José Andrés Céspedes. 8 mayo
El pasado 29 de abril, el cohete Long March 5 B despegó para transportar el primer componente de la estación espacial que China pretende construir. Una parte del aparato muestra un reingreso descontrolado a la atmósfera terrestre. Foto: AFP
El pasado 29 de abril, el cohete Long March 5 B despegó para transportar el primer componente de la estación espacial que China pretende construir. Una parte del aparato muestra un reingreso descontrolado a la atmósfera terrestre. Foto: AFP

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) confirmó, la noche de este sábado, que Costa Rica está fuera de la zona donde impactará el cohete chino Long March 5 B a su regreso a la Tierra.

“La NASA acaba de indicar que Centroamérica está fuera de peligro, que (el cohete) más bien va rumbo a España”, indicó la oficina de prensa de la institución a las 7:50 p. m.

Minutos después, la CNE amplió la información señalando que, según reportes de NASA y la agencia espacial paraguaya, el aparato continuó hacia otras latitudes.

“Por lo tanto, se descartó afectación alguna sobre Costa Rica”, aseveró.

Minutos antes, la Comisión había comunicado que el país activó al equipo de Aviación Civil y la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención ya que, de acuerdo con fuentes internacionales, Costa Rica estaba dentro de los 10 posibles países donde el cohete podría seguir su trayectoria.

Así lo dio a conocer el presidente de la Comisión, Alexander Solís, al señalar que, ante la reentrada a la atmosfera del cohete, una posible ruta sería las aguas territoriales costarricenses.

Sin embargo, Solís enfatizó que, de llevar esta trayectoria, se descartaba afectación directa a la población o riesgo de tsunami.

La CNE indicó que desde tempranas horas se mantiene estrecha comunicación con especialistas del Observatorio Astronómico de San José de la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Sistema Nacional de Monitoreo de Tsunamis de la Universidad Nacional (UNA), quienes le dan seguimiento a la trayectoria del cohete.

De acuerdo con los expertos, no es sino hasta que empiece a perder altura que se podría conocer con mayor exactitud dónde caerá, pero los expertos insisten en que lo más probable es que ocurra en alguno de los océanos.

A las 6 p. m., el Laboratorio de Sistemas Espaciales de la Escuela de Electrónica del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) comunicó que “un pedazo de la parte superior cohete ‘Larga Marcha 5′ que se encuentra en un descenso descontrolado desde su órbita” pasaría por el país a las 7:45 p. m.

El laboratorio subrayó que este fenómeno no es poco común, y más bien esperable, “pues al desintegrarse en la atmósfera no será basura espacial”.

“Incluso, en el mes de marzo, un evento similar con la etapa superior de un cohete de SpaceX fue observado en su reingreso sobre la ciudad de Seattle.

“El riesgo es extremadamente bajo, por lo que recomendamos a la población no alarmarse por este evento”, agregó el Laboratorio.