Salud

Antivacunas invadieron el Ministerio de Salud con ‘violencia e insultos’

Jefe de la Unidad de Epidemiología dijo a ‘La Nación’ que el grupo de manifestantes les gritó ‘asesinos’ a los funcionarios sanitarios

El grupo de antivacunas que fue recibido este viernes por Catalina Crespo, defensora de los Habitantes, invadió luego instalaciones del Ministerio de Salud con carteles desinformativos, aglomeraciones y desorden. Los manifestantes arrinconaron a civiles que se encontraban haciendo trámites en la institución y utilizaron las gradas de la entrada principal del recinto como anfiteatro para vociferar alegatos negacionistas en contra de la pandemia.

Roberto Castro Córdoba, jefe de la Unidad de Epidemiología de la cartera, confirmó a La Nación que los manifestantes ingresaron con “violencia e insultos” a la plazoleta del Ministerio, ubicado en San José, para arremeter contra los funcionarios sanitarios, especialmente contra el ministro de Salud, Daniel Salas.

“Nos gritaron ‘asesinos’ y utilizaron pancartas bastante desagradables con fotos del ministro y el presidente, lo cual para nosotros violenta el artículo 311 y 316 del Código Penal, o sea uno no puede ofender funcionarios públicos que están cumpliendo sus labores. Por dicha aquí la seguridad interna actuó de manera preventiva, pero muchas de las personas que estaban haciendo trámites se tuvieron que quedar en la parte de adentro y lamentablemente otros tuvieron que quedarse en la parte de afuera arrinconados”, relató el epidemiólogo.

Castro indicó que la manifestación se tornó tan violenta que los propios líderes del movimiento tuvieron que utilizar parlantes para pedirle a la muchedumbre que se calmara. “Creemos que es extraño que este tipo de manifestaciones se den así con tantísima agresividad hacia personas que solo estamos cumpliendo nuestro deber. Los organizadores perdieron el control de la gente y no se quedaron en la calle, sino que se metieron hasta la propiedad del Ministerio, ya que invadieron la parte del frente”, contó el funcionario.

El jefe de la Unidad de Epidemiología, quien tiene 36 años en la institución, nunca había visto una manifestación de este calibre. “El ministro lo que ha hecho es cumplir con su deber y ni él ni ninguno de los funcionarios de acá tenemos que ser amenazados e injuriados de esa manera. Me parece que no es de recibo una ofensa de ese tipo, porque es contra la figura del ministro y del presidente, no de las personas que ocupan el cargo”, apuntó.

Calificó de muy lamentable que una jerarca como Catalina Crespo intente “negociar” con estos grupos pues, según alegó, la salud no se negocia, porque es un derecho. “Como ha dicho la Sala Constitucional, no existe el derecho a no vacunarse, lo que existe consagrado en la Constitución Política es el derecho a la salud y producto de eso el Ministerio ha actuado afín a eso. El Gobierno ha hecho un esfuerzo económico y diplomático para adquirir las vacunas para todas las personas y eso es maravilloso”, aseveró Castro.

Entre los carteles que utilizaron los antivacunas se encontraban varios con teorías de conspiración, noticias falsas y burlas hacia las autoridades sanitarias. Incluso había uno con imágenes de Daniel Salas y Carlos Alvarado con dos armas en las manos y junto a la frase “Homicidas bien pagados”. La Fuerza Pública tuvo que intervenir para calmar a las personas, quienes se retiraron al cabo de una hora.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.