagiados dada a conocer por el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, quien el domingo pasado informó de que registraban 53 trabajadores enfermos.

“Se nos están enfermando por decenas y por centenares se envían a sus casas al personal de salud. Nuestra exigencia es que la institución se sincere, porque, una de dos, o es que ellos creen que no (hay peligro), o es porque no se tienen insumos suficientes.

“La sensación que a uno le da es que nos dicen ‘vayan, a unos les damos equipos de protección a otros no, si uno cae pues le damos el equipo de protección que queda’. Ese sería el peor de los escenarios en esta emergencia”, afirmó Quesada.

El gremio de especialistas médicos denunció, que si bien el personal que tiene contacto directo con pacientes positivos de covid-19 sí tiene equipos de bioprotección, no sucede lo mismo con zonas de menor riesgo.

Se requieren entre otros equipos, mascarillas, guantes y batas.

“En cuanto a las áreas de moderado riesgo, entendemos que hasta ahora se están entregando, pero hubo un momento en que no tenían protección suficiente. El problema está ahora en las famosas áreas que la Caja interpreta como de bajo riesgo, que ya claramente tenemos evidencia de mucho funcionario en cuarentena por el contacto con funcionario o paciente positivo”, afirmó Quesada.

El temor de los médicos es que se esté dando un contagio comunitario de forma silenciosa, y que personal médico de zonas de peligro reducido, entren en contacto con pacientes y funcionarios sospechosos.

“Sabemos que hay más de 400 funcionarios de diferentes niveles de riesgo que están en cuarentena. Por eso decimos que la CCSS está en obligación de dar las medidas necesarias de seguridad a su personal para evitar que se contagie. Lógicamente, para la seguridad y salud del funcionario. También para que no vaya en detrimento de la parte económica, porque con la incapacidad se pierden jornadas", dijo.

El presidente de Siname insistió en la urgencia de proteger a los médicos especialistas ante las amenazas del coronavirus, pues es capital humano limitado, que de enfermarse puede diezmar a equipos especiales de hospitales.

Como ejemplo citó la Unidad de Neurocirugía del Hospital México, que ante casos positivos tuvo que enviar a cuarentena al 70% del equipo.

También en el Hospital San Rafael de Alajuela estaban, a mediados de marzo, 150 trabajadores incapacitados, pues ese centro de salud se convirtió en un foco de contagio debido a un médico que se enfermó tras un viaje a Panamá.

La gestión del Siname ante la Sala está en estudio de admisibilidad.

‘Sí hay equipo’, dice CCSS

El presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, afirmó este lunes en conferencia de prensa que tienen provisiones disponibles de equipo de bioprotección para la emergencia.

“Hay una gran cantidad de insumos, especialmente equipo de protección personal: mascarillas, guantes, batas impermeables, gafas de protección y tenemos un stock con un inventario en el almacén central y eso se distribuye a los centros del país que lo requieran para proteger a nuestro personal”, declaró.

Esa posición fue compartida por Daniel Quesada, director del Centro de Atención de Emergencias y Desastres de la CCSS, quien afirmó que los equipos de protección por ahora son suficientes, pero que ingresarán más en los próximos días.

"En este momento, tenemos equipo suficiente para las unidades, que hagan el pedido y se les despacha", señaló Quesada.

Según la CCSS, el equipo disponible consiste de 6.600 unidades de mascarillas tipo n95, para personal médico que tiene contacto directo con pacientes positivos.

Además llegarán dos pedidos por 300.000 y otro por 640.000 los días 9, 13 y 18 de abril.

Disponen de 1,2 millones de mascarillas quirúrgicas, y se tramitó una compra de 3 millones de unidades.

Mientras que se cuenta con 6.000 botas impermeables.

Por último, tienen 300 lentes, pero están por ingresar 70.000 unidades, según indicó el presidente ejecutivo de la Caja.

También, dijeron los funcionarios, se hace un esfuerzo para concretar una alianza público-privada para la producción local de esos insumos.

Sin embargo, el Sindicato insiste en la falta de equipo.

“No solo se pone en peligro al funcionario, sino que se puede convertir en transmisor y agregado a eso, impedimos que ese funcionario esté atendiendo pacientes durante 14 días, en el mejor de los casos”, afirmó Quesada.

La semana pasada, la Sala acogió para estudio un reclamo de un grupo de médicos del servicio de Consulta Externa del Hospital San Juan de Dios contra la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Salud.

En el documento, que se tramita bajo el expediente 20-005730-0007-CO, los nueve doctores firmantes señalan que ninguna de las medidas de seguridad y prevención que han tomado las autoridades de Salud hasta ahora y ante la propagación del nuevo coronavirus, covid-19, les incluye a ellos directamente, ni a sus pacientes.