Política

Cruickshank justifica cobro de ¢7 millones a candidatos a diputado porque ganarán ¢200 millones en Asamblea

Eduardo Cruickshank, candidato presidencial de Restauración Nacional (PRN), justificó que su partido les cobrara hasta ¢7 millones de inscripción a los aspirantes a diputado porque ganarán ¢200 millones en cuatro años en caso de ganar la curul.

“Si está por el costo-beneficio de una persona que va a ser diputado y que va a ganar ¢4 millones mensuales por 48 meses, en realidad es una suma que no es importante”, dijo el diputado, cuando se le preguntó por el monto que cobró Restauración por ingresar a sus papeletas.

Los diputados en realidad reciben más de 48 pagos (¢192 millones), pues también perciben aguinaldo, de manera que los ingresos rondan los ¢208 millones en el periodo de cuatro años.

Durante una entrevista en el programa Zoom Electoral, de Canal 13, el miércoles 13 de octubre, Cruickshank precisó que el costo de inscripción fue de ¢7 millones para los aspirantes que ocupan los primeros de las papeletas provinciales y de ¢5 millones para los que ocupan los segundos puestos.

El diputado y abogado de 63 años citó las cifras al explicar la forma en que el PRN financia el inicio de la campaña electoral, mientras adquiere financiamiento en el sistema bancario.

“El Partido Restauración Nacional tiene derecho a deuda y, en este momento, estamos haciendo gestiones ante los bancos privados para obtener el financiamiento. Hemos estado usando para la campaña los recursos que se obtuvieron de las inscripciones de las diferentes candidaturas.

“Se cobraron las candidaturas a las diputaciones. Para los primeros lugares, el partido cobró ¢7 millones, para los segundos, ¢5 millones. Entonces, estamos utilizando esos recursos”.

En el 2018, Restauración Nacional fue el partido que más recursos obtuvo de la deuda política. Adquirió derecho a cobrar casi ¢6.000 millones luego de la campaña en la que Fabricio Alvarado, hoy contrincante de Cruickshank con otro partido, era el candidato restauracionista.

El aspirante también se refirió a la campaña de hace cuatro años: “Nosotros no creemos en volver a una campaña tan fea. Los costarricenses no queremos recordar cómo la pasada campaña dividió al país, cómo dividió a los costarricenses y permitió que entre hermanos a los costarricenses se dijeron cosas muy feas”.

Sobre Fabricio Alvarado, dijo que es un candidato más del grupo de 27 que compiten por la Presidencia. “Con él no hago ninguna diferencia particular. Los dos tenemos intención de llegar al electorado con la diferencia de que yo no tengo doble postulación”, subrayó.

Cruickshank dijo que el hecho de no aspirar a la Presidencia con doble postulación, significa un interés genuino de su parte por llegar a Zapote, para lo cual, añadió, presentó un programa de gobierno sólido.

Sin embargo, por ser legislador del actual periodo, el abogado no puede aspirar a la Presidencia y al mismo tiempo a una curul. La legislación electoral costarricense no permite la elección continua de los legisladores.

“Eduardo Cruickshank ofrece un gran liderazgo, una candidatura de una persona con mucho carácter que sabe tomar decisiones, que no le tema a tomar decisiones, una persona que nadie le tiene que contar ni decir lo que es la pobreza”, dijo el candidato.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.