Salud

Vacunados de entre 30 y 39 años son quienes más efectos secundarios reportan

Solo 0,2% de inmunizados comunicó reacciones o malestares, informó Ministerio de Salud

La clínica Ricardo Jiménez Núñez vacunará contra la covid-19, este domingo, a los usuarios que pertenecen al área de salud Goicoechea 2 en seis vacunatorios en el Walmart de Guadalupe.

En el reducido universo de costarricenses que reportan reacciones adversas luego de vacunarse contra la covid-19, las personas de entre 30 y 39 años figuran como las más afectadas.

Según un reciente reporte del Ministerio de Salud, solo el 0,2% de los individuos que habían sido inoculados hasta el pasado 30 de julio dijo haber sufrido algún efecto secundario.

Dolor de cabeza, dolor en el brazo donde recibió la dosis, fiebre o febrícula, fatiga o cansancio y dolores musculares figuran como los síntomas más frecuentes.

Así se desprende de las notificaciones de 5.015 personas que recibieron la vacuna de Pfizer y de 2.133 a quienes se les aplicó la dosis de AstraZeneca.

El estudio detalla que el grupo poblacional más afectado es el que tiene entre 30 y 39 años.

Quienes recibieron las dosis de Pfizer reportaron trastornos del sistema nervioso, como dolor de cabeza, dolor en el lugar de la vacuna y fiebre. También se registraron erupciones en la piel.

Mientras tanto, los vacunados con AstraZeneca reportaron dolor de cabeza y fiebre, pero además dolores musculares y dolor general.

Según el reporte de Salud, en el mismo periodo se contabilizaron 36 casos graves asociados con las vacunas, de los cuales 13 corresponden a personas que fallecieron (12 tras vacunarse con Pfizer y una persona vacunada con AstraZeneca).

El Ministerio detalló que después de analizar cada uno de los casos se determinó que tres de los fallecidos fueron considerados como condicionales.

Esto significa que la secuencia temporal es razonable y la reacción no se explicaría por el estado clínico del paciente, pero el cuadro presentado no es conocido como efecto indeseable de la vacuna.

Ocho casos se clasificaron como improbables, es decir que carecen de reportes previos y no cumplen con los criterios anteriores para establecer una relación de causalidad con la vacuna.

Dos casos se clasificaron como posibles, lo que significa que pudo deberse a otros factores del paciente.

En relación con los demás casos clasificados como graves, se determinó que hubo 13 probables por la potencial relación entre el síntoma y la aplicación de la vacuna.

Además, seis casos se determinaron como posibles, pues pudo deberse a otros factores del paciente, y cuatro casos se calificaron como condicionales, lo que significa que podría estar condicionada a patologías presentadas por el individuo que pudieron desencadenar el padecimiento.

Las personas pueden reportar los eventos de salud que presenten tras la vacuna tanto en el centro médico donde recibieron la dosis, como en el sitio www.notificacentroamerica.net.

Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social, hasta este martes 31 de agosto 1.219.482 de personas en el país ya cuentan con el esquema completo de la vacuna contra el coronavirus y 3.059.023 tienen al menos una dosis.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.