Política

Rodrigo Arias: ‘La realidad fue que el Gobierno no tenía proyectos de gran calado’

‘Siento que todavía existe bastante oscuridad para la Asamblea Legislativa’, afirmó el presidente del Congreso

Rodrigo Arias, presidente de la Asamblea Legislativa, lamentó que el Gobierno no haya presentado proyectos de gran calado durante el actual periodo de sesiones extraordinarias del Congreso, en el que la Presidencia dirige la agenda de los diputados.

En especial, señaló la ausencia de planes para atenuar los efectos económicos de la crisis fiscal, la pandemia de covid-19 y la inflación.

“La realidad fue que el Gobierno no tenía proyectos de calado grande para enviar al Congreso que, por lo menos, marcaran una ruta. Es cierto que, por más que tuviera esos proyectos, era difícil que se pudiera conocerlos en el plenario legislativo, porque cada proyecto convocado tiene que seguir una tramitología legislativa, pero lo que (el Gobierno) ha hecho es convocar para plenario proyectos que ya estaban en la agenda del Congreso dentro de los procesos legislativos.

“Eso ha hecho que, muchas veces, las discusiones de esos proyectos en el plenario se resuelvan muy rápido y levantemos la sesión antes de la hora que corresponda. Eso ha sido así y me parece que será una buena oportunidad para valorar si esa reforma es mejor o no, de iniciar un gobierno con un periodo de sesiones extraordinaria”, expuso el jerarca, este miércoles, en el programa Malas Compañías, de Teletica Radio.

En materia fiscal, señaló Arias, el Gobierno no ha sido claro, sobre todo con la agenda de equilibrio fiscal negociada con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sostuvo que lo único claro, por el momento, es la insistencia de que los diputados aprueben una autorización para colocar $6.000 millones en eurobonos y $6.000 millones adicionales para, luego, pagar los primeros bonos.

“Le falta todavía una definición de qué es lo que queremos hacer. Hasta el momento, estamos viendo el cuadro que teníamos antes, cuando el Gobierno anterior salió.

“Nos sentíamos optimistas de que había cierta mejoría en el campo fiscal. Hemos logrado tener un poquito de superávit primario, que es la diferencia positiva entre ingresos y gasto, sacando los intereses; y vimos que había una proyección de que nuestra deuda total, por primera vez se veía que no seguiría subiendo, que por lo menos se estancaba ahí y que la proyección para los próximos años era que se empezaría a mover muy lentamente.

“Ahora lo que siento es que todavía no está claro cuál va ser la política de este gobierno en ese campo. No sabemos qué va a pasar con el Fondo Monetario Internacional, ¿cuál va a ser la negociación de esa relación?, ¿se va a mantener el convenio actual?, ¿se va a negociar un nuevo convenio?, ¿en qué condiciones se va a hacer?.

“En fin, yo siento que todavía existe bastante oscuridad para la Asamblea Legislativa. Lo que sí tenemos claro es que el Gobierno necesita urgentemente una aprobación para emisión de eurobonos para poderle hacer frente a obligaciones que vencen en el transcurso de este año y, sobre todo, a principios del 2023 y son colocaciones que deben de hacerse en mucho tiempo”, aseveró.

Sobre el plan de los eurobonos, Arias consideró de importancia su aprobación. De lo contrario, advirtió, Hacienda tendría que conseguir recursos en el mercado local, lo que presiona las tasas de interés y afectaría al sector productivo. “Eso hay que evitarlo”, indicó.

El jerarca del Congreso señaló, del mismo modo, la ausencia en la agenda legislativa de planes para reactivar la economía y generar empleos, máxime que se han acumulado escenarios que podrían generar una tormenta perfecta.

Tal es el caso de los efectos de la crisis fiscal y la pandemia, así como la inflación importada por la guerra en Ucrania. Este año, recordó, la economía crecerá menos del 3%, el desempleo, aunque bajó, gira alrededor del 12% y, lo más serio, según agregó, es la existencia de casi un millón de personas en pobreza.

“Con esas condiciones las metas que podríamos tener es que se reactive la economía”, aseveró. Por ello, sugirió presentar proyectos que generen empleo y reestructurar la distribución del gasto social para garantizar que este llegue a las personas que más lo necesitan.

En cuanto a reactivación económica, Arias recordó que en la corriente legislativa existen dos proyectos del Partido Liberación Nacional (PLN) que él impulsa. Uno propone permitir que los fondos de seguros inviertan en el desarrollo de viviendas de interés social y otro para construir obra pública a través de alianzas público privadas.

Una reforma constitucional del 2020 permitió que este año, por primera vez, un gobierno iniciara con un periodo de sesiones extraordinarias para colocar sus iniciativas en la agenda legislativa. A falta de dos semanas para que expire el periodo, el Ejecutivo ha enviado al Congreso pocos expedientes.

Entre estos figuran la reestructuración del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el plan para cerrar 15 órganos desconcentrados e incorporar sus funciones a sus respectivos ministerios y un plan anticorrupción que, de acuerdo con expertos, ‘no aporta absolutamente nada nuevo’ al marco normativo nacional.

Presidencia también ha agregado planes que los anteriores diputados dejaron en trámite, como la eliminación de pensiones especiales en cinco instituciones públicas o la solicitud del gobierno de Carlos Alvarado para colocar eurobonos en el mercado internacional.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.