Ángela Ávalos, Irene Rodríguez. 27 octubre
Parques y otros sitios recreactivos fueron cerrados desde marzo como parte de las medidas para frenar la transmisión del virus. Casi ocho meses después, se anuncia una apertura paulatina. En la imagen el parque de Desamparados. Foto de Jorge Castillo
Parques y otros sitios recreactivos fueron cerrados desde marzo como parte de las medidas para frenar la transmisión del virus. Casi ocho meses después, se anuncia una apertura paulatina. En la imagen el parque de Desamparados. Foto de Jorge Castillo

Casi ocho meses después de que los parques de todo el país se sellaran con bandas amarillas para prohibir su uso debido a la pandemia, las autoridades de Salud y las municipales anunciaron este martes la reapertura gradual de algunos de estos espacios.

Esa reapertura incluye parques recreativos, los parques urbanos, los de calestenia (con máquinas) y los que tienen algún cierre perimetral, informó la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah), Irene Campos.

En esta primera fase quedan excluidos los parques infantiles, los dedicados a mascotas y los recintos deportivos para actividades con deportes de contacto, que se mantendrán cerrados hasta nuevo aviso.

Los usos permitidos en los espacios que abrirán incluyen el tránsito de personas, el ejercicio y la recreación, siempre y cuando no se den aglomeraciones.

“Se deben respetar las burbujas sociales y el distanciamiento mínimo de 1,8 metros. También se puede usar el mobiliario urbano respetando las distancias”, dijo la ministra.

No es una apertura inmediata, enfatizó la presidenta del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), Marcela Guerrero, quien dio a conocer pautas básicas del lineamiento de apertura de espacios públicos al aire libre para actividades recreativas y actividades físicas.

Será gradual y ordenada, advirtió la funcionaria, pues se trata de 6.000 espacios, más los que tengan la asociaciones de desarrollo en todo el país.

Todas las medidas sanitarias dirigidas a la prevención del contagio de la covid-19 deben ser practicadas en esos sitios: distanciamiento social, uso de mascarillas y dispositivos para el lavado de manos.

Actividades físicas como correr, trotar, andar en bicicleta o caminar deben mantener el distanciamiento de 1,8 metros.

Los lugares, además, deben garantizar horarios de funcionamiento, demarcaciones de espacios físico de 1,8 metros, y no realizar actividades relacionadas con deportes de contacto."

Va a haber un monitoreo para garantizar, entre otras cosas, la desinfección de superficies. Si las personas asisten a estos lugares no pueden repetir pautas de comportamiento que atenten contra la seguridad del resto", advirtió Marcela Guerrero.

FUENTE: Mivah, IFAM y CNE.    || DISEÑO / LA NACIÓN.

Cada municipalidad deberá hacer un protocolo específico. El 16 de noviembre, se presentará el protocolo a las municipalidades que requieran una guía mayor para que, a partir de ahí, hagan sus protocolos específicos cantonales, y que sean validados y aprobados, agregó la ministra de Vivienda.

Alexánder Solís, presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), apeló a la responsabilidad individual para utilizar estos espacios.

Según el tipo de alerta cantonal, aclaró, se exigirá un plan para el abordaje de la covid-19 como condición para la apertura paulatina de los espacios.

"Podemos identificar que hay actividades que se permitan, pero no es una apertura inmediata y total, es gradual y bajo ciertos lineamientos y según las capacidades de los administradores para que puedan velar por el uso de las instalaciones.

“También es necesario velar por nuestra responsabilidad individual, mucho está en nuestras manos”, reiteró Solís quien destacó el rol de los comités locales de emergencia en estas tareas.

En la elaboración de este lineamiento, participó un conjunto de instituciones en búsqueda de una gradualidad en su aplicación, manifestó Guerrero.

Cambios en alertas

El anuncio se agrega a otros realizados en las últimas semanas, incluida el reinicio de actividades en bares y casinos, así como la ampliación de los horarios de disfrute en playas y la apertura de fronteras aéreas a partir del 1.° de noviembre.

La estrategia de responsabilidad compartida, bajo el lema 'Costa Rica trabaja y se cuida’, es la que impulsa el gobierno para reactivar también la debilitada economía.

Mientras tanto, las autoridades de Salud mantienen los reportes diarios sobre el nuevo coronavirus y el monitoreo sobre la demanda de los enfermos en los servicios de salud.

Este 27 de octubre, el país registra 862 casos nuevos de covid-19; que como la del lunes, es una cifra que dista mucho de las reportadas en las últimas semanas, superiores al millar.

Actualmente, hay 498 personas hospitalizadas, 195 de ellas en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

(Video) Este 27 de octubre se reportaron 862 casos nuevos de covid-19 en el país

Las muertes reportadas este martes por la directora general de Salud, Priscilla Herrera, ascienden a 17 personas: siete hombres y diez mujeres, entre los 47 y 90 años.

En total, desde marzo, Costa Rica acumula 1.329 defunciones relacionadas con covid-19.

El jerarca de la CNE también actualizó este martes los niveles de alerta en las diferentes comunidades del país.

Según el informe de Solís, cinco cantones pasan de alerta naranja (mayor índice de riesgo) a amarilla: La Unión, Heredia, Santa Bárbara, San Pablo (está en alerta temprana por vigilancia sindrómica, especialmente en el distrito San Pablo), y La Cruz.

Por su parte, pasan de alerta amarilla a naranja por mayor riesgo cantonal Goicoechea (con vigilancia sindrómica en Calle Blancos, Purral e Ipís), Naranjo, Flores, Liberia y Santa Cruz (Cartagena y Tempate).

La vigilancia sindrómica se relaciona con los reportes de problemas respiratorios en la población.

REPORTE EPIDEMIOLÓGICO

Actualización: 27 de octubre, 2020

FUENTE: MINISTERIO DE SALUD Y CENTRO DE RECURSOS SOBRE CORONAVIRUS DE LA UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS.    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.