Salud

Amplían restricción vehicular a partir del 11 de mayo en intento por contener saturación hospitalaria por covid-19

Limitación para circular según placa se amplía a todo el país hasta 31 de mayo; regresa reducción de aforos: 25% para bares, 75% hoteles, 50% parques nacionales y hasta 200 personas en cultos

La restricción vehicular sanitaria se ampliará a todo el país, según placas, a partir de mañana, martes 11, y hasta el 31 de mayo, anunciaron las autoridades de Emergencias.

De esta forma, las limitaciones que aplicaban para 44 cantones, regirán para el resto de territorios.

Esto implica que, según el día de la semana, no podrán circular en ninguna parte del país de 5 a. m. a 9 p. m., los vehículos cuyas placas terminen en:

Lunes: 1 y 2

Martes: 3 y 4

Miércoles: 5 y 6

Jueves: 7 y 8

Viernes: 9 y 0

Se mantiene para los fines de semana, la restricción por placas. Los sábados solo pueden transitar las placas cuyo último número sea par; y los domingos, impar.

La restricción vehicular nocturna seguirá de 9 p. m. a 5 a. m. para todas las placas, salvo excepciones y rige para todo el país, de lunes a domingo.

A la lista de excepciones se agregó que los vehículos que requieran trasladarse a una actividad artística y cultural en modalidad presencial o autoevento realizado en un lugar con permiso sanitario de funcionamiento, podrán circular con el comprobante de compra o reservación correspondiente.

También volverá la reducción de aforos mínimos permitidos, como parte de las medidas para contener el impacto del crecimiento exponencial de casos de covid-19 en todo el territorio, con el menor impacto posible a la economía.

Durante ese periodo, solo se le autorizará a los bares un aforo máximo de 25% de su capacidad.

A los hoteles de más de cien habitaciones se les permitirá un máximo de un 75% de ocupación, y los parques nacionales (salvo el volcán Poás, que mantiene su aforo reducido por el riesgo volcánico) solo podrán recibir la mitad de visitantes.

Los sitios de culto religioso pasarán de un máximo de 300 personas a 200; los salones para eventos sociales no podrán sobrepasar las 30 personas, los gimnasios solo pueden trabajar al 50% de su máxima capacidad, y a las actividades académicas y empresariales solo se les permitirá un máximo de 150 asistentes.

En todos estos casos, se solicita respetar la distancia mínima de 1,8 metros entre personas.

Los establecimientos comerciales podrán funcionar de 5 a. m. a 9 p. m. Las actividades consideradas esenciales pueden funcionar en un horario más amplio.

Para el transporte público, se impide llevar usuarios de pie. El horario de playas se mantiene de 5 a. m. a 6 p. m.

Estos anuncios se dieron apenas a unas horas de que la Junta Directiva Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) solicitara al Poder Ejecutivo tomar medidas para frenar los contagios. Es “impostergable”, dijo el máximo órgano de esa entidad.

Balance entre salud y economía

Estas medidas fueron anunciadas durante una conferencia de prensa convocada de urgencia, la tarde de este 10 de mayo, y son el resultado de un proceso de consulta que se siguió en los últimos días con varios sectores.

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexánder Solís, corroboró la tendencia en el aumento de hospitalizaciones y defunciones debido a la covid-19.

“(Esto) es como estar en una guerra: tenemos un enemigo común y tenemos que unirnos para fortalecer la capacidad que tiene el país de responder. Si en algún momento consideramos que tenemos la posibilidad de salvar vidas es hoy, con las acciones más básicas como el autocuidado y la protección de nuestra familia.

“Frente a una situación de emergencia sanitaria, no solo está en juego la capacidad de atención de las personas, también la de trabajar, producir y sostener al país”, dijo Solís.

La ministra de Economía, Industria y Comercio, Victoria Hernández, explicó que la emergencia nacional por la pandemia ha dejado a 268.000 personas sin empleo, y se han perdido ¢2,4 billones producto de las limitaciones al comercio.

Esa es parte de la explicación para el balance que se busca entre lo económico y la salud, dijo la jerarca.

“Este es un momento de solidaridad donde todos los sectores se han hecho presentes. Vamos a seguir trabajando en la construcción de medidas. Es importante reafirmar el diálogo y la construcción conjunta, la mejor disposición de seguir abordando este tema sumando fuerzas y no dividiendo”, agregó Hernández.

Por su parte, Gisela Sánchez, de la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (Amcham, por sus siglas en inglés), externó el apoyo del sector privado, incluso a las medidas de restricción: “Es el momento de que nos unamos. Estamos para apoyarlos. Apoyamos porque sabemos que necesitamos bajar la saturación en hospitales”.

El reporte de la CCSS de este lunes, registraba 1.398 hospitalizados por covid-19, de ellos 1.249 ya estaban confirmados con la enfermedad, los restantes son casos sospechosos.

En Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) hay 462, ocho de los cuales corresponde a casos en espera de prueba.

Este 10 de mayo, un equipo técnico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Ministerio de Salud y CNE se reunirían a evaluar la solicitud planteada por autoridades de la Caja para declarar alerta roja ante la saturación hospitalaria.

Este lunes, además, el presidente Carlos Alvarado Quesada anunció la compra de dos millones de dosis adicionales desarrolladas y producidas por Pfizer-BioNTech para la campaña de vacunación contra la covid-19.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.