Salud

Covid-19, influenza y otros virus respiratorios que también hay que aprender a prevenir y tratar en casa

Medidas para cortar cadena de contagio en familias valen para todas estas enfermedades, que han repuntado con la llegada del invierno y la eliminación de mascarillas; epidemiólogo de CCSS aconseja acudir a consulta médica si tiene síntomas

Usar mascarilla, lavarse constantemente las manos, y en lo posible mantener distancia física y ventilación en su casa, son cuatro de las medidas básicas que usted y su familia deben tomar en cuenta si en estos días alguien en su hogar aparece con catarro, dolor de cabeza, malestar en la garganta o fiebre.

Esos síntomas los comparten diferentes enfermedades respiratorias, incluida la covid-19, que no desaparecerá del mapa porque llegó para quedarse, y que en esta temporada lluviosa circula junto a otros padecimientos producidos por una larga lista de virus respiratorios, entre los cuales están la influenza –responsable de la gripe–, el rinovirus, la parainfluenza o el adenovirus.

¿Qué debe hacer su familia si papá, mamá, los abuelos o alguno de los hijos manifiesta síntomas característicos de un resfriado, como los mencionados antes?

Lo primero que recomienda el médico epidemiólogo de la Clínica Clorito Picado, en Cinco Esquinas de Tibás, Juan Carlos Venegas Soto, es que todos se pongan mascarilla. En tanto la covid-19 siga siendo una amenaza y se mantenga la emergencia nacional por la pandemia, cualquiera de esos síntomas podría ser también por covid y en muchas familias hay personas con riesgo de enfermedad grave o severa por esa causa.

La mascarilla se coloca para que el enfermo no contagie a los sanos; y para que los sanos se protejan de la infección. La consulta médica inmediata también debe estar en el radar; esto con el fin de evitar, al máximo, los riesgos de automedicarse y contar con un diagnóstico certero sobre cuál de los virus respiratorios circulantes infectó a la persona.

Con recomendación médica en mano sobre tratamientos, que en la mayoría de los casos se circunscriben a antigripales para el control de los síntomas, el hogar debe extremar prácticas higiénicas ya conocidas y que se han reforzado durante la pandemia; principalmente el lavado de manos y el protocolo del estornudo y el tosido, todas ellas con eficacia comprobada en cortar las cadenas de transmisión.

En la medida de lo posible, Venegas aconseja algún aislamiento básico, que puede empezar con mantener una distancia física entre los habitantes de la casa, y procurar una adecuada ventilación de la vivienda para reducir el riesgo.

“Lo primero que debemos tomar en cuenta es que estas medidas no solo aplican para la covid, sino para enfermedades respiratorias, diarrea y otras. A nivel familiar debemos aprender de lo que vivimos con la covid y mantener medidas que nos permitirán cortar cadenas a nivel de los núcleos familiares.

“Hay repunte en enfermedades tipo influenza, con servicios de emergencias abarrotados. Una parte importante es covid pero también otras enfermedades respiratorias. El principal consejo es reforzar la higiene personal”, reiteró el epidemiólogo quien agrega a la lista de prácticas evitar tocarse ojos, nariz o boca que son puntos de entrada de contagio y no compartir ni vasos ni platos si hay un familiar enfermo.

La vacunación anticovid con los esquemas completos es otro de los blindajes que debe procurar cada hogar pues está más que demostrado que quienes están vacunados tienen una probabilidad muchísimo menor de hacer enfermedad grave que quienes no lo están, dijo Venegas.

“Tenemos una quinta ola con una gran cantidad de casos y pese a esto las UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) no están saturadas. Las hospitalizaciones también ha caído y esto demuestra la protección que da la vacuna y la inmunidad natural”, agregó.

Actualmente, todos los puestos de vacunación de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) están funcionando, a pesar del hackeo contra servidores y terminales de la institución. Los registros, aun a mano, se hacen.

“Hemos tenido muchos grupos familiares y no han tenido condiciones de aislamiento complejas. Y no se enfermaron las demás personas de la casa. Eso sí llevaron medidas estrictas de cuidado y de higiene y estaban vacunados”, dijo el médico.

Incluso con la reinfección, que se está volviendo frecuente con ómicron y sus subvariantes, la vacunación previene los cuadros más severos.

“Hay una gran cantidad de personas con covid, incluso en la calle, no diagnosticadas, pero tenemos en salones y UCI con pacientes pero no saturadas. Esa es la mejor prueba de que las vacunas previenen la enfermedad grave, que eso es lo que no queremos”.

En este momento, advirtió, los síntomas de resfrío pueden ser causado por cualquier virus respiratorio. Hay que recordar, además, que el coronavirus es una enfermedad simuladora. A unas personas les da síntomas respiratorios, otras solo dolor de cuerpo e incluso intestinales. Por eso, dijo Venegas, siempre es importante tener la sospecha.

“Desafortunadamente, el desuso de las mascarillas por muchas personas y la entrada de la temporada lluviosa produjo un aumento de enfermedades respiratorias no covid. No hay ningún síntoma característico que nos diferencie covid de otras enfermedades en este momento”, advirtió.

El médico recomienda a las personas buscar un punto de equilibrio en este nuevo escenario epidemiológico.

“No podemos ser presa de mascarillas o del miedo porque en ese momento dejamos de vivir. No puedo desentenderme completamente de la covid. Esta falsa sensación de seguridad de muchas personas, a veces es peor que el riesgo por sí mismo. Pero tampoco podemos vivir en una burbuja porque tenemos que trabajar.

“En el momento en que empiezo con sintomatología me tengo que poner la mascarilla en la casa. pero si no tengo síntomas no tengo que estar con mascarilla. El problema es cuando salgo de mi casa no sé si la persona que está a mi lado en el bus o en el supermercado está enferma o no. En la casa no es tan necesario a menos que alguno empiece con síntomas”, aconsejó.

“Lo más importante es buscar el punto medio”, reitera. “No vivir atemorizados pero tampoco caer en un exceso de confianza. Todavía existe la covid. Lo importante es tener las medidas de cuidado que no solo sirven para covid sino para otro grupo de enfermedades que también existen. Ya aprendimos a la fuerza que debemos guardar ciertas medidas y seguir aplicándolas”, concluyó.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.