Educación

Ministra de Educación, Katherine Müller, elige a dos de sus tres viceministros

Se trata de Leonado Sánchez, quien estuvo al frente de la Dirección de Programas de Equidad del MEP, y Rocío Solís, quien fue viceministra durante el gobierno de Luis Guillermo Solís

El economista Leonardo Sánchez Hernández, de 39 años de edad, y la psicóloga, María del Rocío Solís Gamboa, de 64 años, fueron elegidos por la ministra de Educación, Katherine Müller Marín, como sus viceministros para los próximos cuatro años.

Sánchez ocupará el cargo de viceministro de Planificación Institucional y Coordinación Regional y Solís, quien es especialista en Niñez y Adolescencia, tendrá a cargo el viceministerio Académico.

Leonardo Sánchez estuvo al frente de la Dirección de Programas de Equidad (DPE) desde el 2018 al 2022.

Allí, él era responsable de la administración y ejecución integral de todos los programas sociales del Ministerio tales como comedores estudiantiles, transporte estudiantil, becas, becas universitarias, becas para personas en condición de discapacidad, huertas escolares y otros programas y proyectos complementarios para favorecer el acceso y la permanencia de los estudiantes de bajos recursos económicos al sistema educativo.

Algunos de los proyectos que desempeñó el funcionario durante su gestión en la DPE fueron la implementación de la estrategia y protocolos para la entrega de paquetes de alimentos durante la pandemia por la covid-19 (más de 20 millones de paquetes entregados) y la aprobación, por vez primera, de un modelo tarifario para el programa de transporte estudiantil.

Además, gestionó la implementación universal del nuevo menú en comedores estudiantiles y el aumento al 38% de la cobertura de centros educativos vulnerables con dos o más tiempos de alimentación, así como la ampliación del servicio de comedores en vacaciones y en general.

En noviembre del año anterior, Sánchez presentó, ante los diputados de la Comisión de Ingreso y Gasto Público, un estudio que se trajo abajo los mitos creados por el Consejo Nacional de Producción (CNP) sobre su programa de venta de alimentos para escuelas y colegios, que llega a los ¢75.000 millones en un año.

Dejó al descubierto la gran partida que reciben empresas proveedoras del Consejo; el acaparamiento de la riqueza en pocos productores y la presencia de intermediarios.

Fuera del MEP, Sánchez fungió como presidente de la Junta Directiva del extinto Fondo Nacional de Beca (Fonabe) y presidente del Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (Conape).

Además, fue investigador del Programa Estado de la Educación, del Estado de la Nación; del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR) y de la Universidad Nacional.

Fungió como consultor de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM), Programa para la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Fondo Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Unión Europea, entre otros. Además, colaboró con consultorías en varias instituciones públicas.

“Tengo experiencia en el ámbito económico, social y ambiental dentro del sector público, académico y privado. Me he desempeñado en distintas áreas relacionados con el desarrollo humano sostenible: educación, pobreza, desigualdad, mercado laboral, transporte, medio ambiente, planificación territorial, evaluación de programas sociales, economía urbana y regional, entre otros. He liderado y coordinado por más de 18 años cerca de 90 proyectos, investigaciones, y consultorías”, se indica en su currículum.

Rocío Solís, fue viceministraadministrativa del MEP, del 2014 al 2015, durante el gobierno del entonces presidente Luis Guillermo Solís. Para las elecciones de febrero anterior, fue candidata a la vicepresidencia por el Partido Movimiento Libertario.

Estuvo 18 años, hasta diciembre anterior, al frente de la Contraloría de Derechos Estudiantiles del MEP.

En diciembre anterior, Solís denunció que el ocultamiento del bullying, los maltratos físicos, el abuso sexual y el hostigamiento sexual contra menores de edad es una situación frecuente en los centros educativos públicos, privados y de corte religioso del país. Ella dejó su cargo, para pensionarse, con el sinsabor de que los casos de abuso que llegan hasta el Ministerio son apenas la punta del iceberg de la realidad nacional.

Solís también fue presidenta de la Comisión Costarricense de Cooperación con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), del 2015 al 2018, y asesora de Oficina de Equidad de Género del MEP del 2001 al 2003. De 1998 al 2001, fungió como asesora del Despacho Administrativo del Ministerio de Educación.

También fue presidenta de la Junta del Fonabe, presidenta del Consejo de Conape; miembro de la Junta Directiva de la Fundación Ser y Crecer, de la Junta Directiva del Instituto Costarricense contra las Drogas (ICD) y del Consejo de la Persona Joven.

Daniela Cerdas E.

Daniela Cerdas E.

Bachiller en periodismo, estudiante de Derecho. Cobertura de la temática educativa del país desde 2015. Redactora del año La Nación, 2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.