Política

Renta global hoy no tiene viabilidad política, declara presidenta de Hacendarios

Liberación Nacional está a la espera de que el Poder Ejecutivo presente una nueva propuesta para intentar rescatar el plan acordado con el FMI

El proyecto de renta global dual carece actualmente de viabilidad política en la Comisión de Asuntos Hacendarios, afirmó la presidenta de este foro legislativo, la liberacionista Ana Lucía Delgado, luego de que el mandatario Carlos Alvarado desconvocó el plan de emergencia para evitar “su muerte” en la Asamblea Legislativa.

Tanto la Unidad Social Cristiana (PUSC) como Nueva República (PNR) presionaron la semana pasada a los congresistas de Hacendarios para que votaran el dictamen de la iniciativa, cuyo trámite venció el 21 de octubre pasado. Su propósito era archivarlo, para que el proyecto ni siquiera llegara a discutirse en el plenario legislativo. Sin embargo, con el retiro de la agenda de sesiones extraordinarias por parte del Poder Ejecutivo, la discusión del plan se suspendió.

Uno de los problemas es que, como venció el plazo de trámite, los diputados de la comisión solo podrían enmendarlo con las 24 mociones que fueron presentadas antes de su vencimiento. De otra manera, tendrían que hacer los cambios en el plenario, con mociones vía artículo 137.

El futuro del proyecto podría estar en manos de Liberación Nacional (PLN), aunque existe división entre los diputados verdiblancos de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

La congresista Ana Lucía Delgado, por ejemplo, dijo que votaría en contra de la propuesta al no encontrarle viabilidad. Yorleny León aseguró que votará a favor, con la intención de que el plan sea enmendado en el plenario. Gustavo Viales, entretanto, aún no define su posición.

“No considero posible que la reforma tenga viabilidad política y técnica, como para votarla a favor, así como está presentada, a la luz de las importantes observaciones esgrimidas.

“El expediente tiene múltiples elementos que requieren de una revisión detallada y cuidadosa de cada una de ellas, en virtud de ser una reforma densa, compleja y que modifica estructuralmente al principal impuesto que tiene el país (el de renta), afectando por ende a una gran cantidad de costarricenses”, dijo Delgado.

El plan de renta global dual reduciría el impuesto sobre la renta de los independiente y aumentaría el de los asalariados, al equiparar la tasa para ambos sectores. Además, el proyecto obligaría a las personas con más de un ingreso a tributar renta sobre la totalidad de sus entradas, en vez de hacerlo por separado, como sucede actualmente.

Yorleny León defiende la necesidad de esa reforma fiscal y asegura que el plan aún tiene la oportunidad de recibir mejoras desde el plenario legislativo.

“Con respecto al proyecto de Renta Global Dual lo estaré votando afirmativamente en la Comisión de Hacendarios, aun cuando la versión que saldrá dictaminada tiene un gran espacio de mejora, que ha sido señalada por las diferentes instituciones a las cuales se les ha consultado el mismo.

“Renta Global Dual es una propuesta progresiva de fondo desde el área de la Hacienda Pública, necesaria para el país y que va más allá de su rendimiento económico, ya que se trata también de un tema de orden, de transparencia y de justicia tributaria”, afirmó León.

Margen de negociación en los proyectos

María José Corrales, jefa de la bancada parlamentaria de Liberación Nacional, declaró que están a la espera de que el Gobierno presente una contrapropuesta sobre el proyecto de ley. Aseguró que no negociarán si el proyecto afecta “a la clase media trabajadora”.

“Veremos qué ruta plantea el Gobierno con este proyecto, porque quien está llamado a dirigir, agrupar, convencer, negociar y apoyar técnicamente al Congreso, sus fracciones y los diversos actores y sectores nacionales, es el Poder Ejecutivo, proponente de la iniciativa”, dijo Corrales.

El Gobierno tiene un nuevo margen para atenuar las propuestas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Según reconoció el ministro de Hacienda, Elian Villegas, ahora lo que se requiere de nuevos ingresos es dos tercios de la pretensión original, debido a los buenos resultados fiscales alcanzados a finales de 2021.

El Estado ahora necesitaría un mínimo de ingresos frescos por el orden del 0,7% del PIB (¢267.000 millones) a través de las iniciativas de la agenda con el FMI. Originalmente dichos proyectos debían rendir un 1,17% del producto interno bruto (PIB), porcentaje equivalente a ¢450.000 millones.

Sobre ese anuncio, la jefa liberacionista denunció falta de transparencia y de comunicación por parte del Gobierno. La congresista afirmó que su partido se enteró de esta situación únicamente a través de la prensa nacional.

“A la luz de los proyectos que estamos conociendo en el Congreso, nosotros esperaríamos como fracción una acción más concertada del Poder Ejecutivo, estimaciones, proyecciones y resultados concretos, así como los expedientes de reforma planteados que el Gobierno estaría desestimando o reconstruyendo en virtud de estos anuncios del Ministro de Hacienda, y no poner al país en vilo y en una encrucijada innecesaria de que cualquier decisión en uno u otro sentido, siempre termina afectando a los costarricenses, cuando en realidad no era así”, sentenció María José Corrales.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.