Educación

Pruebas FARO para escolares solo evaluarán la mitad de aprendizajes o menos

En Ciencias solo se medirá el 36% de las habilidades que debían alcanzar los alumnos en condiciones normales

Las habilidades y aprendizajes que los estudiantes de quinto grado alcanzaron hasta el primer semestre del 2021, es lo que será evaluado en las pruebas de Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO), que se aplicarán del 9 al 12 de noviembre a escolares de ese nivel.

Pablo Mena, director de Gestión y Evaluación de Calidad del Ministerio de Educación Pública (MEP), explicó que en el caso de primaria, los aprendizajes que incluirá el examen representan, aproximadamente, el 50% de lo que debieron abarcar en condiciones normales, sin pandemia, pero varía de acuerdo a la asignatura. Eso incluye conocimientos adquiridos en años anteriores.

El funcionario, sin embargo, prefirió no calificar los temas que serán examinados. “No puedo decir que las habilidades que se quedaron sean más fáciles o más complicadas que las que se quitaron”, expresó.

Por ejemplo, en Español, se medirán el 50% de habilidades. En Matemáticas, se pondrán a prueba el 51,2% de los aprendizajes que debieron alcanzar los estudiantes al finalizar el año y, en Ciencias, apenas se logrará abarcar el 36%.

En el caso de secundaria, se evaluarán los contenidos vistos en los dos semestres del presente año, pero no así todas las habilidades que los alumnos debieron alcanzar. La aplicación de los exámenes para alumnos de décimo año de colegios académicos y de undécimo de técnicos serán del 8 al 13 de diciembre.

Para ellos, en Español sí se medirá el 100% de los aprendizajes, pero en Matemáticas, el 81,5%, y en Ciencias, un 73%.

En setiembre, el MEP puso a disposición guías técnicas que explican cómo serán las pruebas. En la página web del Ministerio, también se habilitaron prácticas para que los estudiantes conozcan el tipo de preguntas que tendrán en su evaluación.

Las asignaturas que se examinarán serán Matemáticas, Ciencias (habilidades obtenidas en Física, Química y Biología; ya no se escogerá una), y Español (no se dividirá en Redacción y Ortografía).

No hay nota mínima de aprobación, sin embargo, la calificación que el alumno obtenga en cada prueba de FARO se tomará en cuenta para la nota final del último año de primaria y de secundaria, a partir del 2022. Representará el 40%, mientras que el restante 60% se obtiene del promedio de todas las materias de sexto grado, undécimo año o duodécimo en el caso de colegios técnicos.

Los estudiantes de primaria y secundaria tendrán la oportunidad de repetir FARO para mejorar su promoción durante el primer semestre del 2022.

Contenidos prioritarios

Debido a la educación implementada en la pandemia, solo se impartieron contenidos prioritarios a los estudiantes. El MEP estimó que solo se iba a poder abarcar el 50% de ellos en cada una de las asignaturas.

Durante este tiempo de emergencia sanitaria, además, se suprimieron los exámenes tradicionales, por lo que la promoción y avance de los estudiantes se ha calculado con base en trabajos y el desempeño de los alumnos con las guías que se envían al hogar.

Frente a estas circunstancias, el Ministerio necesita aplicar FARO para descubrir el tamaño de lo que han llamado “el hueco académico” que dejó la educación implementada a causa de la pandemia en alumnos de escuelas y colegios. Ese vacío en aprendizajes lo conocen los docentes y los centros educativos, pero la información no existe a nivel central, no está sistematizada.

Inicialmente, los estudiantes de último año de escuela y colegio también se someterían a FARO, pero solo por este año fueron eliminadas para esos grados. En su lugar, para definir la promoción, los estudiantes de sexto grado, undécimo y duodécimo de secundaria, tendrán una prueba escrita que realizará el docente sobre los aprendizajes esperados

Detalles finales

Pablo Mena explicó que faltan detalles de logística para realizar las pruebas nacionales. En octubre se llevará a cabo la capacitación al personal encargado sobre normas sanitarias y otros aspectos, mientras que la impresión de los exámenes está en proceso, se terminará a finales de mes.

“Existe preocupación por el intercambio de docentes por la pandemia, pues implicaría que venga gente externa al centro educativo. Por eso, una medida que vamos a implementar es que no va a hacerse intercambio, los mismos docentes del centro educativo van a cuidar las pruebas”, manifestó Mena.

Agregó que sí va a haber un delegado que va a trasladar las pruebas a las escuelas o colegios, y a recoger el material al finalizar las evaluaciones.