Salud

Desigual avance en vacunación llena de ansiedad a adultos mayores que esperan dosis contra covid-19

Hay áreas de salud que van más rápido; incluso, unas en donde se puede coordinar vacuna de personas encamadas. CCSS insiste en que deben esperar llamada para citarlos

Las diferencias en el avance de la vacunación contra la covid-19 que hay entre las áreas de salud, tiene a cientos de adultos mayores y a sus familiares desbordados de ansiedad.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha insistido que las personas deben esperar a que los llamen y los citen para ponerse la primera dosis de la vacuna.

También se ha ‘curado en salud’ al decir que cada área avanza a su propio ritmo, dependiendo no solo de la cantidad de personas adscritas a su zona geográfica de referencia, sino también al perfil de esa población y a la disponibilidad de vacunas.

Lo que ahora también está saliendo a flote es que ese paso puede ser más o menos rápido dependiendo de la capacidad instalada de cada Ebáis.

Por ejemplo, si tiene personal suficiente para destinarlo a vacunar en el domicilio a personas encamadas o a quienes tienen dificultad para movilizarse por sus propios medios hasta el centro de salud.

La ansiedad empieza a ganar terreno cuando los adultos mayores se dan cuenta de que llamaron a su vecino de menor edad antes que a él. O que donde vive su hermana, en Guanacaste, ya vacunaron a personas de su misma edad, pero él o a ella aún sigue esperando a que lo citen en Montes de Oca.

Hay quienes, incluso, han recurrido a pedir ayuda a las contralorías de servicio de los centros de atención en un afán por obtener respuestas a cuestiones básicas que los equipos no les dan, al menos de forma clara: ¿por cuál edad van? ¿Cómo hago para saber si ya me llamaron para vacunarme?

Hasta la expresidenta Laura Chinchilla Miranda, se manifestó hace unas semanas cuando dijo: ‘Los vamos a perder no solo por covid-19, sino también por ansiedad”, en referencia a los adultos mayores que ansían recibir la protección.

Actualmente, la Caja está destinando un 80% de las dosis disponibles al segundo grupo de priorización, correspondiente a las personas de 58 años y más.

El abordaje de este grupo, de casi un millón de habitantes, se inició con los más longevos, que son alrededor de 150.000 personas.

El otro 20% de las dosis se destinan a quienes todavía estén sin vacunar del primer grupo, compuesto por residentes y trabajadores de hogares de ancianos, y personal de la primera línea de atención de covid (médicos, enfermeras, bomberos, policías).

Con la aplicación de la segunda dosis no hay problema. La cita queda programada automáticamente en el momento en que la persona se coloca la primera dosis. Así que no hay necesidad de que lo llamen.

Solamente se presenta con el carné de vacunación que le dieron como evidencia de la colocación de la primera dosis.

Hasta este 15 de marzo, se habían aplicado casi 250.000 dosis. El esquema completo es de dos dosis.

Proceso en camino

Esperar a que lo llamen, entonces, se ha convertido en una fuente de ansiedad. Lo positivo es el interés que existe por protegerse con la vacuna.

No fue posible conversar directamente con algún vocero de la Caja sobre esta situación.

Por medio de la oficina de prensa, diferentes áreas de salud enviaron una respuesta escrita explicando cómo han procedido con esta campaña, calificada de “histórica” y muy compleja en su parte operativa por las autoridades institucionales y del Ministerio de Salud.

“Si por algún motivo el paciente no se encuentra en el listado y ya cumplió la edad que estamos vacunando en ese momento (79 años y más en esta semana, del 15 de marzo) lo incluimos en la lista y procedemos a programarlo para los próximos días según capacidad de viales y dosis suministradas”, dijo Gonzalo Zúñiga Mendoza, director del área de salud Carmen-Montes de Oca.

A las personas que están en esta situación, recomendaron enviar un correo con la consulta a la dirección as­_catedral@ccss.sa.cr o comunicarse con la Junta de Salud para que, por medio de estos representantes de los asegurados, hagan llegar el caso.

Precisamente, la Junta de Salud de esa Área de Salud, manifestó esta semana su preocupación por el lento avance en la vacunación.

Cálculos de la Junta, estiman que ahí se tardará hasta seis meses en vacunar al segundo grupo si se continúa con el ritmo actual de envío de viales (frascos): 112 por semana de las que salen 672 dosis.

El Área de Salud dice estar en capacidad de manejar casi 2.000 dosis semanales, que corresponden a 321 viales.

Francini Núñez Abarca, directora médica del Área de Salud de Moravia, dijo que ahí los listados de personas a vacunar están ordenados.

“Tenemos casos en los que los adultos mayores nos llaman indicando que no se les ha vacunado. Cuando realizamos las consultas al ATAP encargado del sector (técnico de atención primaria) y a Redes (responsables del expediente médico), nos damos cuenta de que se han inscrito el día anterior por lo que lógicamente aún no se han tomado en cuenta para la vacunación. Este es el caso de una adulta mayor de 96 años”, explicó Núñez.

En Moravia, agregó, está previsto un equipo de vacunación extramuros para pacientes encamados, compuesto por una enfermera profesional y un médico.

“Sin embargo, esto (vacunación a encamados) depende también de la capacidad instalada de transporte, equipo de protección y el tiempo que tenga asignada la enfermera para este programa ya que tiene otros a cargo.

“Se ha determinado programar tres (pacientes) por hora como máximo ya que se debe contar el tiempo de espera (15 minutos posterior a la vacuna) y el tiempo de desplazamiento de un lugar a otro. Esta población va a ir aumentando conforme pasan los días, ya que hay muchos usuarios que a pesar de que viven en el sector de Moravia, no son vistos por el Área de Salud de Moravia sino por otros centros de salud”, dijo Núñez.

Por su parte, en el Área de Salud de Barva, en Heredia, el personal está enfocado en avanzar en la vacunación de los adultos mayores que se pueden movilizar al centro de salud. Por ahora, no es posible que deje sus puestos para ir a vacunar al domicilio. La vacunación a través de la visita será posterior conforme avance el proceso, informó la Dirección de Red Integrada de Prestación de Servicios de Salud Central Norte.

Los cuidadores de personas encamadas deben contactar a su Ebáis más cercano para ver si los pueden ayudar con el traslado en ambulancia o para que los tengan en el listado de la vacunación domiciliar, cuando esta se inicie, informó esa Red de Prestación de Servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.