Salud

CCSS requirió 20 meses y más de ¢1.000 millones para estrenar polémico edificio

En julio de 2020, la entidad compró inmueble en Sabana Norte por $4,5 millones para trasladar a 138 funcionarios, pero instalaciones necesitaron muchas mejoras

Luego de 20 meses de espera y ¢1.176 millones invertidos en reparaciones y adaptaciones, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estrenará el polémico edificio Océano, inmueble comprado en julio de 2020 por $4,5 millones (¢2.929 millones al tipo de cambio actual) para el traslado de 138 funcionarios mientras se refuerza y remodelan las oficinas centrales, en San José.

El inmueble, ubicado en Sabana Norte, será ocupado por los trabajadores estatales a partir de este lunes 21 de marzo, según confirmó la oficina de prensa de la Caja. La mudanza ocurre al tiempo que avanza una investigación del Ministerio Público por presuntos actos de corrupción en la compra del edificio a la Corporación Andina de Inversiones S. A., que era representada en Costa Rica por el mexicano José María González Saravia.

Por ejemplo, la Auditoría Interna de la CCSS advirtió en mayo de 2019, 14 meses antes de la compra, de un sobreprecio en el avalúo. Estableció que el perito de la Gerencia de Infraestructura y Tecnologías usó una tipología equivocada para definir el valor del metro cuadrado en los 881 metros cuadrados del sótano.

Detallan que se basó en la tipología EO06 (¢775.000 por m²) y no en la EP02 (¢250.000 por m²). La primera se aplica a estructuras con columnas y vigas de concreto, dos baterías de baños por piso, amplios ventanales, pisos de cerámica o alfombras, dos ascensores, tanques de almacenamiento de agua potable y muy buenos acabados, entre otros. La segunda se asigna a sótanos de una o varias plantas para uso exclusivo de parqueos, columnas y vigas de concreto, rampas, escaleras o ascensores y pisos de concreto, entre otros.

En otras palabras, la Caja pagó ¢525.000 más por cada metro cuadrado de sótano. El edificio Océano, construido en 1998, posee 3.142 metros cuadrados (m²), de los cuales 881 m² corresponden a sótanos.

Los cuestionamientos de la Auditoría Interna constan en el informe AD–ASAAI-1277-2019, firmado el 20 de mayo del 2019 por Ólger Sánchez Carrillo, auditor interno de la institución.

De acuerdo con la CCSS, los 138 funcionarios que se trasladarán a las nuevas instalaciones pertenecen a unidades técnicas de la Gerencia de Logística. En las últimas semanas, debido a la urgencia de desocupar las oficinas centrales para comenzar las reparaciones, los trabajadores han estado en otras oficinas alquiladas en la capital.

Según datos suministrados por la CCSS a pedido de La Nación, el costo previsto para las mejoras en el edificio Océano era de ¢500 millones, pero fue necesario firmar una adenda al contrato por ¢250 millones, un contrato adicional para “obras complementarias” por ¢300 millones, encargar mobiliario por ¢108 millones y sillas por ¢18 millones. Las labores fueron encargadas a la constructora Navarro y Avilés.

En la actualidad, la Auditoría Interna de la CCSS mantiene un análisis del proceso para determinar si corresponde la apertura de procedimientos disciplinarios o la presentación de denuncias penales por aparente corrupción.

La compra del edificio Océano fue liderada por la la Gerencia de Infraestructura y Tecnología.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.