Política

Justicia rusa confirma condena del opositor Navalni a nueve años de cárcel

El opositor fue detenido en enero del 2021 a su regreso de Berlín, donde había pasado varios meses delicado de salud después de haber sido envenenado, un acto del que considera responsable al presidente Putin

Moscú. La justicia rusa ratificó el martes la condena a nueve años de prisión en “régimen severo” del principal opositor al Kremlin, Alexéi Navalni, juzgado por “estafa” y “desacato”. Tras un juicio exprés, el tribunal municipal de Moscú confirmó en apelación el veredicto, que “entra en vigor inmediatamente”.

En primera instancia, el 22 de marzo, el carismático militante anticorrupción, que ya cumplía una pena de detención en “régimen normal”, fue condenado a nueve años de prisión en régimen “severo”. Las autoridades carcelarias deben ahora transferirlo a otro lugar de detención, que será comunicado posteriormente.

“El lugar al que debe ser transferido es conocido por torturar y asesinar a prisioneros”, escribió en Twitter la vocera de Navalni, Kira Iarmich, según la cual se rumorea que podría ir a parar a la colonia número 6 de Melekhovo, a más de 200 kilómetros al este de Moscú.

A Navalni se le acusó, entre otras cosas, de robar millones de dólares para su uso personal de las donaciones recibidas para sus organizaciones políticas. Navalni ganó notoriedad con un blog en el que denunciaba la corrupción y antes de ser encarcelado movilizó varias protestas en toda Rusia.

En el 2018 intentó presentarse como candidato a la presidencia pero fue impedido de concurrir en la elección en la que Putin aseguró un cuarto mandato. Los abogados del oponente indicaron inmediatamente que presentarían un recurso contra la sentencia.

Alexéi Navalni compareció por videoconferencia desde la prisión de Pokrov, a 100 kilómetros de Moscú, donde cumplía su primera condena. Detrás de los barrotes de la celda donde está recluido escuchó el veredicto con atención y con una mirada triste.

El opositor, al que se le dio la palabra antes del cierre de los alegatos, no tuvo pelos en la lengua, a pesar de varios llamados al orden del tribunal. “Desprecio su tribunal, su sistema”, dijo, y estimó que el juicio no tenía “sentido”. “Por supuesto que no quiero estar en una celda”, indicó.

“Preferiría ver crecer a mis hijos. Pero llamo a la gente a no tener miedo, tener miedo es un crimen contra nuestro futuro”, continuó. “Son justamente ustedes, su sistema y Putin los que traicionan al pueblo ruso”, añadió. Asimismo volvió a denunciar la ofensiva militar rusa en Ucrania, que dijo está basada en una “mentira”. Pero “su tiempo se terminará e irán a quemarse en el infierno”, concluyó.

Alexéi Navalni fue detenido en enero del 2021 a su regreso de Berlín, donde había pasado varios meses en convalecencia después de haber sido envenenado, un acto del que considera responsable al presidente ruso Vladímir Putin. Este último lo niega categóricamente y no se ha abierto ninguna investigación sobre el caso. Su arresto marcó el inicio de una represión masiva de todos los grupos anti-Kremlin y medios de comunicación independientes en Rusia.

La represión se agudizó desde el 24 de febrero y la decisión de Putin de lanzar una ofensiva militar contra Ucrania. Las autoridades rusas reforzaron su arsenal jurídico para controlar la comunicación sobre el conflicto, con penas de hasta 15 años de cárcel contra quienes difundan “noticias falsas” sobre el ejército ruso.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.