Educación

Redactora de extenso cuestionario de FARO: Advertí que no se debía aplicar todo el mismo día

Ana Balbina Flores consideró que las preguntas ‘no estaban fuera de lugar’ y que no hubo dolo en su aplicación

El pasado 12 de noviembre, último día de las pruebas FARO, 70.000 niños de quinto grado pasaron de 9 a. m. a 2 p. m. sentados, con mascarilla, respondiendo 621 preguntas del cuestionario de factores Asociados, algunas de tipo personal, sin tener la oportunidad de comer durante ese tiempo ni tomar ningún descanso.

Los padres de familia manifestaron que los pequeños terminaron agotados y hasta con ampollas en los dedos luego de responder los cuatro cuestionarios incluidos como parte de las pruebas Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO) exigidos por el Ministerio de Educación Pública (MEP)

Ana Balbina Flores, asesora nacional de Estudios Sociales, quien participó en la confección de dichos cuestionarios, contó que ella advirtió a sus superiores, Florlenis Chévez, y Pablo Mena, acerca de que el cuestionario no debía hacerse todo el mismo día y que se le debía dar refrigerio a los alumnos, pero su recomendación fue ignorada.

Chévez es la jefa del Departamento de Evaluación Académica y Certificación del MEP y Mena era el director de Gestión de Evaluación y la Calidad, pero renunció luego de la polémica desatada por la aplicación del formulario.

El calendario de las pruebas FARO del año pasado contemplaba cuatro días para realizar las pruebas de tres materias básicas (Ciencias, Matemáticas y Español) y aplicar el último día los formularios de Factores Asociados.

Flores detalló que su recomendación fue que los alumnos completaran un formulario de Factores Asociados por día, luego de contestar el examen de la materia respectiva y de tomar un refrigerio. “Pero, por decisión de no sé quién, se aplicaron todos los cuestionarios en un solo día”, aseveró ante los diputados de la Comisión de Ingreso y Gasto Público.

“Se lo dije (a Mena y Chévez) en reuniones donde estábamos todos los funcionarios; se lo dije el día que me asignó como integrante de Factores Asociados y Logística, que no estaba de acuerdo que eso se aplicará el último día. Se lo dije, los dije una y otra vez porque así no es cómo se aplican este tipo de cosas”, insistió,

La funcionaria participó en la comparecencia de este jueves junto con los docentes Roylan Matarrita, José Rodríguez, Rosa Mondragón y el estadista Fabián Calvo. Ellos formaban el equipo de Factores Asociados del Departamento de Evaluación Académica y Certificación y alegaron que fueron los encargados de “transcribir” las preguntas de un formulario piloto que se aplicó en el 2019.

Balbina sostuvo que el plan piloto del 2019 y parte del cuestionario que se aplicó en noviembre anterior, se desarrollaron con preguntas que confeccionó un equipo en 2017, del cual ella formó parte.

Agregó que los cambios hechos al último cuestionario fueron de forma (tildes, lenguaje inclusivo, etc) y no de fondo y que solo se le agregaron unas preguntas sobre la educación en pandemia; afirmó que el resto quedó igual.

Por su parte, Roylan Matarrita explicó que lo que ellos hicieron fue tomar los cuestionarios del 2019, analizarlos a nivel individual y después realizar un análisis grupal.

“Nosotros sí trabajamos los cuestionarios pero lo que hicimos fue cumplir con dos cosas, una que no pasará de 12 páginas y lo otro el mínimo necesario, en función del análisis estadístico; nosotros no podíamos eliminar un ítem. A partir del análisis estadístico, se nos dice qué es lo que continúa, nosotros lo que hacemos es seguir un procedimiento y seguir directrices. Nosotros somos los encargados de hacer todo lo planteado por la jefatura (Florlenis Chévez) y la jefatura dio el visto bueno”, comentó Matarrita.

Florlenis Chévez compareció en diciembre anterior ante esta misma comisión y dijo que desconocía quién elaboró las preguntas sensibles de carácter socioeconómico. Agregó que el equipo de Factores Asociados fue el que decidió agregar o quitar preguntas.

Chévez sostuvo en ese entonces que el cuestionario original se confeccionó en el 2018, un año antes de que ella asumiera el cargo en dicho departamento. Ella ocupó el puesto desde finales del 2019 hasta mayo del 2021, cuando se venció su nombramiento.

Durante la comparecencia de este jueves, los diputados les consultaron a los funcionarios del MEP sobre si recibieron alguna advertencia sobre si las preguntas de tipo socioeconómico incluidas en el formulario de Factores Asociados podrían representar una vulneración de datos de los menores y si estuvieron de acuerdo con dichas consultas.

A los niños se les preguntó, entre otras cosas, si las paredes de su casa eran de block o ladrillos, de cemento en la base y madera arriba, prefabricadas; si el piso era de mosaico, cerámica, terrazo, cemento o madera.

“Desde la perspectiva técnica, las preguntas no vulneran el derecho del menor; esas preguntas son parte del índice socioeconómico en el que se trabaja con variables de distinta naturaleza (...). Y a nosotros no nos interesa el individuo, nos interesa el grupo y su nivel económico para poder correlacionarlo con el rendimiento.

“Desde el punto de vista técnico, no hay ningún problema; son preguntas que en todos los sistemas de evaluación de América Latina se realizan; no hay dolo en diagnóstico”, argumentó Balbina.

José Rodríguez respondió a los legisladores que tampoco vio ningún problema en cuanto al tema de la vulneración de datos personales. “Siempre que vimos los ítems, no consideramos desde un aspecto técnico que eso fuera a vulnerar los derechos de los estudiantes, pero eso es técnicamente hablando”, manifestó.

El pasado 17 de diciembre, la Sala Constitucional declaró con lugar 15 recursos de amparo presentados contra el MEP por violar el derecho a la intimidad de miles de menores de edad y sus familias mediante preguntas contenidas en las pruebas FARO. De forma unánime, el Tribunal concluyó que hubo “una lesión grave y grotesca al derecho a la intimidad”, cobijado en el artículo 24 de la Constitución Política.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.