Josué Bravo. 22 enero
Otto Roberto Vargas y María Inés Solís, del Republicano y del PUSC, no están de acuerdo con los límites a las tasas de interés del proyecto actual. Foto: Rafael Pacheco
Otto Roberto Vargas y María Inés Solís, del Republicano y del PUSC, no están de acuerdo con los límites a las tasas de interés del proyecto actual. Foto: Rafael Pacheco

La diputada María Inés Solís, cojefa de bancada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), aceptó retirarle 22 mociones de fondo al proyecto para fijarles un techo a las tasas de interés de los préstamos, con tal de alcanzar un consenso entre los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios que estudia el texto.

Solís llegó a un acuerdo con los miembros de la Comisión para hacer un nuevo intento, el próximo martes, por definir un límite sin que esto excluya a los sectores más pobres del acceso al crédito formal.

“Me parece que es innecesario seguir hablando del mismo tema por dos horas más, un día más ,donde vamos a discutir mociones que serán denegadas. Entonces, yo les propuse que esperáramos a la siguiente sesión que es el próximo martes y, luego, tener otra mesa de trabajo (solo entre diputados) para tratar de llegar a un acuerdo”, añadió la legisladora luego de levantarse la sesión de este miércoles.

Las 22 mociones retiradas por la jefa del PUSC eran parte de un grupo de 27 que ella misma presentó el 26 de noviembre del 2019.

La versión actual del proyecto establece que las tasas de interés no podrían superar 2,2 veces la tasa de interés activa del sistema financiero nacional. En noviembre del 2019, ese límite equivalía a un 30,2% para préstamos en colones y un 15,4% para los financiamientos en dólares.

Las tasas por encima de ese límite serían consideradas como usura, es decir, como delito.

Sin embargo, el Banco Central considera que ese techo es demasiado bajo y que excluiría a miles de personas del sistema crediticio formal.

La liberacionista Ana Lucía Delgado, presidenta de la comisión, explicó que, antes del retiro de las mociones de fondo por parte de Solís, había preocupación en la Comisión de Hacendarios sobre el poco avance del proyecto, debido a que aún le falta recorrido para que pueda llegar al plenario.

(Video) Comisión de Hacendarios escuchará de nuevo a expertos financieros

Además, indicó que la Comisión tiene otros proyectos por debatir que tampoco han podido avanzar.

“Por eso, esta preocupación lleva a los diputados a hacer un requerimiento que nos permita lograr una acuerdo de mayoría y poder avanzar en el dictamen de este proyeccto. Las mociones quedaron retiradas”, expuso la verdiblanca.

Tanto Solís como Delgado explicaron que los diputados se reunirán la noche del martes, en busca de una moción que genere el respaldo de la mayoría de los legisladores de Hacendarios.

Por su parte, Delgado añadió que la discusión, en esa ocasión, será a partir de las metodologías propuestas por entidades como el Banco Central de Costa Rica (BCCR) o la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), por mencionar algunas de las recibidas en comisión.

No obstante, Welmer Ramos, diputado del Partido Acción Ciudadana, uno de los principales impulsores del proyecto, afirmó que la Comisión ya decidió acoger la metodología propuesta por Sugef, exceptuando los porcentajes de las variables incluidas en la fórmula.

“Ha puesto los números de los entes más ineficientes y los más careros”, aseveró Ramos, sobre la fórmula de la Superintendencia.

La Sugef propuso inicialmente un tope por encima del 43% que toma en cuenta margen de utilidad de los bancos, liquidez, costos financieros, gastos administrativos y el nivel de riesgo o pérdida esperada.

Luego, este martes, tras consultas separadas del diputado del Partido Republicano Social Cristiana (PRSC), Otto Roberto Vargas, así como de Ramos y del liberacionista David Gourzong, la Sugef presentó una nueva alternativa que fijaba la tasa de usura por encima del 45%.

En un mismo documento, la Suprintendencia, también, recomendó establecer una tasa diferenciada para el microcrédito, la cual sería del 61%.

Delgado, Solís y Ramos adelantaron que antes de la mesa de trabajo entre los diputados, durante la tarde del mismo martes, la Comisión escuchará por última vez en audiencia a los jerarcas del BCCR, Rodrigo Cubero; de Sugef, Bernardo Alfaro; del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), Alberto Dent; y al director del Sistema Banca de Desarrollo, Miguel Aguiar.

La finalidad de estas comparecencias, que durarían 15 minutos cada una, es evacuar nuevas dudas sobre si se debe establecer un límite a los microcréditos productivos o sobre el cálculo del nivel de pérdida esperada, variable que está incluida, por ejemplo, en la metodología propuesta de la Sugef, explicó Delgado.

“Se genera la necesidad de que vengan estas cuatro personas a audiencia para terminar de generar las preguntas que sean necesarias, para poder alcanzar ese eventual acuerdo ese mismo martes por la noche”, explicó la verdiblanca.

Solís advirtió de que, si ese día no no hay “humo blanco”, o bien, si se establece una metodología sin tomar criterios técnicos, volverá a presentar mociones al expediente hasta que se logre un acuerdo.

Ella afirmó que ese es parte de lo pactado hoy en Hacendarios.

“El consenso, en este momento, yo lo veo larguísimo, pero tiene que haber buena voluntad y yo estoy dando esa primera muestra de buena voluntad. Quiero que nos apeguemos a los criterios técnicos que nos están dando Sugef, Conassif y el Banco Central.

“Me parece que es lo más correcto. Son nuestros entes autorizados para dar criterios técnicos y, además, me parece una barbaridad que a los diputados, a los cuales no les gusta esos criterios técnicos, prefieran apartarse de ellas”, señaló la socialcristiana

Insistió en que no se opone a regular la usura, sino en que se pueda excluir a sectores vulnerables.

“Yo no estoy de acuerdo con la regulación de precios y la regulación de tasas es otra regulación de precios más, pero yo entiendo que en la coyuntura política que estamos algún proyecto va a pasar. Yo me tengo que asegurar que sea el proyecto más correcto, el más responsable y que sea el que no afecte a los más vulnerables”, expuso la cojefa del PUSC.

En tanto, Ramos indicó que el martes expondrá la experiencia de países como Colombia o Chile, donde ya se han establecido tope a las tasas de interés.

“Estamos llegando a un acuerdo. Primero hay que señalar (el endeudamiento) es una epidemia en la sociedad costarricensede. No es ni cristiano, ni es legalmente aceptable, ni es moralmente aceptable seguir dando largas a este proyecto, pero estoy optimista de que estamos llegando a un acuerdo en no legalizar la usura. Es lo que aha puedo adelantar”, afirmó el legislador del PAC.