Política

Gobierno recorta presupuesto extra para MOPT y Conavi por escándalo Cochinilla

El Gobierno redujo en cerca de ¢26.000 millones la solicitud de presupuesto adicional para el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y el Consejo Nacional de Concesiones (CNC).

En el sétimo presupuesto extraordinario de este año, la Presidencia pidió autorización a los diputados para aumentar en ¢19.600 millones el gasto de este sector, muy inferior a los ¢47.000 millones solicitados hace tres meses.

El Poder Ejecutivo alegó que, revisadas las prioridades después del escándalo del Caso Cochinilla, ese es el dinero requerido para cubrir los compromisos contractuales en lo que resta del año.

Entre los compromisos del MOPT por cumplir, se encuentran ¢2.000 para el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (Lanamme), encargado de la supervisión de obras viales.

Otros ¢12.000 del Conavi financiarían el proyecto de rehabilitación y ampliación de la ruta 32 que conecta a San José con Limón.

En otro plan de gastos extraordinario anterior, el quinto del 2021, los diputados aprobaron ¢1,500 millones para Incofer que habían sido presentados en el mes de julio, en el cuarto extraordinario, el cual debió ser retirado por el escándalo en obras viales.

De ese modo, la reducción con relación a lo presentado hace dos meses rondan los ¢26.000 millones.

La principal reducción se da en los recursos para la Ruta 32. En el mes de junio el Gobierno había presupuesta ¢21.428 millones, ahora son apenas un poco más de la mitad.

El Ejecutivo les propuso a los diputados, en aquella ocasión, una pausa mientras el MOPT revisaba las prioridades de ejecución de obra pública en infraestructura.

El ministro de Hacienda, Elian Villegas, explicó que la solicitud de menos recursos no solo obedece a cautela, sino a factores de tiempo, dado que a medida que avanzó el año quedan menos meses para la ejecución.

“El cuarto extraordinario se presentó en el mes de junio. Ya en este momento nosotros estamos en la mitad de setiembre, probablemente el sétimo extraordinario se ejecutaría desde mediados de octubre en adelante. Hay tres meses menos de ejecución y eso implica una reducción importante en el gasto que se pueda realizar”, detalló.

Por otra parte, de los ¢19.300 millones adicionales, ¢17.300 millones serían financiados con superávits de órganos desconcentrados (ODs) y el resto con endeudamiento.

El cambio también significa que el Ejecutivo recurrirá a menos endeudamiento nuevo para sufragar los compromisos en el área de transportes.

Hace tres meses, en el cuarto presupuesto extraordinario, Hacienda había solicitado que los ¢47.000 millones, de los cuales ¢22.607 millones venían de superávit y el resto de deuda.

Finalmente el Gobierno planteó movimientos internos de partidas, en el sector de Obras Públicas y Transportes, por alrededor de ¢17.000 millones.

Ahora, en el sétimo presupuesto extraordinario, la solicitud de Hacienda incluye financiamiento “para la atención de obligaciones jurídicas contractuales, previamente asumidas” por al área de Transportes, dice el proyecto.

Añade que tales obligaciones “deben ser atendidas en tiempo y forma, por devenir de contratos que las amparan; así como de otras previsiones para atender sendos compromisos de dicha cartera”, conforme lo planificado para este año.

El Gobierno pide, además, traslados internos por ¢3.300 millones en el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.