Daniela Cerdas E.. 14 diciembre, 2019
"Encuesta" publicada por Jonathan Prendas en Facebook el viernes 13 de diciembre.

El diputado Jonathan Prendas, del bloque Nueva República, lanzó una “encuesta” en Facebook sobre la norma terapéutica y, tras recibir resultados que desfavorecían su posición, la eliminó.

La supuesta “encuesta” tenía relación con el protocolo para regular los procedimientos de interrupción del embarazo, cuando peligren la vida o la salud de la madre.

A las 7:13 p. m. de este viernes, el legislador publicó el sondeo con el siguiente enunciado: “¿Está de acuerdo con que la norma técnica ignore el derecho a la vida que, legalmente tiene en Costa Rica el bebé en gestación?”.

Los usuarios de Facebook tenían dos opciones para responder: sí o no. Según la publicación, la “encuesta” tenía un plazo de seis días.

Alrededor de la medianoche, la publicación tenía 13.310 reacciones, de las cuales el 82% correspondían a la respuesta “sí” y el 18% a la respuesta “no”.

En horas de la mañana, ya no existía la “encuesta”. Este tipo de sondeos en realidad no tienen ninguna validez científica para medir la opinión pública.

Ronald Alfaro, investigador del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), manifestó que, sea cual sea el resultado de una “encuesta” en redes sociales, estas no tiene mayor validez porque no se utiliza un criterio científico para realizarlas.

Dijo que, a pesar de que el algoritmo de Facebook la llama “encuesta”, esto es en realidad un sondeo realizado por un interesado a sus seguidores, que es un grupo “cerrado” y no representa la opinión de la totalidad de personas.

“El problema con este tipo de sondeos es que quien determina quién participa es el que responde, no son encuestas, son sondeos. Esos sondeos cualquier persona los puede responder, hay grupos que quedan excluidos como, por ejemplo, la gente que no está en redes sociales. Esos sondeos no tiene ninguna validez metodológica.

"Es como el que tenga un programa de radio y abra el micrófono, quien toma la decisión de responder es quien llama, que es normalmente el que escucha el programa o tiene redes sociales.

En una encuesta verdadera, un equipo de investigadores define una muestra representativa de la población costarricense”, dijo Alfaro, quien añadió que un equipo de encuestadores se encarga de buscar a las personas.

“Las preguntas las definen un equipo de investigadores que selecciona las preguntas y la forma en que se hacen. No solo se hace una pregunta, se cuestiona quiénes son, dónde viven, (en caso de votaciones) si es su primer voto o no. Hay una serie de elementos que se necesitan entender primero antes de preguntar”, manifestó.

La Nación llamó en reiteradas ocasiones al diputado para conocer las razones por las cuales borró la publicación, pero no contestó.

Prendas es parte del grupo de diputados autodenominado “provida” que, el viernes, manifestó que la norma técnica firmada por el presidente Carlos Alvarado es “ilegal e inconstitucional”.

La norma técnica se aplicará, por ejemplo, para casos de mujeres con patologías o enfermedades como los embarazos ectópicos (cuando el óvulo fecundado anida en una de las trompas de falopio), enfermedades del corazón y riñón graves, así como tumores en el interior del útero e infecciones de la placenta y del líquido amniótico.

Una encuesta elaborada por el CIEP, en alianza con la Defensoría de los Habitantes y el Sistema de Naciones Unidas (ONU), mostró que, entre los costarricenses enterados del tema, el 58% respalda la decisión de firmar la norma técnica y el 42% la rechaza.