Gobierno

Contraloría revela ineficacia del Programa Empléate

Desempleo en jóvenes se incrementó 6,52 puntos porcentuales entre 2011 y 2016

El desempleo entre la población joven aumentó en 6,52 puntos porcentuales entre el 2011 y el 2016, en el mismo período en el que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social impulsó el programa Empléate, que busca mejorar las habilidades de este grupo etario para el mercado laboral.

En el 2011, el 34,82% de la población desempleada en Costa Rica estaba conformada por jóvenes de entre 17 y 24 años. (78.289 personas). Cinco años después, el 41,34% de los que no tenían trabajo estaba en ese grupo poblacional (89.967).

Paralelamente, el programa asistencial Empléate, que brinda subsidios a los muchachos para que se capaciten, aumentó sus erogaciones significativamente, sin que esa inversión se tradujera una redución del desempleo.

Así se desprende de un informe de la Contraloría General de la República (CGR) que señaló, entre otras cosas, que dicho programa no cuenta con suficientes estudios de mercado para determinar las capacitaciones que se deben brindar, para que los beneficiarios tengan más posibilidades de insertarse en el mercado laboral.

Según el informe, en el 2012 el programa desembolsó ¢946 millones, mientras que para el 2016 la cifra alcanzó los ¢9.451 millones. En total, el programa ha invertido en subsidios más de ¢29.272 millones.

Empléate fue diseñado como una medida para contrarrestar el desempleo en las personas jóvenes, brinda un subsidio a los beneficiarios para que asistan a capacitaciones en centros públicos y privados, ese subsidio se definió en ¢100.000 si acuden a centros públicos o ¢200.000 si es privado.

Sobre este subsidio, se determinó que el monto no fue definido a través de criterios técnicos y no ha sido revisado desde la creación del programa.

La Contraloría, además, encontró debilidades en la aplicación y contenido de los procedimientos establecidos para seleccionar los beneficiarios y captar los centros de formación y tampoco se realiza seguimiento y monitoreo a la personas egresadas del programa.

“Se evidenciaron falencias en la conformación y resguardo de expedientes de los proyectos de capacitación, las cuales afectan el seguimiento del Programa”, añadió la CGR en sus conclusiones.

Empléate está dirigido a jóvenes entre 17 y 24 años, mediante tres modalidades: Avancemos Más (para quienes tienen la secundaria), Por mí (dirigido a quienes solo tienen primaria o noveno), e Inclusivo (dirigido a personas con alguna discapacidad y de hasta 35 años).

De acuerdo con la Contraloría, entre el 2012 y 2017 se ha contado con la participación de 54 centros de formación, públicos y privados, de los cuales se encuentran 52 activos a la fecha.

Entre otras disposiciones, el ente contralor le solicitó al Ministerio que elabore y divulgue "estudios de mercado y prospección que permitan definir y seleccionar las capacitaciones del Programa Empléate de acuerdo con la dinámica del mercado de trabajo costarricense" y revisar el monto de los subsidios otorgados, para que se ajuste a las necesidades de la población.

Además, que se implementen mecanismos de monitoreo que consideren "los informes de cierre de los proyectos de capacitación remitidos por los Centros de Formación y los informes de seguimiento de las Municipalidades con las que el MTSS posee convenio de cooperación y ventanilla Empléate".

El viceministro de Trabajo, Juan Alfaro, defendió la finalidad del programa y aseguró que el aumento en el desempleo es "técnicamente razonable".

"Ahora estamos tomando un grupo importante de personas que no tenían las oportunidades de capacitarse, las estamos sacando de un estado inactivo, las capacitamos y les permitimos la opción de buscar empleo. Automáticamente las estamos incorporando a un mercado laboral activo", dijo Alfaro.

En cuanto al tema del seguimiento de los beneficiarios para determinar las tasas de empleabilidad tras salir del programa, el funcionario aseguró que el programa está llamado a brindar oferta formativa y no cuenta con una estructura para generar ese monitoreo de los estudiantes que salen.

"Sí se da un monitoreo durante los procesos formativos porque sin ese monitoreo no se hacen desembolsos, hay un monitoreo de la dirección empleo donde estamos seguros de que los estudiantes están llegando al curso para dar los subsidios", añadió.

Alfaro negó que faltaran estudios de mercado para definir la oferta de capacitaciones.

Según dijo, cuentan con criterios de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) y el programa Horizonte Positivo, entre otros.

Eso sí, el viceministro reconoció que no existen criterios técnicos en los documentos del programa para fijar los montos de los subsidios que se establecieron en el 2011, sin embargo, dijo, las explicaciones que han recibido es que estos consideraron aspectos como la canasta básica.

"El informe se ve como una opción de mejora. Desde ya, hicimos el contacto entre Desaf (Dirección de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares) y Empleo para que Desaf nos aporte el personal técnico para hacer las revisiones del caso, esto podría hacer que pueda bajar o subir un poco el beneficio, sin embargo no creemos que esté tan desajustado por el tema de los centros privados", dijo.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo, desde el 2014 y hasta el año pasado, 21.876 personas se habían beneficiado con el Programa Empléate.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.