Salud

265 enfermos aguardan cirugía de corazón en Hospital México

Apertura de sala de Hemodinamia en hospital de Heredia elevó referencias a La Uruca; Dirección Médica espera desahogar esa lista este mismo año

La apertura de una sala de Hemodinamia para estudios diagnósticos del corazón en el hospital de Heredia, pareciera ser la principal causa del incremento en la lista de espera de cirugía cardíaca en el Hospital México, que pasó de un centenar de enfermos a principio de año a 265 en este momento. Esa es, por lo menos, la razón que dan las autoridades del hospital y de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Heredia comenzó a hacer estudios con fines diagnósticos a mediados del año pasado para ayudar a sacar listas en hospitales de la red del México; entre ellos, el Monseñor Sanabria, de Puntarenas, y el Carlos Luis Valverde Vega, de San Ramón. Esto, aunque es una buena medida, generó un cuello de botella de cirugías pendientes en el México, que ahora busca la manera de operar lo más pronto posible a esos pacientes.

Otra de las causas tiene relación con ‘pacientes viejos’ de estar en espera y a quienes les suspendieron la cirugía debido a la pandemia. A este grupo se le debe volver a realizar los exámenes para actualizar su condición, explicó el director médico de ese hospital, Douglas Montero Chacón. Según dijo, se integró un equipo con profesionales de distintas especialidades para iniciar con esa evaluación.

La lista de espera en cirugía cardíaca no es de las que están en condición más crítica en ese centro de La Uruca, pues está también todo lo relacionado con trauma, que se disparó con la flexibilización y posterior eliminación de la restricción vehicular sanitaria y también la lista de Ortopedia.

A pesar de ese hecho, las pacientes que esperan en cirugía cardíaca preocupan mucho porque su estado podría empeorar, e incluso podrían morir, si no se intervienen a tiempo.

Douglas Montero informó de también este hospital aumentó la capacidad resolutiva para hacer estudios diagnósticos de Hemodinamia, lo que tuvo efecto en la lista. De cada diez pacientes que se hacen estos estudios, uno o dos pasan a la lista de cirugía cardíaca por la severidad de las lesiones.

La Dirección ordenó que se le dé prioridad en la asignación de salas a la cirugía cardíaca. Asimismo, se está trabajando en un plan de jornadas de producción para aprobación del nivel central de la CCSS, con el fin de realizar varias de estas operaciones en horario extraordinario (después de las 4 p. m.).

“Uno desearía operar más, pero los cirujanos ya están sobrepasados”, dijo el director médico, quien explicó que cada una de estas operaciones consumen seis o más horas de trabajo en quirófano.

Entre las medidas que se estudian está la posibilidad de referir al HospitalSan Juan de Dios al grupo de pacientes que envíen de Heredia, agregó Montero. “Si el San Juan ayuda y logramos hacer estas jornadas de producción, en un año tendríamos esta lista a tres meses o menos”, aseguró.

Para la coordinadora de la Unidad Técnica de Listas de Espera (UTLE), de la CCSS, Marny Ramos Rivas, la principal hipótesis para el crecimiento de la lista en cirugía cardíaca va por el lado de la mejora en la capacidad resolutiva de Hemodinamia. Descarta que haya sido efecto directo de la pandemia, porque el aumento empezó a notarse en enero.

A nivel nacional, dijo, la espera es de 419 pacientes, según el último dato a marzo. Pronto, dijo Ramos, Heredia comenzará a realizar procedimientos endovasculares pero con fines terapéuticos, que es un segundo nivel de complejidad.

La dificultad con la cirugía cardíaca no son solo las horas de uso de quirófano, exlicó Ramos, sino que, además, estos pacientes requieren atención posoperatoria en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La CCSS, agregó la médica, ha dotado al México de mayor capacidad en infraestructura y personal. Recientemente, se le asignaron tres nuevos anestesiólogos y más máquinas de anestesia. “Es de los hospitales que se han reforzado más, no solo en su red sino en su capacidad resolutiva”, reiteró.

En los últimos años, el México ha sido escenario de varias crisis en el área cardíaca. En el 2015, quien fuera jefa de Cardiología de ese hospital, Sofía Bogantes, denunció una larga lista de espera para cateterismos en ese centro médico y atribuyó la muerte de más de un centenar de pacientes a esa causa.

Eso obligó a la Junta Directiva de la CCSS a aprobar un plan para sacar de la lista de espera de cirugía cardíaca a 357 pacientes de ese hospital.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.