Política

Nicaragua nacionaliza a expresidente salvadoreño Sánchez Cerén prófugo de la justicia

El Salvador emitió una orden de captura internacional contra el exmandatario y otros funcionarios de su administración por delitos cometidos contra el Estado

Managua. El gobierno de Nicaragua otorgó la nacionalidad al expresidente de El Salvador Salvador Sánchez Cerén, prófugo de la justicia de su país por delitos de corrupción, según el diario oficial La Gaceta publicada de este viernes

“Se le otorga la nacionalidad nicaragüense al ciudadano Salvador Sánchez Cerén, originario de El Salvador” quien ha cumplido con los requisitos y formalidades establecidas en la Constitución política de Nicaragua, señala la resolución de Migración y Extranjería publicada en La Gaceta.

La resolución en actos separados también incluye a su esposa Rosa Margarita Villalta y a su hija Claudia Lissete Sánchez Villalta, de acuerdo con la resolución emitida el 29 de julio y firmada por la ministra de Gobernación, Amelia Coronel.

La justicia salvadoreña emitió el miércoles una orden de captura internacional contra el expresidente Sánchez Cerén y otros funcionarios de su administración por delitos cometidos contra el Estado salvadoreño.

El exgobernante salvadoreño es el segundo político de ese país que recibe la nacionalidad nicaragüense, luego que la misma le fuera otorgada en el 2019 al también expresidente Mauricio Funes, ambos del partido de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN).

El FMLN es aliado desde hace largo tiempo del también exguerrillero Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza en 1979.

El presidente sandinista Daniel Ortega gobernó el país entre 1979-1990, retornó al poder en el 2007, donde se mantiene tras dos reelecciones consecutivas, la última de ellas con su esposa Rosario Murillo, como vicepresidenta.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la extradición de sus nacionales.

La presencia de Sánchez Cerén, en Nicaragua, aliado político de Ortega, era mantenida en reserva por las autoridades, aunque desde El Salvador se denunció que el exmandatario se había fugado con ese destino.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, escribió en Twitter la semana pasada que Sánchez Cerén oficialmente era un prófugo de la justicia. “Por cierto, salió de nuestro país vía frontera terrestre en diciembre del 2020 y jamás regresó”.

Un tribunal salvadoreño emitió el miércoles una orden de captura internacional para Sánchez Cerén y otros cuatro exfuncionarios por su presunta participación en un caso de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El juez “ha resuelto librar oficio a Interpol” para que sea localizado y puesto a disposición de la justicia, declaró la fiscala Maricela Velásquez.

Los ilícitos habrían sido cometidos en el primer gobierno de la exguerrilla del FMLN que encabezó Mauricio Funes, de quien Sánchez Cerén fue vicepresidente, y quien también es investigado por supuesta malversación de fondos públicos.

De acuerdo con la Fiscalía, Sánchez Cerén habría recibido $530.000 en sobresueldos irregulares cuando era vicepresidente.

Bukele había anunciado al inicio de su mandato, en junio del 2019, su intención de extraditar a Funes en los primeros 100 días de su gobierno.

Sin embargo, Funes, quien huyó a Nicaragua en el 2016, le respondió en Twitter: “Ni hoy ni en los primeros 100 días de su gobierno (de Bukele) ni en años la extradición será posible”, afirmó Funes, amparado en la nacionalidad nicaragüense.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.