Política

Carlos Alvarado veta rebaja en marchamo 2022

El presidente de la República, Carlos Alvarado, vetó este viernes el proyecto de ley que pretendía rebajar el costo del marchamo 2022 a los propietarios de los vehículos valorados en menos de ¢15 millones.

De haber firmado la rebaja, el Gobierno habría tenido que enfrentar un hueco de ¢30.000 millones en las finanzas públicas, debido a los recursos que dejarían de percibir las arcas estatales en el cobro del impuesto a la propiedad de los automotores.

Pese a las advertencias del Ministerio de Hacienda y de la misma Contraloría General de la República (CGR) sobre el inminente faltante de dinero, los diputados aprobaron la rebaja en segundo debate el 21 de octubre, con 32 votos a favor y solo seis en contra.

Alvarado manifestó, a través de un comunicado, que de no haber vetado el proyecto de ley todos los costarricenses habrían tenido que pagar con intereses el faltante de dinero que causaría dicha rebaja, independientemente de que tengan vehículo o no.

“A primera vista, la reducción del marchamo podría parecer que ayuda a la economía de las personas que tienen carro. Pero no se hizo bien. Porque lo hicieron sin compensar la pérdida de esos ingresos, lo cual causa un hueco presupuestario. Desde el Congreso se pudo haber bajado el marchamo a los carros de menor valor y subirlo a los carros de lujo, por ejemplo. Pero ese no fue el camino que se tomó, y eso genera una pérdida de recursos que el país necesita urgentemente en este momento.

“Lo aprobado genera un hueco presupuestario y enviaría a los mercados un mensaje negativo que pondría en riesgo la estabilidad económica del país. Y además va contra los objetivos del acuerdo que hemos alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para estabilizar la economía”, aseguró.

Además, agregó que está dispuesto a asumir el costo político de su decisión con tal de, según él, continuar la ruta de consolidación fiscal. “No se trata de eludir las decisiones difíciles para buscar la popularidad momentánea”, dijo.

El proyecto de ley establece una reducción del impuesto a la propiedad de los vehículos que oscila entre el 9% y el 45%. También, condona el pago de los marchamos atrasados del 2021 hacia atrás si el propietario paga lo correspondiente al próximo año antes del 1.° de enero.

Con la escala de descuentos aprobada por los diputados, el propietario de un vehículo particular valorado en ¢5 millones, por ejemplo, se habría ahorrado ¢24.330; el dueño de un auto de ¢15 millones habría pagado ¢44.330 menos.

El marchamo de 2022 saldrá a cobro el lunes 1.° de noviembre. El mandatario informó de que este mismo viernes se publicará la actualización del valor fiscal de los vehículos en el diario oficial La Gaceta.

Posibilidad de resello

La única posibilidad de que los diputados puedan resellar el proyecto de ley, para dejar en firme la rebaja al marchamo, es que sea el mismo Poder Ejecutivo el que convoque la iniciativa.

Esto sucede porque el Gobierno toma control de la agenda legislativa con las sesiones extraordinarias, a partir del lunes 1.° de noviembre. En ese supuesto, los diputados requerirían el voto afirmativo de 38 de los 57 legisladores (mayoría calificada).

El Reglamento de la Asamblea Legislativa establece que, una vez recibido el veto, la Presidencia del Congreso deberá comunicarlo al plenario legislativo.

A partir de ese momento, la iniciativa será devuelta a la comisión que conoció en primera instancia el proyecto. Los integrantes de ese foro deberán rendir un informe al plenario, en un plazo no superior a un mes, mediante el cual se recomiende o descarte el resello.

Si el informe recomienda el resello, este será sometido a votación en una única sesión. No obstante, debe contar con la aprobación de 38 legisladores.

Tarifas y devolución de dinero

Si los diputados resellan finalmente el proyecto de ley, el Instituto Nacional de Seguros (INS) deberá cobrar los marchamos con la rebaja establecida en el impuesto sobre la propiedad.

El presidente ejecutivo del Instituto, Gabriel Pérez, explicó cómo procederían en caso de que la rebaja quede en firme después del 1.° de noviembre, día en que entrará en cobro el marchamo de 2022 con las tarifas originales.

“Nosotros tendríamos que parar la operativa, es decir, retirar el cobro del marchamo; luego hacer el ajuste correspondiente, una vez tengamos la información. Estaríamos durando un día en actualizar nuestro sistema para que otra vez pueda seguir la corrida del marchamo”, manifestó.

En caso de que un propietario pague la totalidad del marchamo y días después entre a regir una rebaja, mediante un posible resello de la ley, por ejemplo, esa persona tendría que apersonarse a reclamar la devolución de su dinero ante el Ministerio de Hacienda, explicó Pérez.

Aunque se le consultó en conferencia de prensa, sobre cuál era la fecha máxima para implementar una eventual reducción de las tarifas, el jerarca no respondió. La campaña de cobro del derecho de circulación se extiende del 1.° de noviembre al 31 de diciembre de 2021.

Colaboraron los periodistas Juan Fernando Lara y Aarón Sequeira.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.