Educación

Ministra de Educación: Estamos en crisis por la pandemia y por rezagos anteriores

Giselle Cruz concuerda con el Estado de la Educación en que el país atraviesa una crisis educativa; argumenta que, si el país hubiera avanzado en la conectividad, las brechas serían menores

El Ministerio de Educación Pública (MEP) se ocupó de garantizar la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo, pero no de que aprendieran.

Esa es una de las conclusiones del VIII Informe del Estado de la Educación, dado a conocer el miércoles 1.° de setiembre. La ministra de Educación, Giselle Cruz, afirmó en entrevista a La Nación que no puede decir en este momento si los estudiantes han o no aprendido, pues están en proceso de recopilar la información.

Cruz concuerda con los investigadores en que el país está en una crisis educativa. Lea la entrevista a continuación.

—El informe habla de un apagón educativo y de que los alumnos no aprenden, ¿Cuál es su criterio?

—Este informe pone en evidencia una situación de crisis, no solo por la situación de la pandemia, sino por los rezagos anteriores. Cuando llega la pandemia, en menos de dos semanas se reactiva el proceso para llevar el proceso educativo a las casas, con las limitaciones que eso tiene. Hay una reducción del abordaje de los contenidos. Con el modelo Aprendo en Casa, lo primero que hacemos es garantizar no perder el vínculo con el estudiante, teniendo claridad de que un currículum que está establecido para una cantidad de horas lectivas no se puede desarrollar en la casa.

“Hay una selección de aprendizajes porque no teníamos todo el tiempo para desarrollar todo el currículum (...).

“Si nosotros hubiéramos tenido la posibilidad de tener Internet y conectividad en los hogares, si el país en estos 10 años hubiera avanzado sobre este aspecto tan importante, las brechas serían menores y es ahí cuando dice el Estado de Educación ‘Basta ya’ y yo secundo esa frase, porque también como país tenemos que tomar la decisión de si vamos a continuar al paso que hemos tenido.

“Desde el día uno, el MEP está trabajando en el plan de recuperación de aprendizajes que, según nuestros cálculos, tendrá que desarrollarse hasta el año 2025″.

—La pandemia no es la única causa, según el informe, ¿usted que opina?

—Claro, la pandemia viene a ensanchar y a demostrar las brechas. El MEP, desde el año pasado, evidenció los datos, que no los tenía el país, de cuántas personas estaban sin conectividad en sus hogares. El Ministerio dice ‘aquí está la realidad del país y sobre eso hay que poner la prioridad’.

—En el 2020, los alumnos mantenían rezagos de los contenidos no vistos en 2018 por la huelga, el MEP había anunciado un plan de nivelación ¿Fracasó este plan?

—Ese plan de nivelación se empezó a desarrollar. Empezamos el 2019 con el plan de nivelación y, en el 2020, empezando el curso lectivo, se viene la pandemia. Lo que tuvimos que hacer con ese plan y la situación de la pandemia fue juntar los dos planes, hacer un solo plan de nivelación.

—Pero pareciera que no solo ocurrió en ese caso. El MEP no tiene datos de lo que implementa, en este caso, de las iniciativas que han hecho en la pandemia.

—La pandemia no ha terminado. Hemos hecho una serie de proyectos que acompañan todo este proceso, decir o no cuánto han aprendido los estudiantes..., estamos recopilando información. ¿Por qué? Porque es en este momento que los estudiantes están en las aulas. Yo no puedo mandar un examen a la casa, hay que hacerlo en el aula, con los estudiantes ahí.

“La información se está recogiendo, ahí nos damos cuenta qué han aprendido los estudiantes de esos aprendizajes base. Antes no se podía saber porque no teníamos los estudiantes en el aula, se podía recoger la información pero es una información sesgada.

“No podemos pretender que, durante una pandemia, los estudiantes aprendan lo que estaba para un currículum ordinario, ni podemos pretender hacer las evaluaciones si los estudiantes están en la casa; se hicieron evaluaciones para saber cómo andaba el asunto, pero no son evidencia de información que nos pueda permitir tomar decisiones”.

—La investigación afirma que los resultados no van acorde con la inversión…

—Es importantísimo hacer un análisis de qué significa inversión en educación. El grueso del Ministerio es la planilla de 86.000 funcionarios que dan soporte a 1,2 millones estudiantes. La inversión que se hace es del personal; entonces, ahí están los proyectos para mejorar la calidad de la educación y ponernos ese horizonte de cómo mejorar la calidad de la educación.

“Uno de los proyectos que hemos desarrollado es la evaluación docente y poder ir haciendo las inversiones en términos de capacitación; hemos hecho esfuerzos, ya por dos administraciones, para que las carreras de Educación estén acreditadas.

“Esos son proyectos que todavía están en la Asamblea Legislativa; no se ha podido lograr acuerdo, eso tiene que ser una prioridad. También hicimos otros proyectos como la prueba de idoneidad para ingresar al sistema educativo.

—¿Por qué los alumnos no están aprendiendo?

—Estamos en una situación de pandemia y el currículum no es el mismo, se acortó de acuerdo con las prioridades a los aprendizajes base.

“Para decir que no están aprendiendo lo que tienen que aprender con respecto a esos aprendizajes base, hay que evaluarlos y las evaluaciones de los aprendizajes acaban de terminar en agosto y vamos a tener información a final de año; ahí vamos a saber realmente cuánto han aprendido los estudiantes.

“Por supuesto que estamos clarísimos de que el aprendizaje no ha sido como en los años anteriores y por eso el plan de recuperación pedagógica sostenido en los años, atendiendo áreas prioritarias.

“Aquí han hecho un esfuerzo muy importante los docentes, muchas familias, pero no ha sido suficiente para que los estudiantes aprendan lo que necesitan aprender, porque el ciclo lectivo, las horas lectivas, se han reducido hasta que se tenga que levantar la situación sanitaria del país y puedan nuevamente todos los estudiantes volver a las aulas.

—El informe indica que el MEP se ocupó de mantener a los alumnos matriculados en el sistema pero no de que aprendieran ¿Fue así?

—En el 2020, posiblemente haya sido así porque no es una preocupación, es un tema del que nos ocupamos de toda la estrategia Aprendo en Casa, darle las herramientas a los docentes porque hay un cambio significativo en Costa Rica y en el mundo, o sea, se llevó el aula a la casa, depende de las condiciones de los estudiantes en la casa poder avanzar.

“Por supuesto que en 2020 es un año totalmente atípico y ahora, con la condición con la educación combinada, estamos recogiendo su información para ver cuánto han aprendido los estudiantes”.

—Si los alumnos no están aprendiendo ¿Qué trabajo están haciendo los docentes?

—Yo no puedo decir que los estudiantes no están aprendiendo. Sí puedo decir que los estudiantes no están aprendiendo todos los aprendizajes que teníamos en el currículum en el tiempo ordinario. Yo hoy no puedo decir que los estudiantes no han aprendido. Necesito información para poder tomar decisiones de cuánto han aprendido los estudiantes y seguir con los procesos de recuperación pedagógica.

—¿Cómo van a aplicar FARO a una población tan desigual, teniendo en cuenta que el MEP no tiene datos generales de los aprendizajes alcanzados?

—Estamos recogiendo la información a nivel nacional para analizarla. FARO y cualquier prueba que hagamos en este momento es necesario aplicarla, sino no tendríamos información y de ahí vamos a ver cuánto han aprendido los estudiantes. En el camino, veremos si va a ser necesario hacer nuevos ajustes, pero ya las pruebas FARO tienen los ajustes de acuerdo a esos aprendizajes base.

—¿Por qué el MEP desconoce las habilidades alcanzadas por los alumnos en educación en pandemia? ¿Por qué no previeron eso?

—Porque el 2020 estuvieron en la casa los estudiantes, en el 2021 empieza la educación combinada y los resultados están ahora en agosto. ¿Cuál es la forma en la que usted tiene información de resultados? Evaluando y eso es lo que estamos haciendo en este momento.

—Si usted hace un balance de cómo reaccionó el MEP en la pandemia, ¿Qué nota se podría?

—Yo creo que hicimos un gran esfuerzo, hablo de todo el sistema educativo, desde las familias, los estudiantes. Nosotros reaccionamos con un proyecto de Aprendo en Casa revolucionando la forma de aprender, que no era en el aula, era en la casa. Realmente, la pandemia empujó a hacer cambios innovadores en tiempo récord.

—¿Qué nota le pondría a los docentes?

—El trabajo que han hecho ha sido un trabajo sobresaliente; notable el esfuerzo que han hecho los docentes para que los estudiantes se mantengan vinculados al servicio educativo. A pesar de la situación de pandemia, hay una gran resiliencia en el sistema educativo.

—Reconoce usted que se le ha tenido que regalar la nota a los estudiantes como dice el informe.

—Yo no le puedo endosar esa responsabilidad a los docentes.

“La situación de la pandemia la situación de la huelga fue ajena al sistema educativo, le tocó vivir esto a los estudiantes y a los docentes por una coyuntura, pero yo no puedo darle la responsabilidad a que ellos les han regalado notas.

“Han hecho esfuerzos para recoger información que se requiere para apoyar a los estudiantes y para poder seguir adelante en el sistema educativo”.

—Según el informe, los estudiantes no son prioridad, eso no desvirtúa el objetivo del Ministerio. ¿Cuál es la prioridad?

—En eso discrepo del informe totalmente. Para nosotros, la prioridad son los estudiantes y, de hecho, lo primero que establezco en el Ministerio como una práctica permanente es el diálogo con el estudiante. Por supuesto que todas las decisiones que tomamos son en favor de los estudiantes, sin causar el menor perjuicio en el marco del derecho a la educación que tienen los estudiantes; esa es la prioridad; de otra manera, no tendría razón de ser el MEP.

“En la política educativa, la persona estudiante como centro ha sido la prioridad y lo tienen que seguir siendo cuando no estamos dejando ningún estudiante atrás con el servicio alimentación, cuando seguimos apoyándolos con las becas, cuando seguimos haciendo el correo electrónico para que se puedan conectar (...)”

—Desde el año pasado y este algunos estudiantes no han tenido educación porque no tienen los recursos tecnológicos. ¿Se le está cercenando el derecho a la educación?

—Bueno, tienen una educación diferente y ahí es donde se ensanchan la brechas.

“Si el país hubiera tomado las decisiones correctas y tuviésemos las familias con Internet, con conectividad (...). El MEP es el primero que dice cuál es la situación real de sus estudiantes, entonces, tenemos unos estudiantes que tenían posibilidad de conectarse y tenemos unos que les está llegando material de manera impresa y ahí es donde se ensanchan las brechas.

“Ahí concuerdo con el informe de un ‘Basta Ya’ de cuánto tiempo más vamos a necesitar nosotros para resolver el tema de conectividad en el país y que eso, por supuesto, tiene que ver con el derecho que tienen los estudiantes al conocimiento”.

—El informe dice que urge retomar la presencialidad total. ¿Qué posibilidad real hay de hacer eso?

Va a depender de la situación de la pandemia...

—Con ese panorama que tenemos, ¿vamos a poder salir de este apagón educativo? Hay estudiantes que no saldrán del mismo porque nunca adquirieron los aprendizajes

—En realidad, en el país entero, tenemos que hacer los esfuerzos necesarios para apoyar a todos. Son estudiantes que sí van a tener unos aprendizajes menos que otros que salieron en tiempos ordinarios, pero eso no significa que no hayan desarrollado otras habilidades. Vamos a salir adelante de esta situación y la resiliencia que hemos creado y vamos a salir adelante en la medida que como país tomemos esas decisiones de salir adelante.