AFP. 23 enero
Los líderes mundiales posan para una foto familiar durante el Foro Mundial del Holocausto, en Jerusalén, el jueves 23 de enero del 2020. Foto: AP
Los líderes mundiales posan para una foto familiar durante el Foro Mundial del Holocausto, en Jerusalén, el jueves 23 de enero del 2020. Foto: AP

Jerusalén. Israel y Estados Unidos llamaron este jueves a numerosos líderes mundiales a emprender acciones contra Irán, al conmemorar el 75.° aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, comparando la amenaza iraní con la que fuera entonces la de la Alemania nazi.

"No puede haber otro Holocausto", afirmó el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, este jueves en Jerusalén dirigiéndose a más de 40 presidentes y jefes de gobierno, señalando a los que denominó "tiranos de Teherán".

En su alocución lamentó que "aún tengamos que mantener una postura unificada y enérgica contra el régimen más antisemita del planeta, régimen que busca claramente desarrollar armas nucleares para aniquilar al único Estado judío".

En términos similares, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, instó a la comunidad internacional a "mantenerse firme" contra Irán, señalándolo como el único país donde la negación del Holocausto es una "política de Estado".

No obstante, el presidente francés, Emmanuel Macron, refutó este paralelismo y afirmó durante la reunión –sin mencionar a Irán, Israel o Estados Unidos–, que “nadie tiene derecho a invocar (a las víctimas de los nazis) para justificar las divisiones o los odios contemporáneos”.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, propuso una cumbre de los líderes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para "defender la paz" en la actual inestabilidad global.

Teherán niega que esté intentando desarrollar el arma nuclear y las acusaciones de antisemitismo, insistiendo en que si bien es cierto que se opone al Estado judío y apoya la causa palestina, no tiene ningún problema respecto al pueblo judío.

Los líderes mundiales se encontraron en el centro conmemorativo del Holocausto Yad Vashem, en el marco de la mayor cumbre diplomática internacional hasta ahora celebrada en Israel, para recordar la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, donde murieron 1,1 millones de personas, en su mayoría judíos.

‘Defender el futuro judío’

A pesar de que el encuentro estaba focalizado en el Holocausto y su legado, el eje se trasladó a la geopolítica actual, destacando el auge del antisemitismo, en momentos de crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Netanyahu indicó que la principal lección que se desprende del Holocausto es que "Israel hará todo lo necesario para defender a nuesto Estado, a nuestro pueblo y al futuro judío".

Los líderes mundiales posan para una foto familiar durante el Foro Mundial del Holocausto, en Jerusalén, el jueves 23 de enero del 2020. Foto: AP
Los líderes mundiales posan para una foto familiar durante el Foro Mundial del Holocausto, en Jerusalén, el jueves 23 de enero del 2020. Foto: AP

Añadiendo: "llamo a todos los gobiernos a que se unan a los esfuerzos para enfrentar a Irán".

Israel se opuso con ferocidad al acuerdo del 2015 entre Irán y las potencias mundiales sobre su programa nuclear y Netanyahu aplaudió cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, se retiró del acuerdo unilateralmente en el 2018.

‘Mantenerse unidos’

Otro tema clave en los discursos de este jueves fue el resurgimiento del antisemitismo en Europa y América del Norte.

"Esta reunión es histórica, no solamente para Israel y el pueblo judío, sino para toda la humanidad", destacó el presidente israelí, Reuven Rivlin, e instó al mundo a "mantenerse unido en la lucha contra el racismo, el antisemitismo y los extremismos".

Por su parte, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, advirtió que los espíritus del mal, racistas y antisemitas, "están emergiendo con nueva forma".

Steimeier dijo en el encuentro que se prosternó "con profunda tristeza" en memoria del "asesinato en masa de seis millones de judíos, el peor crimen en la historia de la Humanidad (...) cometido por mis compatriotas".

Un centenar de sobrevivientes del Holocausto estuvieron en la reunión, en la que rezaron por los muertos y encendieron una antorcha conmemorativa.

Entre éstos se encontraba Yona Amit, de 81 años, quien de niña pasó la guerra ocultándose de los nazis, perdiendo a miembros de su familia, incluido un primo.

"Intercambié unos zapatos con él jugando", poco antes de que fuera capturado, rememoró. "Fueron enviados de inmediato a Auschwitz (...) directamente a la cámara de gas", confesó a la AFP.

Las ceremonias continuarán el lunes en Polonia, en el campo de Auschwitz, liberado por el Ejército Rojo soviético el 27 de enero de 1945.