Lucía Astorga. 10 enero
Pintura al óleo (1954), en la cual se representa al científico Clodomiro Picado. Foto: Karla Richmond.
Pintura al óleo (1954), en la cual se representa al científico Clodomiro Picado. Foto: Karla Richmond.

Una colección de documentos y objetos del reconocido científico Clodomiro Picado Twight, fueron declarados como "de inigualable legado histórico y de gran relevancia para la cultura y la sociedad costarricense”.

Son un total de 20 materiales, que contienen información sobre la vida del investigador. El acervo se compone de títulos, certificados, medallas originales, una pintura al óleo de Picado, manuscritos y solicitudes de su propia autoría, para inscribir inventos.

Los materiales son considerados como únicos en su tipo; son resguardados por la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Archivo Nacional. Debido a su importancia, fueron declarados ‘Memoria del Mundo Costa Rica 2019’.

Medalla de reconocimiento, otorgada por el Viriato Figueredo Lora, excónsul general de Costa Rica en Suiza. Fecha de emisión: 1932. Foto: Karla Richmond.
Medalla de reconocimiento, otorgada por el Viriato Figueredo Lora, excónsul general de Costa Rica en Suiza. Fecha de emisión: 1932. Foto: Karla Richmond.

Esta es una de las tres categorías con las que cuenta el Programa Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Los registros, dependiendo de su importancia, pueden hacerse a nacional, regional e internacional.

Por medio de estas designaciones, la Unesco “incentiva la preservación y el acceso del patrimonio histórico documental de mayor relevancia para los pueblos del mundo. ¿El objetivo final?, fortalecer la memoria colectiva y así impulsar el desarrollo de los países a través de la educación, la ciencia y la cultura”, indica un comunicado de la UCR.

Del total de los materiales sobre el doctor Picado, registrados como ‘Memoria del Mundo Costa Rica 2019’, nueve piezas son parte del patrimonio de la UCR y están bajo la protección del Instituto Clodomiro Picado (ICP). Los restantes 11 están bajo la custodia del Archivo Nacional.

“Los documentos son de indiscutible importancia y fueron producidos por un insigne costarricense que, gracias a sus importantes hallazgos, impulsó el desarrollo científico del país. No cabe duda de que la labor realizada por el Dr. Picado ha sido fuente generadora de nuevos conocimientos y avances científicos para el país y otras latitudes del mundo, lo cual permitió que Costa Rica se posicionara muy bien a nivel internacional”, manifestó Magda Cecilia Sandí, presidenta del Comité Nacional de Memoria del Mundo (CCCU), según declaraciones recogidas por el sitio web de la UCR.

Certificado de Estudios Superiores en Botánica emitido por la Facultad de Ciencias de París. Fecha de emisión: 19 julio de 1912. Foto: Karla Richmond.
Certificado de Estudios Superiores en Botánica emitido por la Facultad de Ciencias de París. Fecha de emisión: 19 julio de 1912. Foto: Karla Richmond.

Picado nació el 17 de abril de 1887, en el departamento de San Marcos, en Nicaragua. Sus padres, Clodomiro Picado Lara y Carlota Twight Dengo, ambos costarricenses y vecinos de la provincia de Cartago, se trasladaron al país vecino por razones de trabajo del padre del que se convertiría en un reconocido científico.

La familia regresaría a suelo tico en 1890. Picado recibió su educación primaria y parte de la secundaria en el Colegio San Luis Gonzaga, de Cartago, posteriormente se traslada al Liceo de Costa Rica en el que se recibe como bachiller en 1906.

Al graduarse, viaja a Francia donde obtiene el diploma de estudios superiores en Zoología, de la Universidad la Sorbona, en París.

Título de doctorado honoris causa otorgado por la Universidad de Costa Rica. Fecha de emisión: 16 de octubre de 1942. Foto: Karla Richmond.
Título de doctorado honoris causa otorgado por la Universidad de Costa Rica. Fecha de emisión: 16 de octubre de 1942. Foto: Karla Richmond.

Vuelve al país en 1910 y empieza a desarrollar estudios sobre la vida animal en las plantas bromeliáceas aéreas de Costa Rica. Escribió cerca de 115 trabajos científicos en diversos campos relacionados con la biología, la microbiología médica, la fisiopatología y la inmunología.

Además, fue un pionero en la investigación del veneno de serpientes. Ese hecho lo llevó al reconocimiento internacional por demostrar la eficacia de una alternativa que, incluso hoy, es clave para salvar vidas alrededor del mundo: los sueros antiofídicos.

Falleció el 16 de mayo de 1944.