Patrimonio

San Carlos prepara inventario para dimensionar su riqueza cultural

Municipalidad y Centro de Patrimonio se unen para recopilar gastronomía, tradiciones, bailes y actividades para compartirlos con sus habitantes y con el resto del país

¿Cuándo piensa en San Carlos que es lo primero que se le viene a la mente? ¿El volcán Arenal? ¿El templo de Ciudad Quesada? ¿El quiosco de algún parque? ¿Las aguas termales de La Fortuna? ¿Actividades como el boyeo o los bailes folclóricos?

Para tener mejor información, la Municipalidad de San Carlos y el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC), del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) preparan un inventario.

“San Carlos es el cantón más grande de Costa Rica, con una diversidad y riqueza cultural impresionante, en la que cada distrito destaca por algo diferente”, explicó Walter Hernández, vocero de la Municipalidad sancarleña.

“Venecia por el boyeo; en La Fortuna hay mucho artista artesano; en Pocosol, Aguas Zarcas y Pital, grupos de bailes folclóricos y algunos de baile popular. A Pital lo conocemos por la actividad equina y bovina, en Monterrey la ganadería, en Cutris la caña de azúcar; esto a nivel de producción, lo que también indica la cultura, actividades y arte que ejecutan”, añadió.

Para el funcionario, lo más importante para ellos es conocer bien qué tienen en el cantón. La idea es crear una “radiografía cultural” completa de ese territorio, así como los insumos necesarios para la selección de atractivos turísticos y el desarrollo de una guía turística.

“Nos interesa recabar la información de qué tenemos y dónde está. Sabremos si alguien está activo, qué hace, cómo lo hace y por qué lo hace. Esto va a permitir partir de ahí para trabajar las políticas culturales del cantón”, apuntó Hernández.

“Vamos a incentivar a las organizaciones que tienen diferentes expresiones culturales a formar parte de esta base de datos para recibir apoyo municipal, porque solo así nos podemos ordenar”, agregó.

Trabajo en proceso

En este momento se establecen los contactos con las personas portadoras de tradición y grupos culturales como: boyeros, grupos de baile, cocineras y cocineros tradicionales, artesanos de diversas técnicas, artistas, asociaciones culturales y otros por el estilo.

De forma simultánea, se inició el proceso de levantamiento de información que estará vigente hasta agosto del presente año.

Luego, esta información será sistematizada para culminar alimentando los registros de Sicultura y seguidamente, el sitio web municipal. El proceso se planeó para concluir en noviembre próximo, posteriormente se comunicarán los resultados a la comunidad local y nacional.

Natalia Cedeño, antropóloga de la Unidad de Patrimonio Cultural Inmaterial del CICPC, señaló el objetivo es realizar un proceso de levantamiento y sistematización de las manifestaciones culturales sancarleñas que permita ampliar los datos del Sistema de Información Cultural de Costa Rica (Sicultura) y que brinde un minidirectorio del patrimonio cultural inmaterial presente en el cantón.

La información recopilada será de acceso público mediante Sicultura y la página web de la alcaldía. Esto le permitirá ser consultada para la realización las políticas locales emprendidas por el municipio, así como por la ciudadanía en general.

Otros inventarios

Este no es el único cantón que cuenta con un inventario de este tipo. Este es un proceso que lleva nueve años y en los que ya hay 12 cantones involucrados, muchos territorios aledaños lo trabajaron en conjunto.

- Mora y Santa Ana (2013)

- Grecia (2014)

- Belén (2015)

- Esparza (2016)

- Alajuelita (2017)

- Los Santos: Dota, León Cortés y Tarrazú (2018),

- Turrialba (2019)

- Santa Cruz (2019)

- Golfito (2020)

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.