Salud

OMS teme ‘alto riesgo’ de contagio por ómicron y ‘consecuencias graves’ en algunas zonas

Pide apurar vacunación y, en particular, entre poblaciones prioritarias, llama a no castigar a países que descubren mutaciones y a ajustes de ‘manera oportuna’ en viajes

Un reporte divulgado este lunes por la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que la variante del coronavirus ómicron se propague por el mundo, lo cual plantea un riesgo internacional “muy alto” en los repuntes de contagios y “consecuencias graves” en algunas zonas.

“Ómicron tiene un número sin precedentes de mutaciones de pico, algunas de las cuales son preocupantes por su impacto potencial en la trayectoria de la pandemia. La evidencia preliminar sugiere que puede haber una mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras variantes preocupantes”, detalla el informe elaborado este domingo pero divulgado este lunes.

El documento técnico, como han advertido inicialmente otros analistas, sí sugiere que dadas las mutaciones en esta variante del nuevo coronavirus, esto sí podría conferir a ómicron potencial de escape inmunológico (resistencia a vacunas) y, posiblemente ventaja en su transmisibilidad.

Incluso, más que variantes anteriores, incluida la denominada delta, surgida hace aproximadamente un año, el hallazgo de ómicron se reportó el viernes anterior en Sudáfrica que desde entonces empezó a sufrir aislamiento en vuelos internacionales ante medidas preventivas de otros países.

Por ello, “la probabilidad de una mayor propagación potencial de ómicron a nivel mundial es alta. Dependiendo de estas características, podría haber subidas futuras de covid-19, que podrían tener consecuencias graves, dependiendo de una serie de factores, incluido dónde pueden producirse esos contagios. El riesgo global relacionado con la nueva variante de preocupación ómicron se evalúa como muy alto”, agrega el documento.

Ante esta perspectiva, agrega el informe, la OMS urge a sus 194 naciones miembros a “acelerar la cobertura de vacunación contra covid-19 lo más rápido posible, especialmente entre las poblaciones designados como de alta prioridad, es decir, quienes permanecen sin vacunar o aún no están completamente vacunados”.

Sin embargo, el propio documento aclara que persisten muchas dudas sobre la gravedad de la variante mientras la comunidad científica apura sus análisis en caso de requerirse ajustes en medidas o en la fabricación de vacunas. Esto solo se sabrá en los próximos días, una vez despejadas las principales incógnitas ligadas a ómicron.

¿Y cuáles son? Las principales preguntas ahora, detalla el documento, incluyen qué tan transmisible es, qué tan bien previenen las vacunas actuales cuadros hospitalarios si alguien se infecta con ómicron y si la variante representa un perfil de gravedad diferente.

De todos modos, la Organización aconsejó a las autoridades de salud de los países que se aseguren de tener “planes de mitigación para mantener los servicios de salud esenciales y de que se disponga de los recursos necesarios para responder a posibles aumentos repentinos”, en referencia a repuntes probables de hospitalizaciones.

Tedros Adhanom, director general de la OMS, también lanzó este lunes un llamado a agradecer a las naciones africanas de Sudáfrica y Botswana por detectar, secuenciar y notificar esta variante, en vez ser penalizadas, en referencia a la decisión de países europeos de frenar el ingreso de pasajeros procedentes de esas naciones y otros estados aledaños en ese continente.

“De hecho, ómicron demuestra por qué el mundo necesita un nuevo acuerdo sobre pandemias: nuestro sistema actual desincentiva a los países de alertar a otros sobre amenazas que inevitablemente aterrizarán en sus costas”, expresó Adhanom en una conferencia de prensa este 29 de noviembre.

Del mismo modo, que ajusten de “manera oportuna” su manejo de riesgo en cuanto a las medidas vinculadas a viajes internacionales.

La OMS reconoce que, si bien algunos casos de la ómicron detectados ya en cuatro regiones (África, Europa, Oriente Medio y Asia Oriental) se vinculan a viajes, es de esperar que el principal origen de los casos vaya cambiando a medida que se va obteniendo más información.

“El uso de mascarillas, distanciamiento físico, ventilación del espacio interior, evitar las multitudes y la higiene sigue siendo clave para reducir la transmisión del SARS CoV-2 incluso con la aparición de la variante ómicron. Se recomienda fuertemente seguimiento de contactos de casos de covid-19 para interrumpir cadenas de transmisión”, anota el análisis.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.