Daniela Cerdas E.. 24 enero
Anuncio a los funcionarios de la DIEE de la reorganización de esa dependencia dado esta mañana por la ministra de Educacion, Guiselle Cruz. Foto cortesía MEP.
Anuncio a los funcionarios de la DIEE de la reorganización de esa dependencia dado esta mañana por la ministra de Educacion, Guiselle Cruz. Foto cortesía MEP.

En un intento de ser más “transparentes, eficientes e innovadores” en la construcción de escuelas, el MEP anunció la transformación del Departamento de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE) que ha arrastrado por años serios cuestionamientos por su “ineficiente” gestión.

El primer cambio será el nombre, pues en adelante se llamará Dirección de Infraestructura Educativa (DIE). Este tendrá los mismos 113 funcionarios que la Auditoría Interna del Ministerio de Educación Pública (MEP) catalogó como “temerosos, conflictivos, despreocupados, sin compromiso y desmotivados”, en un informe de inicios del 2019.

De su estructura, se eliminan los departamentos de Investigación y Contrataciones, mientras que por sugerencia de la Auditoría, los procesos de compra pasarán a la Proveeduría Institucional del Ministerio, en aras de mejorar la eficiencia y productividad, así como evitar duplicación de funciones.

De esta forma, la Proveeduría podrá realizar contrataciones de varias obras, mediante el Sistema Integrado de Compras Públicas (SICOP), lo que disminuirá la cantidad de procesos y daría mayor transparencia.

El MEP se encargará de precalificar a los contratistas para mejorar el proceso con las Juntas de Educación y Administrativas del país.

Como respuesta a la inexistencia de labores de cuido y conservación de los centros educativos, señalada por la Auditoría, se creó el Departamento de Mantenimiento, orientado a alargar la vida útil de estas instalaciones. Para lograrlo, según el MEP, utilizará métodos de contratación alternativos, alianzas público-privadas, alianzas público-públicas u otros mecanismos jurídicos.

La nueva estructura contará con un proceso de evaluación de la calidad y mejora continua, que tendrá la responsabilidad de fortalecer el control interno.

Otra modificación se dará en el área de equipamiento que estará a cargo del Departamento de Procesos y Soporte.

Asimismo, el Departamento de Programación y Seguimiento, que se enfocará en recibir, analizar y canalizar las necesidades de los centros educativos entre los departamentos de la Dirección.

Proceso

Steven González, viceministro Administrativo del MEP, explicó que la actual DIEE tiene 113 colaboradores (ingenieros, topógrafos, arquitectos, geógrafos, abogados y personal administrativo) que serán asignados a las nuevas dependencias, de acuerdo con su formación académica.

Según el funcionario, cuando se reciba la aprobación de la nueva estructura por parte del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplán), el MEP tendrá seis meses para su implementación.

“La restructuración de la Dirección de Infraestructura se enfoca en cuatro ámbitos: eficiencia para modificar los procesos de contratación por medio de SICOP, transparencia, control interno e innovación. Promoverá la aplicación de nuevos modelos y buenas prácticas utilizadas en el nivel mundial, para gestionar proyectos de construcción”, informó el MEP en un comunicado.

González explicó que los cambios en la DIEE responden a la aplicación de un diagnóstico realizado entre julio y diciembre del 2019, por un grupo de profesionales del Viceministerio Administrativo y la Dirección de Planificación Institucional.

El diagnóstico tomó como insumos los informes de la Auditoría Interna del MEP y la Contraloría General de la República.

Los resultados arrojaron falencia de planificación estratégica, incumplimiento de metas institucionales, ausencia de gestión de mantenimiento, duplicidad de funciones entre la Proveeduría y el Departamento de Contrataciones de la DIEE.

También se concluyó que la falta de controles y seguimiento ha generado que los departamentos no estén en la capacidad de brindar información oportuna.

“Para las autoridades del MEP, el proyecto de transformar el quehacer de la DIEE se enmarca dentro de los ejes estratégicos de esta administración, bajo el marco de la calidad, la innovación y la eficiencia", dijo el MEP.

Para este año, la DIEE trabajará con un plan de inversión por ¢28.000 millones. Según el Ministerio de Educación Pública (MEP), los centros educativos que se construirán se determinaron desde variables como población impactada, proyectos con nivel de avance, órdenes sanitarias y zonas vulnerables.

“Dentro de las acciones inmediatas del proceso, que implica la reducción de cinco a cuatro departamentos, está definir la distribución del personal, cuyo número se mantiene, implementar el plan de transición de los actuales procesos a los nuevos, el levantamiento de manuales de procedimientos y el uso de una única aplicación tecnológica para la recopilación de la información de la infraestructura educativa”, manifestó la institución.

Un departamento ‘ineficiente’
Por la escasa supervisión de la DIEE a la Junta del CTP Fernando Volio Jiménez, en Cartago, ese centro educativo pagó ¢87 millones de más. Al final, esta la obra quedó inconclusa y abandonada debido a que el dinero se acabó; solo se hizo un 60% del proyecto. Foto Rafael Murillo
Por la escasa supervisión de la DIEE a la Junta del CTP Fernando Volio Jiménez, en Cartago, ese centro educativo pagó ¢87 millones de más. Al final, esta la obra quedó inconclusa y abandonada debido a que el dinero se acabó; solo se hizo un 60% del proyecto. Foto Rafael Murillo

La investigación que hizo la Auditoría Interna, que se dio a conocer el año pasado, reveló un clima organizacional “decadente” en la actual Dirección de Infraestructura; situación que llegó a varar los proyectos de construcción de centros educativos. Actualmente, Hay ¢124.000 millones engavetados y cerca de 500 centros con órdenes sanitarias sin atender.

Los problemas internos de la DIEE se reflejan, según la Auditoría, en la incapacidad del MEP para levantar escuelas y colegios o darle mantenimiento a las existentes.

El Informe detalla que, tras hacer una revisión de los expedientes de los proyectos gestionados por las Juntas y por la DIEE, en 2015 y 2016, se detectó que no hay formularios de presupuestos con la respectiva firma de los profesionales responsables, cronogramas de obras con fechas de inicio y finalización, costos finales de las obras construidas, planes de trabajo con detalles de cada una de las actividades por realizar.

Recientemente, La Nación publicó sobre tres terrenos, en Cartago, Dota y Turrialba, que la DIEE compró pero resultaron inservibles para construir escuelas por la presencia de nacientes. Uno de ellos tenía seis nacientes, aguas negras y terminó invadido por precaristas.

Precisamente, dos de las compras de propiedades realizadas por un funcionario de nombre Rigoberto Villalobos son objeto de investigación por parte de Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (Fapta), desde diciembre anterior.

Además, una revisión al azar del MEP, realizada el año pasado destapó anomalías en 100 proyectos para construir escuelas. Estas fueron denunciadas a la Auditoría.

Se encontraron presupuestos inflados para la construcción o reparación de escuelas y colegios; traslado de fondos a las Juntas de Educación pese a no tener proyectos asignados; irregularidades tanto en la compra de terrenos como en la contratación de ingenieros externos.