Política

Ticas usan joyas de oro y diamantes para obtener créditos de hasta $100.000

Mujeres jefas de hogar y de zonas costeras son los principales usuarias de estos créditos que tomaron auge con la crisis económica

Con la crisis económica provocada por la pandemia, miles de personas, en especial las mujeres, encontraron en las joyas de oro y diamantes una forma para acceder a créditos bancarios de hasta $100.000 (¢68 millones). Las operaciones se presentan con mucha fuerza en zonas costeras, como Limón y Puntarenas.

La pignoración, como se conoce a los créditos en que se ponen alhajas como garantía, ha venido aumentando durante la pandemia, especialmente ante la necesidad de jefas de hogar de obtener financiamiento, reportó el Banco Popular (BP), entidad que tiene una línea de crédito sobre joyas.

Quienes ponen sus alhajas a responder, en ese banco, se comprometen a pagar una tasa de interés del 24% anual por el dinero prestado, con un plazo máximo de ocho años para recuperar los bienes.

Cada dos o tres meses, el BP efectúa subastas públicas de las joyas no recuperadas por los deudores.

El crédito promedio es de ¢1 millón, reportó el BP, el cual asegura que la existencia de una línea de crédito de este tipo, en el sistema financiero nacional, ayuda a combatir la usura.

La usura es el cobro desmedido de intereses sobre un crédito. Actualmente, en el país se califica como usura a los préstamos cuyas tasas superan el 33,44% en colones y el 27,98% en dólares. En el caso de los microcréditos (préstamos inferiores o iguales a ¢675.000), los intereses máximos son 47,27% en colones y 39,69% en dólares.

En la pignoración, las joyas ofrecidas como garantía no deben estar precisamente en óptimas condiciones, ya que muchas personas llegan con aretes sueltos, cadenas o pulseras que están reventadas o que presentan daños.

Lo vital es que las piezas sean de oro o diamantes, los únicos materiales que son recibidos por el BP, el cual presta hasta $100.000 en este tipo de operaciones.

Según Salvadora Rivera, jefa del área de Pignoración del Banco Popular, el procedimiento de valoración de las alhajas es sencillo. La entidad dispone de tasadores que se encargan de ello.

El Banco Popular reporta que, de 4.551 créditos sobre alhajas, un total de 3.217 créditos, equivalente al 70% de los procesos, fueron para mujeres.

Rivera sostuvo que acceden a estos créditos jefas de hogar, estudiantes y pensionados, entre otros, “con mucha fuerza en zonas como Limón o Puntarenas”, a fin de acceder a recursos para “inversiones o gestionar sus proyectos”.

El crédito de pignoración está disponible en 16 oficinas del Banco Popular; adicionalmente, este banco cuenta con una oficina especializada en la evaluación y créditos de joyas, la cual está ubicada en Barrio Amón, San José. Allí, también está la venta directa de las joyas no recuperadas.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.