Salud

Municipalidad de Montes de Oca insta a comercios a permitir ingreso solo a clientes vacunados

Alcalde confirmó a ‘La Nación’ que ayuntamiento asesorará a negocios que enfrenten dificultades por aplicar la medida

La Municipalidad de Montes de Oca instó a los comercios de su cantón a solicitar el carné o certificado de vacunación contra covid-19 como requisito de ingreso a sus clientes, con el fin de minimizar el riesgo de contagio en momentos en que el país sufre una cuarta ola de propagación del virus.

El alcalde Marcel Soler confirmó, este lunes, a La Nación que la invitación será abierta para todos los patentados y que el ayuntamiento les dará acompañamiento y asesoría si enfrentan dificultades o alegatos de usuarios por la aplicación de la medida. Sin embargo, recordó que los negocios están completamente facultados para restringir el derecho de admisión.

“Las acciones actuales parecen no dar frutos. Se debe dejar de ser permisivos con las personas no vacunadas que están presionando al sistema a la saturación de hospitales y arriesgando la atención de emergencias.

“Este panorama perjudica doblemente, no solo al sistema de salud, sino que, a su vez a la economía y vemos una afectación directa sobre muchas familias que dependen de la visita presencial de personas a sus locales comerciales para sostener las ventas”, manifestó el jerarca municipal.

Soler rechazó que dicha medida sea discriminatoria pues, según alegó, las personas no vacunadas están afectando a la sociedad desde el punto de vista económico y sanitario.

Además, destacó que esto no quiere decir que los negocios puedan bajar la guardia con otras medidas como el uso obligatorio de mascarilla y las limitaciones de aforo, ya que estas ayudan a generar un ambiente seguro tanto para empleados como para clientes.

Medidas focalizadas

Para el alcalde de Montes de Oca no es adecuado que el Poder Ejecutivo continúe aplicando restricciones que no diferencian entre las personas responsables que se han vacunado y las que todavía rechazan las dosis.

“En este momento las personas no vacunadas están generando los problemas sanitarios en los hospitales y, al mismo tiempo, están acrecentando las dificultades económicas que vive el país. Ya otros países han venido tomando medidas para que las personas no vacunadas sean las que tengan las restricciones y que no tenga que sufrirlas toda la población, todos los comercios y empresas.

“Al tener medidas generales lo que hacemos es afectar a toda la ciudadanía cuando deberíamos tener medidas focalizadas en las personas que nos están generando los problemas. No hacer esa diferencia me parece poco solidario y bastante irresponsable ante la situación que vive el país”, declaró el jerarca ante la consulta de este diario.

Soler consideró que el llamado hecho por el ayuntamiento al comercio debería de hacerse extensivo para todos los espacios donde la gente interactúa.

Comentó que en otras ciudades del mundo se levantó el periodo de restricción y toque de queda, pero exigiendo esquema de vacunas completo para ir al cine, a restaurantes y tiendas comerciales. Tal es el caso de New York y Los Ángeles, en Estados Unidos, Santo Domingo en República Dominicana, Sao Paulo en Brasil, y otras.

“La idea es que la gente que no está vacunada sienta la necesidad y la presión de irse a vacunar lo antes posible para que podamos salir todos y todas de esto pronto”, subrayó el alcalde, al tiempo que confirmó que cerca del 95% de los funcionarios municipales ya cuentan con las dosis.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.