Política

Jair Bolsonaro se presenta como defensor de la protección medioambiental

Gobierno del brasileño fue criticado en múltiples foros por la deforestación de la Amazonía y una política que carece de la suficiente protección medioambiental

Los Ángeles. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, presentó este viernes a su país como una nación que debe “servir de ejemplo” en la defensa de los bosques y resaltó el papel que tiene para garantizar la seguridad alimentaria global, ya que, aseguró, su país “alimenta a mil millones de personas”.

”Sin nuestro negocio agrícola parte del mundo pasaría hambre”, afirmó Bolsonaro al dirigirse a los participantes de la Cumbre de las Américas, que se cierra este viernes en Los Ángeles después de dos días de debates.

Bolsonaro, cuyo Gobierno fue criticado en múltiples foros por la deforestación de la Amazonía y una política que carece de la suficiente protección medioambiental, utilizó su tiempo para destacar las medidas adoptadas por su gestión y rechazar las críticas que recibe tanto de otros países como de organizaciones no gubernamentales.

Entre los datos que ofreció, Bolsonaro aseguró que Brasil preserva el 66 % de su vegetación nativa y usa “apenas” el 27 % de su territorio para el sector agropecuario, “como una potencia agrícola sustentable”.

”No necesitamos de la región amazónica para expandir nuestro negocio agrícola”, insistió Bolsonaro. “Solamente en el bioma amazónico el 84 % de su foresta está intacta, conteniendo la mayor biodiversidad del Planeta”, añadió. Recalcó que los desafíos de Brasil son “proporcionales” a su tamaño y afirmó: “Nuestro código forestal debe servir de ejemplo para otros países”.

En línea con esas políticas medioambientales, Bolsonaro, que en octubre próximo buscará su reelección, explicó que a pesar del tamaño de Brasil y de sus 213 millones de habitantes, el país genera menos del 3% del carbono del Planeta, siendo la décima economía mundial.

Además, destacó que el año pasado Brasil consiguió un récord de generación de energía eólica, al aportar 21 gigawatios, que se unieron a los 14 gigawatios de la energía solar. “El 85% de la energía de Brasil —insistió— viene de fuentes renovables”.

En su discurso, de diez minutos y desde un podio en el que están interviniendo los distintos participantes de la Cumbre de las Américas, en lugar de la mesa que suele ser el escenario normal para este tipo de encuentros, el mandatario habló sobre la cita que mantuvo el jueves con su colega estadounidense, Joe Biden.

Esa reunión, que calificó de “simplemente fantástica”, sirvió para que ambos países pudieran hablar para “resolver ciertos problemas que son totalmente de responsabilidad de cada país”. “Juntos podremos buscar alternativas para poner fin a esos conflictos”, que no detalló, aunque el tema medioambiental siempre está entre los temas que más enfrenta a Washington con Brasilia.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.