Salud

¡En motos eléctricas todoterreno! Así visitará los hogares el personal de los Ebáis

Vehículos recorren hasta 140 kilómetros con una sola carga que le cuesta a la CCSS ¢450. Los recibirán en áreas de salud como Mora-Palmichal, Bagaces, Carrillo, Hojancha, Nandayure, Santa Cruz y Guácimo

Los asistentes técnicos de atención primaria (Ataps) recorrerán trochas y montañas en comunidades rurales de todo el país con motocicletas eléctricas todoterreno, que facilitarán su trabajo diario, permitirán trasladar vacunas y mantener el control de enfermedades como la tuberculosis o la malaria.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) entregó a veinte áreas de salud 44 vehículos entre motos, cuadraciclos y scooters, 15 de los cuales son eléctricos, con capacidad de recorrer hasta 140 kilómetros con una sola carga, por un tiempo de 4 a 8 horas y con un costo para la institución de ¢450. La inversión asciende a ¢205 millones.

Los Ataps recorren entre 30 y 80 kilómetros cada día para llegar a los lugares más alejados y dar seguimiento a niños, embarazadas y población adulta mayor con alguna necesidad de salud. Son ellos quienes vacunan todos los años y quienes, con la pandemia, han llevado las dosis anticovid a los rincones del territorio nacional.

“Las motocicletas 100% eléctricas pueden andar hasta 140 kilómetros con una sola carga, que se realiza de forma similar a un celular. Esto puede representar dos o tres días de recorrido para un Atap de un área rural”, afirmó Steven Rojas Zúñiga, jefe del área de Servicios Generales de la Caja, quien agregó que todos los equipos de salud recibieron capacitación sobre el uso, carga y mantenimiento de sus nuevos vehículos eléctricos.

Las motos no hacen ruido y su mantenimiento es muy económico, explicó Rojas. Según dijo, no tienen fluidos por lo que la revisión es mecánica. Estas motocicletas, además, son de doble propósito y su suspensión, las llantas y el frenado están hechos para caminos difíciles. Tienen protección contra agua.

La institución renueva su flotilla con vehículos potentes que cumplen con las necesidades de los equipos de salud que muchas veces tienen que transitar por caminos de difícil acceso, recalcó Giorgianella Araya Araya, directora de Servicios Institucionales.

“Esto incide en la prestación de los servicios, porque motocicletas y scooters eléctricos se pueden cargar en las unidades y esto ahorra tiempo, que se reflejará en la atención de los usuarios. Cada vez sumamos más acciones que nos permiten realizar compras verdes, esto lo estamos aplicando en toda la institución”, destacó Roberto Cervantes Barrantes, gerente general de la CCSS.

Las motos eléctricas servirán en las siguientes áreas de salud: Osa, Pérez Zeledón, Horquetas-Río Frío, Mora-Palmichal, Bagaces, Carrillo, Hojancha, Nandayure, Santa Cruz y Guácimo.

Dos scooters eléctricos irán al área de de Liberia y Aguas Zarcas. Los cuadraciclos se enviarán a San Vito de Coto Brus, Puerto Viejo de Sarapiquí, Los Santos, Paraíso-Cervantes y Santa Cruz.

Mientras que las motos de combustión se repartirán en San Vito de Coto Brus, Osa, Golfito, Pérez Zeledón, Naranjo, Los Santos, Mora-Palmichal, Paraíso-Cervantes, Nandayure, Santa Cruz, Los Chiles y Santa Rosa de Pocosol.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.