Juan Diego Córdoba González. 22 octubre
Ministro de Hacienda, Elian Villegas, afirmó que, de saber de las negociaciones, hubiera preferido que no se avanzara con la firma de la convención colectiva con sindicatos de Educación. Fotografía: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto
Ministro de Hacienda, Elian Villegas, afirmó que, de saber de las negociaciones, hubiera preferido que no se avanzara con la firma de la convención colectiva con sindicatos de Educación. Fotografía: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

No fue hasta horas después de la firma de la nueva convención colectiva del Ministerio de Educación Pública (MEP), que el ministro de Hacienda, Elian Villegas, se enteró. Lo hizo cuando revisaba redes sociales.

Pese a que el titular de Hacienda es quien administra los fondos públicos con los cuales se pagarían esos beneficios laborales, el mismo gobierno no le informó sobre las negociaciones con los sindicatos del Magisterio Nacional.

Villegas reconoció en una entrevista con Noticias Monumental que nadie le comunicó el hecho, aunque en la firma participaron el presidente de la República, Carlos Alvarado, quien fungió como testigo; y las ministras de Educación, Guiselle Cruz; y de Trabajo, Geannina Dinarte, así como representantes sindicales.

La rúbrica se realizó el viernes 16 de octubre.

"No, no tenía ni la más mínima idea de que se iba a firmar una convención colectiva en el MEP.

“Me di cuenta, creo que cuando salió alguna publicación y empecé a ver temas en redes. No recuerdo si fue viernes o sábado”, afirmó Villegas en la entrevista.

El MEP no solo obvió informarle al encargado de gestionar las finanzas, sino que ocultó la negociación a la prensa.

En un comunicado, la institución aseguró que las conversaciones para el acuerdo laboral comenzaron hace ocho meses, es decir, en febrero.

No obstante, en junio, La Nación consultó sobre el proceso y las autoridades respondieron que ni siquiera había comenzado.

Dicho Ministerio anunció la firma del convenio laboral tres horas después de que los sindicatos manifestaran en sus redes sociales la complacencia por dicho acuerdo.

Según Villegas, él acudió a la ministra de Educación, Guiselle Cruz, a preguntarle sobre esa convención colectiva. Cruz le respondió que no significaba ningún aumento en el presupuesto de su cartera.

"Son circunstancias, evidentemente hubiera preferido que no se llevara adelante, pero son circunstancias que se dan, temas de tiempo.

"La ministra (Cruz) lo que me ha indicado es que no hay un incremento del gasto, eso es lo que me ha dicho la ministra cuando le consulté sobre el tema.

“Así que creo que es un aspecto en el cual ella tiene mucho qué decir”, aseveró Villegas.

Sin contar con los recursos aprobados, el MEP se comprometió con los sindicatos en esa convención, a otorgar plazas a 4.000 cocineras quienes, en la actualidad, tienen un puesto interino en la institución.

Esas trabajadoras son contratadas por las Juntas de Educación, pero a partir del momento en que pasen a la planilla del Ministerio, se hacen merecedoras de sobresueldos que antes no tenían, como el salario escolar, anualidad y zonaje.

Ese compromiso lo firmaron sin que se haya aprobado el presupuesto de 2021, que incluye los fondos para su contratación.

A pesar de que el MEP aseguró que esas contrataciones generarían un ahorro de hasta ¢4.000 millones anuales, ese fundamento carece de certeza.

Las dudas surgen porque, en la proyección del ahorro con las nuevas plazas, el mismo Ministerio omitió siete datos fundamentales para estimar el costo real que demandaría a los contribuyentes esos nuevos puestos.

La convención además otorga tres días de Semana Santa a los funcionarios, pues no se descontarán de las vacaciones, al tiempo que asegura una licencia de tres días por la muerte de un abuelo.

También, el MEP incluirá como componente salarial el plus de incentivo didáctico, que se creó con el fin de que los docentes compraran materiales para impartir las lecciones. Antes correspondía al 8,33% del salario total (base más pluses), ahora se incorporará al salario base, será un 12,6% de ese sueldo.

Los incentivos como zona de menor desarrollo (IDS) y zonaje, que se pagaban por laborar en lugares peligrosos o vulnerables, se convertirán en solo uno. Será un monto nominal incorporado al salario base.