Irene Rodríguez. 7 mayo
El mecanismo COVAX es una iniciativa global que busca que el 20% de las personas con más riesgo en todo el mundo tengan vacunas contra la covid-19. Fotografía: John Wessels / AFP
El mecanismo COVAX es una iniciativa global que busca que el 20% de las personas con más riesgo en todo el mundo tengan vacunas contra la covid-19. Fotografía: John Wessels / AFP

El mecanismo Covax, que busca dotar con vacunas contra la covid-19 al 20% de la población con más riesgo de todos los países, enfrenta atrasos para cumplir con sus entregas.

Falta de dosis y tiempos de producción más lentos son algunas de las razones de la demora.

Costa Rica adquirió a través de esta iniciativa 2 millones de dosis para proteger a 1 millón de personas. Los primeros insumos en llegar serían 254.400 dosis de la compañía AstraZeneca, pero solo se han recibido 43.200, el 7 de abril.

El segundo envío estaba previsto para finales de ese mes o principios de mayo, pero aún no hay fecha para su llegada.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), encargada de vigilar los envíos de Covax en la región, señala que ya varias naciones han recibido su segunda entrega, pero se avanza más lento de lo previsto.

Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, señaló que cuando se tengan detalles de fecha, cantidad, hora y vuelo, cada país será informado.

El objetivo de Covax, según Barbosa, es que para finales de mayo cada país del mundo participante de la iniciativa recibirá dosis correspondientes al 2,2% de su población.

En Costa Rica esto serían unas 110.000 vacunas, pero a estas se les deben restar las 43.200 ya recibidas.

(Video) Entrega de vacunas de mecanismo COVAX muestra retrasos

Las razones

Covax es una iniciativa de la Alianza Global de Vacunación e Inmunizaciones (GAVI, por sus siglas en inglés) apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su intención era dotar a los países más pobres de estos fármacos y que estas naciones fueran financiadas por los países ricos. No obstante, los tratos bilaterales de los países ricos con las farmacéuticas dejaron con menos existencias a Covax.

Otro factor en juego es que los productos desarrollados por el Instituto Serum de India (en su mayoría de la empresa AstraZeneca) no tienen como prioridad el mecanismo Covax.

Sus envíos a la iniciativa se paralizaron para poder atender la demanda interna. Este país asiático enfrenta una de las mayores crisis de contagios y hospitalizaciones en el mundo.

“El Instituto Serum se ha comprometido a enviar 1.000 millones de dosis a Covax, pero con la situación que está pasando India, el Gobierno no está autorizando más que para consumo local. Se está intentando un acuerdo para que una parte de la producción pueda destinarse al mecanismo Covax”, manifestó Barbosa.

Ciro Ugarte, director de Emergencias de la OPS complementó: “Sabemos que el incremento de casos y la crisis en los países productores afectan el envío para los demás países, y esto incluye a los beneficiados con Covax. Las vacunas no estarían tampoco en cantidades suficientes”.

De momento, los únicos inyectables que han llegado a América a través de Covax son las de AstraZeneca; sin embargo, se tiene previsto que para mediados de año también ingresen fármacos de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

“Moderna anunció esta semana un acuerdo para dotar de 500 millones de dosis al mecanismo, pero este año serán solo 36 millones, el resto será en el primer semestre de 2022″, precisó Barbosa.

Algoritmo prioriza envíos

¿Cómo se escoge a qué países irá primero? La decisión no se toma en atención a la necesidad de cada uno, sino que las 192 naciones adscritas a la plataforma de Covax ingresan en un algoritmo que asigna un orden aleatorio de entrega.

“Es un algoritmo que hace una asignación aleatoria que busca tener países de todas las regiones del mundo, países que son apoyados por Covax (y no pagan las vacunas) y países de autofinanciamiento en una proporción balanceada”, explicó Barbosa.

De acuerdo con el jerarca, de esta forma se evita que haya preferencias para otorgar el fármaco.

Ya se completó la primera ronda que tomó en cuenta 29 países de América y en la que se distribuyeron más de 4,3 millones de dosis. Ya se comenzó la segunda ronda.

“La OPS no puede tomar decisiones de priorizar a uno u otro país y ponerlo delante de otro”, aclaró el representante.

La esperanza es concluir con esta segunda ronda antes de finalizar mayo.