Irene Vizcaíno, Patricia Recio. 15 septiembre
Los parques y otras áreas públicas están cerradas desde marzo para evitar las reuniones de personas, pues pueden aumentar los contagios. Los municipios avanzados en protocolos pueden considerar apertura. En la foto, el parque Central de Alajuela. Fotos: Jorge Navarro
Los parques y otras áreas públicas están cerradas desde marzo para evitar las reuniones de personas, pues pueden aumentar los contagios. Los municipios avanzados en protocolos pueden considerar apertura. En la foto, el parque Central de Alajuela. Fotos: Jorge Navarro

Once cantones del país podrían comenzar a considerar la apertura de parques públicos, sí así lo consideran las autoridades locales, responsables de evaluar los niveles de riesgo de contagio de covid-19 en sus territorios.

Se trata de comunidades que han alcanzado más del 80% en el cumplimiento de protocolos, según la autoevaluación realizada, una de las novedades del nuevo modelo de gestión compartida con apertura controlada “Costa Rica trabaja y se cuida”, que comenzó el 9 de setiembre.

Esta fue la explicación que hizo Alexánder Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), entidad encargada de coordinar esos procesos.

Entre los que están por encima del 80% citó el cantón de Santa Ana, Talamanca, Pococí, Alajuela, Carrillo, Desamparados, Abangares, Guácimo y el Concejo de Distrito de Monteverde.

De los 81 cantones, solo 26 han presentado evaluaciones. Aparte de los 11 con más del 80% de implementación, hay seis que están entre 60 y 69% y nueve en menos del 60%.

Los protocolos son las guías para asegurar que los establecimientos y las comunidades apliquen medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Los 55 cantones restantes, ni siquiera han presentado evaluación".

“Los cantones con menor índice de riesgo, si tienen un plan de prevención debidamente implementado, pueden avanzar en la reapertura controlada de las actividades que apliquen los protocolos sanitarios y que tengan programas contra covid, incluidos aquellos cantones que dentro de su plan podrían habilitar parques públicos, es una decisión de cada uno de los gobiernos locales”, expresó Solís.

El de riesgo cantonal (IRC) va de 1 a 3; están en alerta amarilla aquellos con IRC menor a 2; están en alerta naranja los que tienen IRC, entre 2 y 3-

“Una reapetura controlada, no implica que no haya riesgos, y en la medida en que nos movamos más, lo que nos corresponde es controlarlo y manejarlo (el riesgo), en nuestra familia, en nuestro barrio y nuestra comunidad”, dijo.

Bajo esos criterios, Solís anunció cambio de alertas para once cantones.

Seis de estas zonas pasan de alerta naranja a amarilla: Naranjo, Oreamuno, Flores, San Pablo, Goicoechea y Mora.

Por el contrario, por tener mayor indice de riesgo cantonal hay cinco cantones que aumentan de amarilla a naranja.

Aserrí que registra un aumento de casos de 33% , aunque sin alerta sindrómica, es decir por síntomas respiratorios.

Zarcero con 24% de crecimiento, lo que según Solís, es "significativo con relación a los que se venia manejando hace dos semanas; tampoco tiene alerta temprana por síntomas.

Los otros son San Rafael (con aumento de 33%), San Isidro, que tuvo aumento la semana pasada; y Siquirres que tuvo el mayor aumento, con 117% casos más y está bajo alerta por síntomas.

Con estos, son 23 cantones los que están en naranja, aparte de otros dos que tienen un solo distrito bajo esa categoría (Palmar en Osa, y Pital de San Carlos).

Además, dijo Solís, hay alertas sindrómicas, es decir, por personas con síntomas que llegan a centros de salud, en 27 cnatones que están en categoría amarilla. Entre estos, en Goicoechea (Mata de Plátano, Purral y Rancho Redondo), así como Oreamuno (Potrero Cerrado y San Rafael).

¿Cambian la situación de apertura para esos cinco cantones que pasan a naranja?

Podría ser que sí.

Según información divulgada por la Presidencial, si un cantón está en alerta naranja y además no tiene plan de prevención, podría limitarse a la apertura de actividades esenciales; en cambio si el municipio tiene plan de prevención se queda en apertura controlada, pero sin avanzar a abrir parques públicos, por ejemplo.

“Sobre las áreas públicas y parques depende de la política que asuma cada municipio. Si los cantones están en alerta amarilla con indice menor a 2 y tienen plan implementado podrían abrir estas áreas publicas siempre y cuando así lo consideren en la evaluacion que haga el comité municipal, autoridades sanitarias del cantón y gobierno local”, manifestó.

Eso sí, advirtió, se requiere controlar el distanciamiento y desarrollar tareas de limpieza, por ejemplo. En ese sentido, es fundamental que tengan capacidad para mantener el control en esos sitios.

Además, esa decisión, no incluye los parques para niños o playgrounds ni las máquinas de ejercicios o juegos en áreas públicas. Esos sitios, dijo, peramnecen cerrado por el riesgo que implica el exceso de contacto.

12 fallecimientos más

Para este martes se registraron 12 fallecimientos más relacionados con la covid-19, según el dato que dio mediante video Pedro González, viceministro de Salud.

Las víctimas son cinco hombres y siete mujeres, con edades entre 54 y 99 años.

El total de decesos vinculados a la pandemia llega a 633, la mayoría de los cuales ocurrieron entre agosto y lo que va de setiembre, como señaló con preocupación la Organización Mundial de la Salud.

Los fallecidos desde marzo fueron 240 mujeres y 393 hombres, con edades entre los 19 y 100 años. De esas víctimas mortales, el 66% (421) eran adultos mayores.

Para hacerle frente al incremento de decesos de las últimas semanas, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció medidas como instalación de cuatro contenedores más para cadáveres en hospitales, así como adquisición de 500 bolsas más para manejo de cuerpos.

De acuerdo con el reporte epidemiológico, se registraron 777 casos nuevos de covid-19, de esos 64 por nexo y 713 por laboratorio. La cifra, similar a la de domingo y lunes, es significativamente menor a los reportados la semana anterior, cuando hubo cinco días seguidos con registros superiores a 1.000, entre ellos la cifra más alta desde el inicio de la pandemia con 1.485 contagios el día 12 de setiembre.

El acumulado es de 58.138.

En los hospitales se atiende a 631 enfermos de covid-19, el 39% de ellos (249) en Unidad de Cuidado Intensivo (con edades de 23 a 91 años).

Igualmente, la Caja sigue en ejecución de su plan de expansión del número de camas para estos pacientes. El domingo, el Hospital Psiquiátrico, en Pavas, recibió a los primeros nueve enfermos a causa del nuevo coronavirus.

REPORTE EPIDEMIOLÓGICO

Actualización: 15 de setiembre, 2020

FUENTE: MINISTERIO DE SALUD Y CENTRO DE RECURSOS SOBRE CORONAVIRUS DE LA UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS.    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.